La final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors no es el único clásico que se jugará este fin de semana a orillas de Río de La Plata, ya que este domingo se disputará en Uruguay el partido entre Nacional y Peñarol que puede definir el campeonato. Un duelo que se jugará en el maltratado césped del estadio Centenario.

El pasto no ha quedado en las mejores condiciones luego del concierto de Roger Waters, por lo que hubo que recurrir a medidas extremas para maquillar el desgaste que provocó la estructura del escenario y las miles de personas que pisaron el césped. En las redes sociales apareció un video en el que se tiñe el césped de color verde.

La imágenes provocaron la indignación de uno de los futbolistas más emblemáticos de Uruguay, el delantero Luis Suárez, quien no ocultó su enojo.

"Increíble que se vaya a jugar las finales más importantes de nuestro fútbol en una cancha así… por favor cambiemos nuestra imagen", escribió el atacante del Barcelona FC.

Según informó el portal Ovación, En la semana posterior al concierto y previa a la final del Campeonato Uruguayo, el personal de CAFO (Comisión Administradora del Field Oficial) trabajó sin cesar para dejar las condiciones lo mejor posible.

Sin embargo, más allá del trabajo, se decidió pintar el césped para mejorar su estética en los sectores que quedaron más quemados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA EN INFOBAE DEPORTES