El cabezazo a Pol Fernández que desató una gresca entre Boca y Corinthians: dos expulsados, dos amarillas y una demora de 8 minutos

El partido por Copa Libertadores arrastró las fricciones del partido de ida y tuvo su momento más tenso en el segundo tiempo

Polémica y agresiones acontecieron en el segundo tiempo del partido entre Boca Juniors y Corinthians por la quinta fecha del Grupo E de la Copa Libertadores que se diputó en La Bombonera. El colombiano Víctor Cantillo fue expulsado luego de un cabezazo a Pol Fernández y el elenco brasileño se quedó con diez, aunque su reacción fue una entre varias en una gresca en la que hubo varios involucrados.

Desde el inicio el choque ante los paulistas fue difícil para Boca Juniors, ya que empezó perdiendo con el tanto de Du Queiroz a los 16 minutos, pero consiguió las igualdad a los 42 con el gol de Darío Benedetto. En el complemento el equipo dirigido por Sebastián Battaglia fue por el triunfo para intentar quedar arriba en su zona.

El encuentro fue caliente y arrastró lo ocurrido en Brasil, donde hubo mucha pierna fuerte, fricciones y la furia del Pipa, que saltó a defender a Zeballos con enjundia. En la segunda mitad del encuentro de este martes, Boca se le fue encima al Corinthians y a los 65 minutos el arquero Cásio tiró la pelota afuera porque vio con una molestia a su compañero Fábio Santos. Aunque el arquero tuvo la clara intención en enfriar el partido y hacer tiempo. Su reacción enojó a los jugadores del Xeneize, que empezaron a discutir con sus rivales y llegaron los primeros empujones. El más enojado entre los locales fue Benedetto, que minutos antes había insultado a un rival por una falta que recibió.

A pesar de la fría noche porteña el clima se calentó ante la presencia de un auxiliar del Corinthians que también molestó a los jugadores de Boca. El tema no quedó ahí, más allá de que el árbitro Christian Ferreyra quiso tranquilizar la cuestión amonestando a los brasileños Gustavo Mantuan y Raul Gustavo, aunque debió aplicarle amarillas a más jugadores visitantes. Por el lado de Boca, la tarjeta las vieron el propio Benedetto y Pol Fernández, quien recibió un empujón y un cabezazo de Cantillo. Fernández que cayó al piso y el juez le sacó la roja al volante cafetero, que estuvo solo ocho minutos en el campo de juego.

Con un hombre de más Boca Juniors intentó llevarse los tres puntos, pero no pudo doblegar al elenco brasileño que cumplió objetivo y se llevó lo que vino a buscar a La Bombonera, que es el punto con el que quedó puntero en el Grupo E con 8 unidades, una más que Boca Juniors que ahora deberá asegurar su clasificación en la última fecha ante el Deportivo Cali, el jueves 26 de mayo, también en condición de local.

Se trató de un encuentro clave para el equipo dirigido por Sebastián Battaglia, que busca su clasificación a los octavos de final del certamen. A falta de una jornada, el elenco xeneize tiene chances de poder conseguir ese objetivo. Venía de ganarle al Always Ready en Bolivia. El elenco azul y oro vive una semana trascendental ya que el domingo estará jugando ante Tigre en Córdoba por la final de la Copa de la Liga.

SEGUIR LEYENDO