94 mil dólares en 116 botellas de champagne y fiesta en Las Vegas junto a una mujer que no es su esposa: el escándalo de una estrella del Manchester City

El delantero de 26 años, una de las máximas figuras del equipo de Pep Guardiola, disfruta de las vacaciones junto a sus amigos, pero volvió a ser noticia por un hecho extradeportivo

Gastó 94 mil dólares en 116 botellas de champagne, se mostró junto a amigos y mujeres en una piscina y se lo vio con una dama que es su esposa

Jack Grealish, una de las máximas figuras del Manchester City, fue filmado en Las Vegas, donde pasa sus vacaciones con amigos, luego de un breve paso el Beach Club’de Ibiza, donde celebró el título de la Premier League. Pero el nuevo escándalo que sacude a una de las estrellas que comanda Pep Guardiola se debe a que organizó varias fiestas cargadas de alcohol e incluso se lo vio acompañado con una mujer que no es su esposa.

El video de la fiesta con mujeres en una piscina repleta de latas de cervezas fue aportado por el periódico británico The Sun. Allí de lo puede ver a Grealish junto al futbolista del Liverpool, Andy Robertson. El medio informó que durante sus celebraciones llegó a gastar 94 mil dólares en 116 botellas de champagne y que durante el día en la pileta, se la pasó tirando un vino rosado de unos 3.700 dólares en la boca de sus amigos.

Luego de los festejos, el mismo medio fotografió el momento en el que un miembro de la seguridad de Grealish intercambia números telefónicos con un grupo de mujeres, quienes un tiempo después fueron vistas dirigiéndose hacia las suites donde se encontraba Jack y sus amigos.

La fiesta comenzó la noche anterior, donde estuvo en un vip de una discoteca de Las Vegas y se lo vio muy cercano a una mujer que no es Sasha Attwood, su esposa. Según informaron, el delantero de 26 años estuvo sonriente junto a la señorita hasta la madrugada y luego, con el inglés en total estado de ebriedad, se retiraron juntos del lugar en un autobús que el futbolista había rentado.

Sasha Attwood, esposa de Grealish
Sasha Attwood, esposa de Grealish

“Grealish es tan atractivo que un grupo de mujeres jóvenes y atractivas en bikini estaban dando vueltas con la esperanza de conocer a su ídolo. Pronto se dirigieron hacia las suites”, apuntó el medio británico The Sun.

No es la primera vez que Grealish queda involucrado en un escándalo de este tipo, por estar junto a otras mujeres. El último conocido fue cuando la influencer Chloé Brockett aseguró que habían tenido un romance en sus vacaciones en Mykonos. Además, al jugador del Manchester City se lo relacionó con la actriz Emily Atack y Amber Gill, reconocida conductora del programa ‘Love Island’.

“Soy el jugador británico más caro, pero también soy el Jack de Solihull que conocen mis amigos y mi familia. Sé que la gente decía la semana pasada que estaba haciendo ‘demasiado’, pero acabo de ganar la Premier League. Es un sueño hecho realidad. ¿Por qué no puedo irme de vacaciones?”, sostuvo poco tiempo atrás frente a las críticas por sus excentricidades.

Declan Rice, mediocampista del West Ham e integrante de la selección inglesa, también eligió la “Ciudad del Pecado” para pasar sus vacaciones, donde fue visto junto a un grupo de mujeres. “Declan parecía estar en el cielo pero se comportó como un caballero”, expresó un testigo al diario The Sun.

Vale recordar que Phil Foden, otra de las estrellas del Manchester City de Pep Guardiola, protagonizó un escándalo con Mason Grenwood cuando hicieron ingresar al hotel donde se concentraba la selección inglesa a dos mujeres.

Sin embargo, en redes sociales cuestionaron y mucho la actitud de Jack Grealish, quien no tuvo una buena temporada. Vale recordar que el Manchester City pagó cerca de 125 millones de dólares, siendo la compra más cara de su historia.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR