Ganó en 22 segundos con el nocaut más brutal e inusual de la UFC y luego consoló con un abrazo a la esposa de su rival

Jordan Leavitt se llevó todas las miradas en el UFC Vegas 16, luego de una finalización que quedará entre las mejores del año y un gesto poco habitual

En uno de los eventos más importantes del año en la artes marciales mixtas (MMA), el gran protagonista fue Jordan Leavitt. Este joven estadounidense de 25 años se llevó todas las miradas en la velada desarrollada en el Apex de Nevada de Las Vegas, en el marco del UFC Vegas 16, por una espectacular finalización y un noble gesto

Leavitt, quien en agosto se ganó su contrato en la empresa líder de las MMA a través de una victoria en el Dana White’s Contender Series, se llevó todas las miradas por su rápido e inusual KO ante Matt Wiman, de 37 años.

The Monkey King, como apodan a Leavitt, levantó a su oponente y lo tiró con mucha potencia contra la lona. A su vez, además de caer con todo el peso de su cuerpo sobre él, le pegó con el codo en su mentón y eso ayudó a Wiman quede totalmente inconsciente en el octágono.

Jordan Leavitt celebró su victoria bailando y pidió perdón a la esposa de su rival por el KO (@UFCNews)
Jordan Leavitt celebró su victoria bailando y pidió perdón a la esposa de su rival por el KO (@UFCNews)

Fue sin lugar a dudas el nocaut de la noche, aunque también compite dentro de las finalizaciones más destacadas del año. Además, al acabar con su rival en solamente 22 segundos, Jordan Leavitt hizo la finalización más rápida de un debutante de peso ligero en la historia de la UFC. El récord pertenecía a Kevin Croom que hizo una sumisión en 31 segundos este mismo año.

Después de dejar a Wiman tendido sobre la jaula por varios minutos y de bailar en su celebración, Leavitt pidió permiso para acercarse a la esposa de su rival. En las imágenes se ve que fue a darle una abrazo a una mujer fuera de la jaula e informaron que era la pareja de su oponente.

“Estoy muy contento por esto. Es mi primer nocaut, pero es a lo que vengo. Así es este deporte y hay que estar preparados para todo. Espero se recupere de la mejor manera. Es un gran peleador y por eso estaba hoy aquí conmigo. Supe manejar la pelea y desde el primer segundo quise terminarla. Por eso, tuvieron que pasar 22 segundos para poder cerrar con la historia”, dijo Leavitt.

Con este triunfo, su primero en la élite de las artes marciales mixtas, Jordan Leavitt lleva ocho peleas invicto. Al ser consultado sobre el baile al estilo ‘Dirty Dancing’ que realizó con uno de sus entrenadores, el ganador se lo tomó a broma: “Lo probamos unas cuantas veces, hubo algunas fallas, cuellos casi fracturados.”

MÁS SOBRE ESTE TEMA: