Checo Pérez también se salvó de la tragedia en Silverstone gracias al halo protector

Tras el grave accidente de Zhou en Gran Bretaña, pasó desapercibido el momento en el que el halo protector de Sergio lo salvó de un fuerte impacto por parte del ‘endplate’ que se desprendió del Ferrari de Leclerc

El endplate de Leclerc impactó con el halo protector de Checo Pérez y lo salvó de un posible golpe fatal (Video: Twitter/@DiegoAlonsoF1)

El Gran Premio de Gran Bretaña dejó un mar de de circunstancias qué analizar, pues además de la primera victoria de Carlos Sainz y el brutal accidente de Guanyu Zhou, los reflectores también se los llevó Checo Pérez con su espectacular remontada y junto a la exhibición de automovilismo que ofreció contra Lewis Hamilton y Charles Leclerc.

En medio de estos rubros destacados, poco se habló del grave peligro que corrió el propio Sergio cuando estaba en persecución de Leclerc, pues luego del ligero contacto que tuvieron y que dañó ambos autos, el endplate que se ubica en el alerón delantero de Ferrari se desprendió y salió expulsado a más de 300 kilómetros por hora.

Dicha pieza salió en dirección trasera, justo hacia el RB18 de Pérez, quien se encontraba a menos de un segundo de distancia respecto a su colega monegasco y que recibió el impacto de lleno para terminar de destrozar el fragmento.

La fortuna corrió del lado de Checo, pues el golpe lo absorbió por completo el halo protector de Red Bull y se salvó de una posible lesión si hubiera impactado con su casco, ya que a esa velocidad, cercanía y por el diseño de la pieza, se hubiera podido convertir en una pequeña cuchilla pesada.

Checo Pérez se salvó de la tragedia en Silverstone por el endplate que se desprendió del Ferrari de Charles Leclerc (Foto: F1TV)
Checo Pérez se salvó de la tragedia en Silverstone por el endplate que se desprendió del Ferrari de Charles Leclerc (Foto: F1TV)

Esta acción tuvo mayor relevancia debido a que el halo se consagró como el gran protagonista del fin de semana por el accidente del piloto chino Guanyu Zhou, a quien no le funcionó correctamente la protección del arco de seguridad en la parte superior del monoplaza y quedó resguardado únicamente por el halo.

Luego de que se volteara su monoplaza en el arranque del GP de Gran Bretaña, el arco antivuelco se desintegró conforme se arrastraba hasta la grava, por lo que lo único que lo salvó de contactar con el suelo fue el halo protector, implementado en los autos de Fórmula 1 desde la temporada 2018.

Junto al impacto del endplate de Ferrari con el bólido de Checo Pérez, el halo se ganó todavía más reconocimiento por parte de los equipos, pilotos y un gran acierto de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), pues en un principio se rechazaba la idea por la supuesta esencia de la categoría.

El halo protector salvó a Guanyu Zhou de la tragedia en el GP de Gran Bretaña (Foto: REUTERS/Molly Darlington)
El halo protector salvó a Guanyu Zhou de la tragedia en el GP de Gran Bretaña (Foto: REUTERS/Molly Darlington)

Como se puede apreciar en la imagen, el halo de Zhou fue el único elemento que lo protegió de contactar y arrastrar su cabeza por el asfalto, pues el arco antivuelco no cumplió con su principal función de evitar este tipo de contactos, algo que ya se encuentra bajo investigación.

Cabe recordar que el arco ha sido modificado en múltiples ocasiones para, además de proteger al piloto, obtener ganancias en el rendimiento, colocándolo principalmente como una toma de aire para refrigerar el motor.

En el caso del Alfa Romeo de Zhou, este arco utilizaba una toma de aire dividida en dos, a diferencia del grueso de la parrilla, quienes no la dividen con ninguna pieza externa, como se observa a continuación:

El arco antivuelco se ubica en la parte superior del monoplaza, a espaldas del piloto y en el caso de Alfa Romeo tiene la toma de aire dividida en dos.
Sobre ésta pieza se encuentra la cámara onboard y está implementado desde la década de los 80 (Foto: John David Mercer/REUTERS)
El arco antivuelco se ubica en la parte superior del monoplaza, a espaldas del piloto y en el caso de Alfa Romeo tiene la toma de aire dividida en dos. Sobre ésta pieza se encuentra la cámara onboard y está implementado desde la década de los 80 (Foto: John David Mercer/REUTERS)

De esta forma concluyó un fin de semana marcado por las nuevas normas de seguridad implementadas por la Fórmula 1 para salvaguardar la integridad de sus pilotos, las cuales ya han rendido frutos en más de una ocasión y con varios pilotos involucrados.

La siguiente fecha en el calendario será en el Gran Premio de Austria, territorio de Red Bull, y será apenas siete días después de la última carrera, pues las prácticas comenzarán este viernes 8 de julio y regresará la Sprint Race el sábado a las 9:00 de la mañana, en tiempo de la Ciudad de México. Finalmente la carrera comenzará el domingo 10 de julio a las 8:00 horas.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR