La tercera fecha del Calcio no fue una jornada más en el fútbol italiano. En uno de los partidos que más carecía de figuras y atracción se produjo el momento más emotivo que reflejó el sacrificio y compromiso de un plantel que se unió a la lucha de su entrenador contra la leucemia.

En el Stadio Mario Rigamonti el Brescia y el Bologna se vieron las caras con la misión de generar un gran espectáculo. Lo lograron con un 4 a 3 atrapante a favor de la visita. Pero más allá del resultado, las escenas más significativas y conmovedoras se dieron en el vestuario del equipo visitante cuando el marcador estaba 3 a 1 a favor del dueño de casa.

Alfredo Donnarumma, en dos ocasiones, y Andrea Cistana habían puesto en ventaja al Brescia, mientras que Mattia Bani había marcado el descuento para el Bologna. El resultado parecía impermeable y el triunfo local era una garantía para el elenco del norte de Italia.

Sin embargo, en el descanso se produjo lo impensado. Una computadora con buena conexión y una comunicación a la distancia motivó a un grupo que tenía la ilusión apagada. El entrenador del Bologna, Sinisa Mihajlovic, improvisó una arenga desde el hospital donde se encuentra internado en su lucha contra la leucemia. Sus palabras de aliento y motivación encendieron la llama de los jugadores que salieron al complemento con la misión de ganar.

Rodrigo Palacio encaminó la hazaña al festejar el 2-3 y Stefano Sabelli, en contra, concretó el empate. La remontada no frenó ahí, dado que a 10 minutos del cierre Riccardo Orsolini le puso cifras definitivas al duelo que concluyó 4 a 3 a favor del Bologna.

Si bien la Serie A recién comienza, el combinado de Mihajlovic sueña con ser uno de los protagonistas del campeonato y sus 7 unidades (de 9 en juego) son argumentos para alimentar la esperanza de la entidad de la región de Emilia-Romaña.

El líder del certamen es el Inter de Lautaro Martínez que marcha con puntaje ideal, pero su agenda aparenta ser más compleja por sus compromisos en la Champions League. Con humildad, sacrificio y compañerismo, el Bologna fue el principal protagonista con la historia de superación de su entrenador.

Más sobre este tema