Caen las acciones de la Juventus en la Bolsa de Milán tras el escándalo de fraude en la compraventa de jugadores

El regulador financiero italiano, la fiscalía de Turín y la Federación Italiana de Fútbol han iniciado una investigación que podría tener serías consecuencias para el club. Las maniobras que habrían perpetrado los mandatarios bianconeri

De izquierda a derecha: el anterior director deportivo de Juventus, Fabio Paratici, ahora en el Tottenham, el vicepresidente y ex estrella, el checo Pavel Nedved, y el presidente del club, Andrea Agnelli, asisten a un entrenamiento del equipo (REUTERS/Jennifer Lorenzini)
De izquierda a derecha: el anterior director deportivo de Juventus, Fabio Paratici, ahora en el Tottenham, el vicepresidente y ex estrella, el checo Pavel Nedved, y el presidente del club, Andrea Agnelli, asisten a un entrenamiento del equipo (REUTERS/Jennifer Lorenzini)

El club de fútbol italiano Juventus cae este lunes más de un 6 % en la Bolsa de Milán, después de que las autoridades italianas abrieran una investigación contra el órgano directivo para esclarecer si se ha cometido fraude en la compraventa de jugadores.

A las 14.37 horas locales (13.37 GMT), sus acciones se desplomaban un 6,08 %, hasta los 0,4326 euros.

Los inversores se desprenden este lunes de sus títulos, después de que el viernes las autoridades italianas allanaran las oficinas del Juventus para recabar documentación relativa a las cuentas del periodo 2019-2021 y tratar de determinar si hubo fraude en la compraventa de jugadores.

Entre los investigados están el presidente del club, Andrea Agnelli, el vicepresidente y ex estrella, el checo Pavel Nedved, y el anterior director deportivo, Fabio Paratici, ahora en el Tottenham.

Andrea Agnelli, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/ROBERTO BREGANI
Andrea Agnelli, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/ROBERTO BREGANI

Según un comunicado publicado en la noche del viernes por la oficina del fiscal de Turín, la investigación se centra en los movimientos de jugadores en los tres últimos años y la manera en la que los resultados financieros fueron presentados entre 2019 y 2021.

Los mandatarios bianconeri son sospechosos de haber ofrecido falsas informaciones a los investigadores, y de haber hecho facturas por transacciones inexistentes, dijo la oficina del fiscal.

La Consob, el organismo de control de la bolsa italiana, también ha iniciado una investigación, algo que podría tener serías consecuencias para el club.

Bajo la lupa 282 millones de euros en plusvalías (ganancias de capital) vinculadas con la compraventa de jugadores que se consideran poco claras.

De este modo quedaron en el centro de la escena las cesiones o ventas de futbolistas y las prestaciones de algunos agentes que oficiaron de intermediarios.

Los investigadores están analizando 42 intercambios por parte del club, en gran parte relacionados con movimientos de atletas poco conocidos de sus reservas o equipos juveniles, pero que también incluyen algunos intercambios de alto perfil con dos de los equipos más grandes de Europa, Barcelona y Manchester City, que se han enfrentado a sus propios desafíos para cumplir con las reglas de control financiero.

Una de las operaciones que llamaron la atención fue el desembarco del brasileño Arthur a Italia a cambio de 72 millones de euros y el de Miralem Pjanic a Barcelona por unos 63 millones de la moneda europea, algo que incluso en ese momento pareció ser más un ejercicio contable que deportivo.

Miralem Pjanic con la camiseta del Barcelona, en la Liga de Campeones contra el Ferencvaros en el Puskas Arena, Budapest, Hungría, 2 de diciembre de 2020 (REUTERS/Bernadett Szabo)
Miralem Pjanic con la camiseta del Barcelona, en la Liga de Campeones contra el Ferencvaros en el Puskas Arena, Budapest, Hungría, 2 de diciembre de 2020 (REUTERS/Bernadett Szabo)

Bajo la lupa también se encuentra un canje entre Juventus y City de los defensores Danilo y João Cancelo, así como otro que permitió a ambos equipos registrar ganancias de 10 millones de euros por cambiar a dos delanteros adolescentes antes de que ninguno de los dos hubiera aparecido en el primer equipo.

Según lo expresado por los medios italianos, dentro de la investigación también aparece el contrato de Cristiano Ronaldo, quien pasó por el conjunto italiano y actualmente se desempeña en Manchester United. Una de las tareas durante el allanamiento fue buscar “documentos privados” relacionados con el contrato y salarios de CR7, además de un papel que “técnicamente no debe existir”. El delantero luso no es objeto de investigación.

El pasado mes la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) inició su propia investigación sobre una serie de fichajes controvertidos, la mayoría de ellos con la Juventus implicada. Los poderes del fiscal de fútbol se limitan a las sanciones deportivas, como la deducción de puntos y, en algunos casos, incluso la degradación.

Sin embargo, algunos propietarios de equipos en Italia han expresado su frustración porque las reglas a menudo se cambian o no se hacen cumplir para proteger a los clubes más exitosos.

El campeón de la temporada pasada, el Inter de Milán, se aseguró su primer título en 11 años a pesar de que durante meses no pudo cumplir con los pagos de los sueldos de sus jugadores. La Serie A, citando la pandemia de coronavirus, había relajado su regulación sobre el pago de salarios a mitad de temporada.

De hecho, las plusvalías se han vuelto especialmente valiosas durante la pandemia, en momentos en que los ingresos del club se han reducido debido al cierre de estadios, partidos cancelados y crisis económica. Esas mismas fuerzas han afectado el mercado de fichajes, lo que dificultó a los grandes clubes equilibrar sus balances para cumplir con las reglas.

La Juventus perdió unos 210 millones de euros (246 millones de dólares) en el ejercicio que se cerró en junio de este año. En el curso 2019/2020, el club turinés había perdido ya casi 90 millones de euros (105 millones de dólares).

Piden el descenso de categoría

En este contexto, la Asociación de Consumidores italiana (Codacons) pidió este lunes que Juventus se sancione con el descenso de categoría y que se le revoquen los títulos conquistados en el caso de que se confirmen las “durísimas acusaciones” por fraude fiscal y la emisión de facturas falsas en la compraventa de jugadores.

“Si el Juventus se hubiera beneficiado ilegalmente respecto a los clubes rivales con operaciones de ese tipo, entonces los últimos campeonatos serían irregulares y, de paso, la Federación deberá intervenir y sancionar a los responsables. El club, más allá que las personas, no puede escapar de los castigos”, dijo el presidente de Codacons, Marco Donzelli.

Vale recordar que esta no es la primera vez que la Juve se encuentra envuelto en este tipo de situaciones. El antecedente más resonante fue el denominado escándalo Calciopoli, el cual provocó su descenso a la serie B por haber creado un sistema de designación de árbitros que le fueran favorables durante los partidos clave del torneo italiano.

La prensa italiana estalló con el "Calciopoli"
La prensa italiana estalló con el "Calciopoli"

En este caso también se vieron involucrados otros equipos como Milan, Lazio, Fiorentina y Reggina. Los directivos de estos equipos también fueron sancionados y los clubes recibieron penalizaciones.

El Juventus ha entrado en los últimos dos años en un profundo proceso de involución y el comienzo de temporada deportiva ha sido muy negativo.

El equipo es octavo en la clasificación y está más cerca del descenso (11 puntos) que del liderato (14 puntos).

El año pasado entregó el cetro de campeón de Italia tras nueve títulos consecutivos y fue eliminado en los octavos de final de la Liga de Campeones en las últimas dos temporadas, ante el Lyon y el Oporto.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR