A punto de cumplir 31 años, Aída Garifullina dará su su concierto más importante: el jueves 14 de junio, en el estadio Luzhniki, de Moscú, será una de las atracciones de la ceremonia inaugural de la Copa del Mundo, que se desarrollará por primera vez en su país natal.

Nacida en Kazan, la soprano, de voz cautivante y de belleza exótica, cantará junta al británico Robbie Williams. El delantero brasileño Ronaldo, dos veces ganador de la Copa del Mundo, también será parte del evento, que comenzará a las 12, hora argentina.

La ceremonia, que según los organizadores tendrá la música como corazón de la misma, será el prólogo del partido que abrirá la competencia, entre el local Rusia y Arabia Saudita, por el Grupo A.

Garifullina se hizo famosa por sus actuaciones en el renombrado Teatro Mariinski de San Petersburgo y trabaja actualmente en la Ópera Estatal de Viena.

"Nunca imaginé que formaría parte de esta enorme fiesta, el Mundial, y que ello acontecería en mi propio país", comentó Aída. Su madre dirigía un coro y comenzó a cantar a los tres años. A los 5 ya estaba sobre los escenarios.

Thanks to @robertvoltaire 👏👏👏📷😊 #LosAngeles #desert #2012

A post shared by Aida Garifullina (@aidagarifullina) on

Garifullina no representa el típico prototipo de la cantante de ópera. "Me gusta la moda y tengo amigos en la industria. Me encantaría convertirme en el rostro de una marca", confesó en una entrevista con el diario La Vanguardia. Luego de la ceremonia inaugural del Mundial, su imagen (y su voz) alcanzará niveles de conocimiento inimaginados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: