Cómo Eddy Reynoso pasó de ser inmigrante a convertirse en el mejor entrenador de box en el mundo

El manager de Saúl Álvarez tuvo que pasar por momentos complicados antes de consagrarse en el mundo del boxeo

Eddy Reynoso estuvo desde el comienzo con Saúl Álvarez (Foto: Instagram/@canelo)
Eddy Reynoso estuvo desde el comienzo con Saúl Álvarez (Foto: Instagram/@canelo)

Eddy Reynoso es el nombre detrás del éxito de Saúl Álvarez. Entrenador y boxeador han conformado a la dupla perfecta. Juntos han escalado a lo más alto en el boxeo mundial. Los resultados no dejan lugar a dudas: campeonatos del mundo en cuatro categorías diferentes y el quinto ya en marcha, con Ilunga Makabu en la mira.

Pero claro está que llegar hasta ahí no fue sencillo para ninguno de los dos. Eddy, hijo de José Chepo Reynoso, ha tenido que batallar para llegar hasta la cima de un deporte que en principio intentó practicar. Luego, cayó en cuenta de que sus conocimientos de los encordados podrían aplicarse de mejor forma a través de la enseñanza. Ese espíritu docente es el que le ha permitido compaginarse tan bien con el Canelo, a quien ha conducido desde sus comienzo en los cuadriláteros.

Reynoso, nacido en 1976, fue uno de los millones de mexicanos que han buscado una vida mejor cruzando la frontera que separa a México de Estados Unidos. Así lo contó el propio Eddy en su cuenta de Twitter.

“Me siento muy orgulloso como mexicano que en 1996 crucé de ilegal a Estados Unidos en busca del sueño americano. Fui detenido más de un mes. 24 años después, entró por la puerta y hasta fotos me piden los oficiales. Con trabajo y sacrificios todo se puede. Jamás dejes de soñar”, escribió el integrante del Canelo Team.
Eddy pasó por complicaciones antes de sobresalir en el boxeo. (Foto: Twitter/@CANELOTEAM)
Eddy pasó por complicaciones antes de sobresalir en el boxeo. (Foto: Twitter/@CANELOTEAM)

Después de su intento de vivir el “sueño americano”, Eddy se refugió en el boxeo junto a su padre. El destino los cruzó con un jovencito de destacadas cualidades que de inmediato llamó la atención. Se trataba de Saúl Álvarez, a quien Chepo apodó de manera cariñosa como Canelito. Desde su debut profesional, con apenas 15 años de edad, padre e hijo se hicieron cargo de la carrera del actual tetracampeón del mundo.

En un principio el entrenador principal era Chepo, pero en los últimos años ha delegado los reflectores a su hijo, Eddy Reynoso, que en 2019 fue nombrado por la Asociación de Escritores de Boxeo como el mejor entrenador del año en reconocimiento a la labor que ha hecho con la tutela de Saúl Álvarez.

El éxito del Canelo Team ha sido tal que incluso otros boxeadores, como Andy Ruíz, primer mexicano campeón de los pesos pesados, pidió integrarse al campamento de los Reynoso con la intención de mejorar su rendimiento y explotar al máximo las cualidades que lo llevaron a derrotar a Anthony Joshua. Eddy Reynoso incluso ha tenido influencia en el ámbito social. Fue así que el Senado de la República decidió premiarlo debido a su labor en el boxeo.

Andy Ruiz acudió en busca de mejoría al equipo de Reynoso. (Foto: Instagram / caneloteam)
Andy Ruiz acudió en busca de mejoría al equipo de Reynoso. (Foto: Instagram / caneloteam)

Junto a Canelo Álvarez, Eddy ha conseguido campeonatos del mundo en cuatro divisiones diferentes: superwélter, mediana, supermediana y semipesada. Con la reciente victoria ante Caleb Plant, el púgil tapatío logró unificar todos los campeonatos mundiales de los supermedianos: CMB, AMB, OMB y FIB. Las opiniones son divididas. Algunos consideran a Canelo como el mejor libra por libra del mundo; otros colocan a nombres como los de Oleksandr Usyk, Terence Crawford y Gervonta Davis.

El siguiente reto para la dupla Álvarez-Reynoso será hacerse del campeonato del mundo peso crucero (CMB), en poder del congolés Ilunga Makabu. En caso de conseguirlo, Canelo accedería a un sitio privilegiado que ningún boxeador azteca ha tocado: cinco títulos del mundo en cinco categorías diferentes. Y todo eso comenzó gracias a los irremediables sueños de un entrenador que no cedió ante ninguna adversidad.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR