Una tensa situación se vivió en la última jugada del primer tiempo del clásico que Real Madrid y Barcelona disputaron en el estadio Santiago Bernabéu en el marco de la fecha número 26 de la Liga de España.

Lionel Messi y Sergio Ramos mantuvieron un duro cruce que incluyó un golpe por parte del español hacia el argentino, el cual motivó una vehemente reacción del delantero rosarino.

El enojo de Messi con Ramos (Reuters)
El enojo de Messi con Ramos (Reuters)

La acción se produjo sobre los 45 minutos del primer tiempo, con el marcador 1-0 en favor del conjunto catalán. Messi y Ramos fueron en busca de una pelota y chocaron. Pero, en el movimiento, el del Real Madrid le dio un golpe de puño en el rostro al del Barcelona.

Messi quedó tendido en el césped durante varios segundos, con las manos cubriendo su rostro y con evidentes muestras de dolor. El árbitro Alberto Undiano Mallenco no cobró nada y dejó seguir el juego.

El momento del choque entre los capitanes (Reuters)
El momento del choque entre los capitanes (Reuters)

Una vez que se levantó, "La Pulga" fue directamente a increpar a Ramos. Se puso cara a cara con el defensor y lo insultó con furia. "La c… de tu hermana", le dijo el rosarino, acusando al defensor de haberlo golpeado adrede.

Luego, llegaron las quejas hacia el juez del encuentro. Los jugadores del Barcelona rodearon a Undiano Mallenco y le reclamaron por la sanción de la falta y por una tarjeta para el capitán del "Merengue". Messi, incluso, le mostró su labio superior, indicándole una herida que le produjo el golpe del rival.

Finalmente, no hubo castigo para Ramos y el árbitro marcó el final de la primera etapa.

El rosarino le reclama a su rival por un golpe en el rostro (Reuters)
El rosarino le reclama a su rival por un golpe en el rostro (Reuters)

"Ha sido una jugada puntual, no hay ningún gesto intencional. Se lo tomó mal, pero se queda en el campo", se excusó Sergio Ramos una vez finalizado el encuentro.

Mientras que Piqué se refirió a los gestos que le hizo al público del Real Madrid inmediatamente después de ocurrida la acción entre Ramos y Messi: "Leo tenía sangre y estaban protestando la acción, les dije (a los hinchas locales) que hablaran ahora".

"Con el ambiente caldeado me encuentro más cómodo, quería calentar a la grada", admitió. En ese sentido, el defensor del Barça agregó: "Con las pulsaciones a tope se quejan muchas veces y bueno, que hablaran porque a veces los árbitros juegan a su favor, pero es con las pulsaciones a topes".

Piqué aseguró que el golpe de Ramos le causó una herida a Messi (Reuters)
Piqué aseguró que el golpe de Ramos le causó una herida a Messi (Reuters)

Real Madrid y Barcelona se enfrentaron en el estadio Santiago Bernabéu por la fecha 26° de la Liga española. El conjunto catalán ganó por 1-0 y se mantiene como líder del certamen, con 60 puntos (el escolta es el Atlético Madrid, con 50). El triunfo le permitió al elenco de Ernesto Valverde allanar su camino hacia el título.

Estos dos equipos ya se habían enfrentado el miércoles pasado en el mismo escenario, pero por las semifinales de la Copa del Rey. El conjunto "Blaugrana" había logrado una aplastante victoria por 3-0, clasificando así a la definición del certamen, en la que se medirá con el Valencia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: