Hizo el nocaut por sumisión más rápido de la historia del Bellator pero abrió un debate en el mundo de las MMA

Una gran polémica se ha desatado en el mundo de las artes marciales mixtas (MMA) tras la victoria del peleador israelí Aviv Gozali sobre Eduard Muravitskiy en las preliminares de Bellator 225. Este joven de 18 años fue el autor del triunfo por sumisión más rápido de la historia de esta firma al acabar con su oponente en 11 segundos, pero su actitud ha generado un gran debate.

Gozali obtuvo su tercer triunfo como profesional en el Webster Bank Arena de Bridgeport (Connecticut) al atacar sin titubeos a Muravitskiy. Tras la orden de inicio del árbitro, salió disparado a atrapar la pierna de su rival y luego liquidó el pleito con una sumisión conocida como 'Heel hook' (una palanca que genera una torsión en tobillo y rodilla).

Esta acción, que significó la octava derrota del peleador bielorruso al hilo, desató un debate por la actitud de Gozali de saltearse el saludo inicial de chocar los guantes, que no es reglamentario ni mucho menos, pero suele ser un gesto muy tradicional en el arranque de cada combate. El peleador israelí vio claramente que su rival iba a saludarlo pero decidió atacar de forma sorpresiva.

El peleador israelí Aviv Gozali acabó en 11 segundos con Eduard Muravitskiy
El peleador israelí Aviv Gozali acabó en 11 segundos con Eduard Muravitskiy

Muchos usuarios de las redes sociales cuestionaron la actitud del joven apodado 'The King' (El rey), quien tuvo su primer combate profesional en noviembre del año pasado y que empieza a escalar peldaños en la empresa de segundo orden por detrás de UFC.

Además también se generó discusión porque el evento ofreció 14 peleas e, increíblemente, todas terminaron de forma prematura (7 sumisiones y 7 nocauts). Las críticas principalmente recayeron en el emparejamiento de los peleadores, lo que privó a los fanáticos de ver peleas con más desarrollo.

No hay dudas de que el movimiento de Gozali estaba ensayado y su plan era obtener la victoria lo más rápido posible, lo que explica por qué ignoró el gesto de tocar el guante de su rival. "Entrené este movimiento durante un año. Quería hacer esto en mi primera pelea, y también en la segunda, pero no me sentía cómodo para hacerlo. Ahora sí, y lo hice", comentó el polémico ganador.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Le quiso quitar su celular a un campeón de Muay Thai y terminó en el hospital con una fractura de cráneo

Protagonizó el mejor nocaut del fin de semana y es el nuevo campeón de los pesados de UFC

MAS NOTICIAS