Alberto Salazar fue suspendido cuatro años por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) por violar reglas antidopaje (ZUMAPRESS.com)
Alberto Salazar fue suspendido cuatro años por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) por violar reglas antidopaje (ZUMAPRESS.com)

Tras conocerse la suspensión del entrenador estadounidense Alberto Salazar por parte de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), ahora el foco recae también sobre Nike, la marca deportiva que financia al grupo de atletas de élite que se preparaban bajo las órdenes del entrenador de origen cubano de 61 años. La decisión de las autoridades antidopaje revelan que Mark Parker, presidente de la compañía, estaba al tanto de los experimentos de Salazar con un gel de testosterona.

Nike respaldó a Salazar con un comunicado en el que aseguró que “la decisión no tiene nada que ver con la administración de sustancias prohibidas a un atleta del Oregon Project”, a la que vez que reafirmó su rechazo a “la utilizacion de sustancias prohibidas, sean las que sean”.

Pero el director ejecutivo Mark Parker, quien ha superado múltiples controversias en los últimos años, como denuncias de una cultura tóxica de acoso dentro de la compañía de calzado o repudio por las sanciones financieras a las atletas que quedaban embarazadas, ha quedado envuelto junto a otros ejecutivos en este escándalo de doping. Según los correos electrónicos a los que tuvo acceso la USADA, ellos fueron informados en varias ocasiones entre 2009 y 2011 sobre experimentos médicos con drogas para mejorar el rendimiento deportivo sin ser detectadas.

El informe de la USADA muestra cómo Parker mostró un gran interés en algunos de los experimentos que involucraban a un grupo de corredores de élite en el Proyecto Nike Oregon, un grupo de entrenamiento de muy alto nivel en Estados Unidos financiado por la marca deportiva.

Mark Parker, CEO de Nike, ha quedado salpicado en el escándalo de dopaje del entrenador Alberto Salazar.
Mark Parker, CEO de Nike, ha quedado salpicado en el escándalo de dopaje del entrenador Alberto Salazar.

Por ejemplo, según informa The New York Times, hubo un intercambio de correos electrónicos en julio de 2009 entre el endocrinólogo Jeffrey Brown (también suspendido por cuatro años) y Parker donde se actualizaban resultados de un experimento con testosterona, una sustancia prohibida. Estos e-mails detallan que Salazar tomó una muestra de orina previa a cada uno de sus dos hijos adultos, que no son atletas profesionales, para determinar sus niveles de testosterona. Luego los hizo correr en una cinta ubicada en una cámara ambiental en los laboratorios de Nike y se los frotó con una testosterona llamada AndroGel en sus espaldas. Y finalmente le tomaron nuevamente muestras de orina para ver el impacto.

Brown le escribió a Parker con detalles del procedimiento y el CEO de Nike le respondió escribiendo que “será interesante determinar la cantidad mínima de hormona masculina requerida para crear una prueba positiva”.

Mark Parker también habría participado en una serie de experimentos realizados con L-carnitina, una sustancia que ayuda al cuerpo a convertir la grasa en energía pero para que sea efectiva la sustancia debe usarse a niveles que superan los límites de los reglamentos antidopaje. Alberto Salazar y Jeffrey Brown, ambos suspendidos por cuatro años, estaban realizando experimentos con su científico jefe, Steve Magness, dándole dosis ilícitas de L-carnitina para ver cómo respondería su cuerpo e informando los resultados al alto ejecutivo de Nike.

Mientras tanto, este martes las acciones de la compañía cayeron 1.75% a $ 92.28. La mayoría de los analistas de Wall Street parecían ignorar el informe de la USADA o cualquier posible repercusión para Parker. Y a futuro también hay preocupación porque el próximo Mundial de Atletismo, a disputarse en 2021, será en Eugene (Oregon, Estados Unidos). Justamente la casa de Nike.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: