Por qué Alberto Lati era “el conserje” de Eugenio Derbez en Televisa

El periodista goza de amplio respeto en el medio debido y durante muchos años fue el corresponsal de confianza de Javier Alarcón

Lati confesó que se sentía como si fuera el conserje de Derbez. (Fotos: @ederbez / IG - @latitudleti / IG)
Lati confesó que se sentía como si fuera el conserje de Derbez. (Fotos: @ederbez / IG - @latitudleti / IG)

Alberto Lati es reconocido por el público como uno de los periodistas más cultos y preparados de la industria deportiva. Cada dos años, en Copas del Mundo o Juegos Olímpicos, es normal verlo en el país del evento con su habitual despliegue narrativo. Es reportero, contador de historias y políglota.

Tan solo en los últimos Olímpicos, los de Tokio 2020, su calidad periodística llamó la atención incluso de aficionados extranjeros. Ya es normal verlo hablar cualesquiera de los doce idiomas que guarda en su repertorio. Sin embargo, esas estancias en los países sede de grandes eventos no necesariamente eran 100% disfrutables. Había muchos momentos de sufrimiento, tal como lo ha contado en su libro Latitudes: Crónica, Viaje y Balón.

El tiempo de anticipación con el que llegaba a las sedes le permitía a Lati sumergirse en la cultura y tradiciones del país de turno, para luego hacer reportajes que atrapaban al espectadores, que así podían viajar por medio de las piezas audiovisuales de Alberto. Sin embargo, ese conocimiento de los lugares también hacía que sus tareas aumentaran a un nivel exponencial entre sus compañeros.

Alberto Lati salió de Televisa en 2016. (Foto: @albertolati/Twitter)
Alberto Lati salió de Televisa en 2016. (Foto: @albertolati/Twitter)

Así lo confesó el propio Lati en entrevista con Antonio de Valdés para su canal de YouTube.

“Yo era dueño de cada ciudad y de mis tiempos. Pero llegado el evento parecía el conserje de Eugenio Derbez, del Compayito, de los comentaristas y hasta de López Dóriga”, se sinceró el periodista sobre la cantidad de labores con las que tenía que cumplir en espacio de un mes (mundiales) o de dos semanas (Olímpicos).

El actual comentarista de Fox Sports mencionó que en esos eventos era el tipo al que todos recurrían cada vez que surgía alguna necesidad de producción o movilidad. “Porque todos me preguntaban todo. Pedían consejos para todo en la ciudad. En Atenas tenía yo que rentar motocicletas para todos. En Sudáfrica tramitaba permisos para meter animales al estudio. En Beijing iba a ver los espectáculos para contratarlos para el programa”.

Además, Alberto Lati habló sobre la importancia que le daban a su trabajo una vez que la justa había comenzado. A su parecer, lo demeritaban en comparación con la relevancia que tenía en los meses (o años) previos. “Mi problema principal era que mi rol durante cada evento nunca quedó claro. Yo entraba en crisis porque pasaba de ser el más importante durante año y medio previo a ser un nadie”.

Alberto Lati y sus reportajes gozan de una gran reputación. (Foto: @albertolati/Twitter)
Alberto Lati y sus reportajes gozan de una gran reputación. (Foto: @albertolati/Twitter)

Con el evento en marcha, lo más normal era que sus actividades se dividieran y que ni él mismo tuviera un panorama claro de qué era exactamente lo que tenía que hacer. “Me querían poner a presentar el análisis arbitral y yo no estaba para eso. Esas crisis las tuve todo el tiempo en Televisa y nunca se resolvieron a cabalidad”.

Lati salió de la empresa de Chapultepec en 2016. Unos meses después de su sonada partida arribó a Fox Sports. De inmediato se alistó para la cobertura de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Luego, rumbo a Rusia 2018, también hizo diversos reportajes desde el país europeo con varios meses de anticipación, aunque ya no se quedó a vivir por un periodo extenso en tierras mundialistas.

Su faceta como corresponsal se ha complementado en los últimos años con la de escritor. Además de Latitudes, el periodista publicó su novela Aquí Borya y dos libros especiales con las historias de los mejores futbolistas y atletas olímpicos de todos los tiempos.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR