Janelle Cruz fue la última víctima del Golden State Killer (Cortesía Michelle Cruz)
Janelle Cruz fue la última víctima del Golden State Killer (Cortesía Michelle Cruz)

Las últimas horas de vida de Janelle Cruz se convirtieron en uno de los casos más extraños de la larga lista de crímenes del Golden State Killer. En primer lugar porque fue el último, cometido el 5 de mayo de 1986. En segundo lugar porque fue la víctima más joven: tenía 18 años. Y en tercer lugar porque sucedió luego de una pausa de cinco años.

Fue una suerte de despedida para cerrar la carrera —12 asesinatos y 45 violaciones— del hombre al que se identificó tres décadas más tarde como Joseph James DeAngelo, un ex policía de 72 años, mediante la comparación de las muestras de ADN tomadas en las escenas de los crímenes con los perfiles genéticos que las personas hacen para conocer sobre su herencia en sitios como Ancestry y Genealogy.

Janelle Cruz tenía 18 años, iba a comenzar a estudiar y trabajaba (Cortesía Michelle Cruz)
Janelle Cruz tenía 18 años, iba a comenzar a estudiar y trabajaba (Cortesía Michelle Cruz)

La familia Cruz estaba de vacaciones aquella primavera, excepto por Janelle, de 18 años, quien estaba por comenzar su estudios universitarios y trabajaba como cajera en el restaurante Bullwinkle's Pizza, en Ivine, una localidad de California cercana a Los Angeles. Ahí había conocido al amigo que estuvo con ella en la casa hasta las 10:45 de la noche del 4 de mayo.

Estaban sentados en el dormitorio de la chica cuando escucharon el ruido de una puerta que se cerraba, podía ser la del garage o la de la cerca. Se asomaron —era la segunda vez que escuchaban ruidos desde que habían llegado a la casa— pero no vieron nada. El muchacho tenía que ir a su casa, o llegaría tarde. Se marchó.

Janelle Cruz con su hermana Michelle (Cortesía Michelle Cruz)
Janelle Cruz con su hermana Michelle (Cortesía Michelle Cruz)

Janelle salió a hacer una compra y a las 11:15 estacionó su Chevette por última vez. Un vecino escuchó el ruido del silenciador defectuoso de su automóvil, luego la puerta que se cerraba y por fin nada más.

A las 5 de la tarde del día siguiente, una agente inmobiliaria de Century 21 ingresó a la casa, ubicada en el número 13 de la calle Encina, para mostrarla a unos posibles compradores. Fue la persona que encontró el cadáver por el cual la fiscal Anne Marie Schubert imputó el 26 de abril a DeAngelo, entre otros delitos.

Janelle Cruz en una foto cercana a la fecha de su asesinato (Cortesía Michelle Cruz)
Janelle Cruz en una foto cercana a la fecha de su asesinato (Cortesía Michelle Cruz)

Aunque el acusado no habló sobre lo sucedido en las 18 horas entre que se fue el amigo de la muchacha y el hallazgo del cadáver, las pruebas que encontró la policía revelaron una violación brutal seguida de asesinato.

Había sangre en el suelo y los muebles de la cocina, donde se estima que Janelle descubrió a su victimario y ofreció resistencia, pero el hombre la golpeó en la parte trasera de la cabeza con una llave Stilson que faltó entre las herramientas de la casa.

La casa de 13 Encina en Irvine, Califordina, donde Janelle Cruz fue violada y asesinada (FBI)
La casa de 13 Encina en Irvine, Califordina, donde Janelle Cruz fue violada y asesinada (FBI)

Había sangre en el piso de madera cerca de la puerta: eso indica que la chica trató de escapar. La sangre en las persianas del dormitorio y sus alrededores señala que la adolescente recibió el segundo golpe brutal con la llave, en la frente, cuando ya yacía en la cama donde apareció su cuerpo echado en diagonal.

La agente inmobiliaria sólo vio que una sábana le cubría la cabeza y el cuello y el corpiño había sido arrastrado hasta su cintura. Cuando la policía revisó el cadáver, encontró que el asesino había golpeado toda la cara de la chica. La lesión grave estaba en el medio de la frente.

Una escena del crimen del Golden State Killer (FBI)
Una escena del crimen del Golden State Killer (FBI)

La policía halló fibras azules en el cuerpo de Cruz: el Golden State Killer solía desgarrar toallas para maniatar, amordazar y tapar la vista de sus víctimas. Las muñecas de la chica tenían abrasiones recientes, probablemente marcas de las ataduras. La toalla, al igual que el arma asesina, no aparecieron.

Luego de ese crimen, el Golden State Killer detuvo su serie de violaciones y homicidios. DeAngelo tuvo hijos y nietos, se convirtió en un vecino tranquilo de Citrus Heights, un anciano de mal carácter que cuidaba mucho el césped.

Joseph James DeAngelo fue identificado como el Golden State Killer por muestras de ADN. El 26 de abril se lo imputó por el crimen de Janelle Cruz
Joseph James DeAngelo fue identificado como el Golden State Killer por muestras de ADN. El 26 de abril se lo imputó por el crimen de Janelle Cruz

Su condición de policía pudo ayudarlo a cubrir sus pasos, y también para preparar los ataques. Se presume que había investigado, por ejemplo, que dos internaciones psiquiátricas hacían de Janelle Cruz una víctima vulnerable. En ese barrio seguro, además, nadie cerraba las puertas con llave, algo que probablemente pudo verificar al observar la propiedad, que estaba convenientemente ubicada en una calle sin salida.

"Destrozó nuestra familia", dijo Michelle Cruz, hermana de la víctima, sobre el asesino. Janelle fue enterrada en un vestido blanco. La madre, la hermana y el padrastro nunca volvieron a la casa: la vendieron directamente. El 26 de abril, cuando se formalizó la acusación contra DeAngelo, a casi 32 años de la violación y el homicidio de su hermana, tuiteó: "Janelle Lisa Cruz. Hermana, mejor amiga, asesinada por el Golden State Killer. Ahora puede descansar en paz".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: