El combate ante Yokozuna

Steve Austin, quien durante años fue conocido como el luchador Stone Cold de la WWE, brindó una entrevista a The Sun, que fue publicada este lunes y en la que hace un repaso de su carrera. Entre las decenas de historias que contó, se destacó un incómodo momento ocurrido ante la vista de millones de personas, pero del que solo él se percató.

El norteamericano recordó su histórico combate ante Yokozuna durante una gira por Sudáfrica en 1996, que quedó en la historia por el momento en el que al gigante se le rompieron las cuerdas del cuadrilátero y sufrió un accidente que lo hizo perder la batalla.

"Cuando me levantó y me abofeteó, pasaron cosas. Algo se me salió por abajo. Afortunadamente, tenía una malla negra", contó entre risas. "Estaba tirado allí sobre la lona y me defequé encima. Lo miré y le dije: 'Vayámonos a casa', que en el diccionario de la lucha libre significa 'terminemos el acto y vayámonos de aquí'", detalló.

Fue entonces cuando Yokozuna, quien pesaba más de 250 kilos en ese momento, se subió a una esquina, forzó la rotura de las cuerdas y cayó tendido para darle el triunfo a su rival. La ex estrella de la WWE contó lo que hizo apenas culminó la pelea: "Caminé hacia el vestuario y me di una  buena ducha".

El suceso había sido un rumor durante más de veinte años, hasta que finalmente Austin reveló que sí, efectivamente se había defecado encima. "Muchas veces cuando haces viajes internacionales y hay un cambio en la dieta, estas cosas pasan", aseguró, dejando entrever que esta no fue la única vez que ocurrió.

Steve Austin, de 54 años, es considerado uno de los mejores luchadores de la historia de la WWE y forma parte del Salón de la Fama. En 2004 se retiró por una lesión en la columna, pero luego tuvo varias apariciones esporádicas a pedido de los seguidores de la lucha libre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: