De brillar en el Mundial Sub-17 a ser el goleador del Santos: la historia de Kaio Jorge, la principal amenaza para Boca en la Copa Libertadores

Tiene 18 años, es oriundo de Recife, se formó en Vila Belmiro y sueña con alcanzar la gloria continental como Pelé y Neymar

Así juega Kaio Jorge, figura del Santos FC

Puede que Boca Juniors sea uno de los clubes de historia más fructífera en la Copa Libertadores, pero su rival de semifinales también posee un respetable pasado. El Santos ha ganado tres veces este trofeo, dos con Pelé (1962, 1963) y una con Neymar (2011). Alzarlo por cuarta vez le permitiría a los jugadores actuales sentarse en la mesa de estos astros, y ese es el sueño de Kaio Jorge, la joven figura del Peixe.

Este prometedor delantero de solamente 18 años es un producto de la famosa cantera de Vila Belmiro, de la que también surgieron figuras como Robinho, Paulo Henrique Ganso, Rodrygo o Gabigol. “En 2011 estaba viendo la Libertadores del Santos, viendo a Neymar por la televisión. Hoy puedo estar aquí, ayudando al equipo”, dijo el artillero tras derrotar a Gremio en lo cuartos de final.

Kaio Jorge es uno de los famosos Meninos da Vila, como se conoce a los jóvenes talentos que surgen en este club paulista desde los ‘50. Nació en Olinda, ciudad colonial vecina a Recife, en Pernambuco, y llegó a las filas de la entidad santista tras marcar una infinidad de goles en las pistas del fútbol sala. Jugaba en Náutico pero luego se fue al archirrival Sport porque el entrenador le pedía que hiciera menos regates.

Un pequeño Kaio Jorge fotografiándose con Robinho en Vila Belmiro (@kaiojorgeramos)
Un pequeño Kaio Jorge fotografiándose con Robinho en Vila Belmiro (@kaiojorgeramos)

Cuando expresó su deseo de jugar en un club grande, su papá Jorge Ramos y su madre Atenas Karina lo llevaron a probar al São Paulo FC. Allí avalaron su estadía pero querían que se mudara a Salvador de Bahía como parte de un convenio con el Vitória. Su familia rechazó la idea y llevó un DVD al Santos FC, donde ingresó en 2012 cuando solamente tenía 10 años.

“Las pruebas generalmente son de 5 días, pero él fue aprobado en el primero. El entrenador pidió que lo sacaran de la cancha por miedo a que se lesionara”, afirmó su padre en diálogo con Globo Esporte.

Ya era uno de los prospectos más interesantes de la cantera y había debutado en el primer equipo con 16 años, pero Kaio dio el salto definitivo al jugar el Mundial Sub-17 de 2019: hizo un gol en la final para que Brasil fuera campeón y fue galardonado con la Bota de Bronce por sus cinco dianas en el certamen.

Kaio Jorge fue Bota de Bronce y campeón con Brasil en el Mundial Sub-17 del 2019 (@kaiojorgeramos)
Kaio Jorge fue Bota de Bronce y campeón con Brasil en el Mundial Sub-17 del 2019 (@kaiojorgeramos)

Esta temporada se convirtió en pieza inamovible en el Santos FC de Cuca –un DT que ya ganó la Libertadores con Atlético Mineiro (2013)– y sigue firme en los procesos de las selecciones juveniles de Brasil. Se ha consolidado como futbolista profesional y su rendimiento es superlativo, formando un temible tridente con Marinho y el venezolano Jeferson Soteldo. Ha marcado cinco goles en nueve partidos en la Libertadores.

Uno de esos tantos de Kaio Jorge abrió la goleada con la que Santos se metió en semifinales y fue la quinta anotación más rápida de la historia de la competición. “Desde el comienzo del juego estaba bien conectado, vi a Vanderlei (portero de Gremio) salido, di un toquecito hacia el lado y definí”, explicó.

Kaio Jorge ha marcado cinco goles en nueve partidos en esta Copa Libertadores (Foto: REUTERS)
Kaio Jorge ha marcado cinco goles en nueve partidos en esta Copa Libertadores (Foto: REUTERS)

Si bien el sendero que Pelé y Neymar tienen en el Santos es difícil de igualar, Kaio Jorge está haciendo méritos para entrar en el lote de las glorias del club. Lógicamente que sus goles están en el radar de los grandes clubes de Europa y difícilmente pase toda su carrera en el mismo equipo como lo hizo O Rei, pero el joven artillero sabe que es una amenaza para Boca Juniors y su sueño de ser campeón de América está latente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: