El Veracruz posee la racha de más partidos sin conocer la victoria con 35 (Foto: Twitter)
El Veracruz posee la racha de más partidos sin conocer la victoria con 35 (Foto: Twitter)

Los Tiburones Rojos del Veracruz acumulan 35 partidos sin conocer la victoria, una cifra con la que rompieron la marca de 32 del Derby County, entre las ligas más importantes del mundo. Pero esta mala racha deportiva es solo una consecuencia de una profunda crisis administrativa provocada por la directiva del equipo, encabezada por el empresario Fidel Kuri.

La temporada pasada, el equipo escualo descendió al Ascenso MX -como le llaman en México a la segunda división-, pero pagaron 120 millones de pesos para poder mantenerse en primera, al ser una opción estipulada en el reglamento de la Federación Mexicana de Fútbol, en busca de incrementar su número de equipos a 20 en la máxima categoría

Pero la falta de pago del salario a sus jugadores, así como escándalos de corrupción y hasta de abuso sexual de menores dentro del equipo del puerto veracruzano, tienen al club al borde del abismo, pues se mantiene en el fondo de las tablas general y porcentual, y bajo la lupa de la Femexfut, que se encontraría estudiando la posibilidad de desafiliar a esa franquicia.

Los escualos son últimos en la tabla general y de descenso (Foto: CUARTOSCURO)
Los escualos son últimos en la tabla general y de descenso (Foto: CUARTOSCURO)

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, apaciguó las aguas y descartó que exista un proceso para desafiliar al equipo de Veracruz, luego de los problemas económicos que presenta al incumplir pagos con los integrantes de su plantel.

"No hay ningún tema (sobre una desafiliación), somos 19 clubes, estamos participando los 19 y así seguiremos, sacando cada club lo mejor que tenga para darle grandes satisfacciones a nuestros aficionados", aseguró Bonilla en conferencia de prensa.

El dirigente mencionó que todos los futbolistas en México, en este caso los del cuadro escualo, pueden acudir a él para hablar sobre cualquier tema. Como es el caso de los adeudos.

El propietario de los Tiburones Rojos, Fidel Kuri Grajales forma parte del PRI (Foto: CUARTOSCURO)
El propietario de los Tiburones Rojos, Fidel Kuri Grajales forma parte del PRI (Foto: CUARTOSCURO)

"Los jugadores saben que mi puerta está abierta, mi teléfono está abierto, y cualquier tema que tenga que tratarse a nivel jugadores administración, saben cuál es el camino y está la puerta abierta y así seguirá siendo", insistió.

Fidel Kuri Grajales admitió hace unos días que no tenía dinero para solventar las deudas con sus jugadores. Argumentó no tener el respaldo económico del gobierno y que todos los gastos del equipo debían salir de su propio bolsillo, situación que le complicaba todavía más.

Durante el periodo electoral de 2018, Kuri amenazó con llevarse al equipo a otra plaza en caso de que no ganara el candidato José Yunes Zorrilla, quien pertenecía al Partido Revolucionario Institucional (PRI), mismo del que también formó parte el directivo de Tiburones Rojos.

Los futbolistas siguen entrenando y jugando en espera de percibir su salario a la brevedad (Foto: Twitter)
Los futbolistas siguen entrenando y jugando en espera de percibir su salario a la brevedad (Foto: Twitter)

Finalmente, Cuitláhuac García Jiménez del izquierdista partido de Morena, resultó ganador. Kuri Grajales no cumplió con su amenaza, pero ahora exige apoyo económico gubernamental atentando contra el salario de sus futbolistas.

Empero, a pesar de las amenazas, la Federación decidió aceptar el pago correspondiente para que Veracruz se mantuviera en la Liga MX, sin importar si tenía un respaldo financiero. En México, el apoyo económico a los clubes por parte de los gobiernos es una práctica común.

En caso de que la Federación decida proceder, una de las soluciones es congelar la franquicia de los Tiburones en cuanto termine el presente torneo, tal y como hace unos años sucedió con las franquicias de Querétaro e Irapuato en 2004. La otra opción es que la Femexfut y la Liga MX administren el equipo. 

El fútbol mexicano y sus irregularidades son exhibidos en esta disputa económica entre el club Veracruz y el gobierno estatal (Foto: CUARTOSCURO)
El fútbol mexicano y sus irregularidades son exhibidos en esta disputa económica entre el club Veracruz y el gobierno estatal (Foto: CUARTOSCURO)

El Reglamento General de la Liga MX, en su artículo 65, establece que un club puede ser desafiliado si no cumple con sus obligaciones financieras, tal y como está sucediendo con los Tiburones. Pero antes, esta posibilidad deberá ser analizada por la Asamblea. 

Veracruz sigue hundido en el sótano de la tabla de cocientes, que define el descenso en México. Aunque en el estreno del técnico Enrique López Zarza empató con Cruz Azul para sumar una unidad en la pasada fecha nueve del Torneo Apertura 2019 de la Liga MX, el club no logra dejar la última posición.

Los escualos iniciaron en cero su porcentaje tras pagar por su permanencia, pero apenas cosechan dos puntos en ocho partidos disputados. Lo complejo de Tiburones Rojos es que ni siquiera ha podido cortar la racha negativa que acarrea desde el año pasado, pues tiene 35 partidos en fila sin ganar en la Liga MX.