Enrique Peña Nieto y Donald Trump en la cumbre del G-20 (Reuters)
Enrique Peña Nieto y Donald Trump en la cumbre del G-20 (Reuters)

México criticó al gobierno del presidente estadounidense Donald Trump al condenar su "cruel e inhumana" ley de 'tolerancia cero' que está separando a miles de niños de sus padres inmigrantes tras cruzar la frontera estadounidense sin documentos, indicó el canciller mexicano este martes.

"Quiero a nombre del gobierno y del pueblo de México expresar nuestra más categórica y enérgica condena a una política cruel e inhumana", dijo el canciller Luis Videgaray, en conferencia de prensa en Ciudad de México.

La política anti inmigratoria de Estados Unidos ha despertado reacciones también en El Salvador, Honduras y Guatemala. "Conlleva a una violación de los derechos humanos, así como a un aumento de las vulnerabilidad de niñas, niños y adolescentes", dijo el gobierno salvadoreño en un comunicado, mientras que el presidente hondureño Juan Orlando Hernández aseguró que planteó el asunto el lunes durante una reunión con el secretario de Estado, Mike Pompeo, en Washington. Según expresó, esta política viola el principio universal de los intereses de los menores.

Preocupado por cumplir su promesa de expulsar a los inmigrantes indocumentados, el gobierno de Trump anunció recientemente una política migratoria de "tolerancia cero": toda persona que ingrese clandestinamente será detenida y enfrentará cargos criminales. Y cuando se trata de familias, los niños serán separados de los padres.

"No podemos permanecer ni permaneceremos indiferentes" ante esta situación, recalcó Videgaray, al hacer "un llamado al gobierno de Estados Unidos, en el más alto nivel, para que reconsideren esta política y se dé prioridad al bienestar y derechos de niños y niñas con independencia de su nacionalidad y situación migratoria".

La frontera México-EEUU (Foto: Getty)
La frontera México-EEUU (Foto: Getty)

Trump reafirmó el lunes las controvertidas medidas contra familias inmigrantes a pesar del creciente escándalo que esto ha provocado.

"Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados. No lo será", dijo.

Según el mandatario, entre los inmigrantes que buscan entrar al país hay personas "que pueden ser asesinos y ladrones, y muchas cosas más". "Queremos un país seguro, y eso empieza en la frontera. Y así será", afirmó.

Trump desató la peor crisis en décadas con su vecino del sur al insistir en construir una nueva muralla -pagada por México- a lo largo de los más de 3.000 kilómetros de frontera que comparten, para evitar la llegada de indocumentados de México y Centroamérica que llegan a territorio estadounidense en busca de una vida mejor.

Un total de 1995 niños y menores de edad fueron separados de sus familias inmigrantes en apenas seis semanas en la frontera con México, informó este viernes una fuente del Departamento de Seguridad Interior estadounidense.

Entre el 19 de abril y el 31 de mayo de este año, esos niños y menores de edad fueron separados de unos 1.940 familiares adultos, quienes se encuentran arrestados en espera de un proceso por ingresar clandestinamente al país, dijo el vocero de la cartera a periodistas.

Con información de AFP y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: