La segunda edición del combate entre Gennady Golovkin y Saúl "Canelo" Álvarez nuevamente estuvo plagado de polémica y tensión con un final apasionante. Dos grandes peleadores plantados en el centro del escenario lanzando golpes mientras sus rostros ensangrentados daban señales del gran evento que habían protagonizado.

La sensación que rodeaba el ring del T-Mobile Arena de Las Vegas indicaba que el kazajo estaba llevándose la pelea por un estrecho margen en las tarjetas, mientras el mexicano lanzaba sus últimos poderosos golpes.

El rostro ensangrentado de “Canelo” Álvarez (AP)
El rostro ensangrentado de “Canelo” Álvarez (AP)

Las caras con hilos de sangre le dieron un dramatismo diferente a los segundos finales del 12° round. Golovkin pegaba y salía, mientras "Canelo" se disponía a perseguirlo por el escenario y le exigía entrar en el intercambio de golpes.

El cierre fue dramático. Cabeza a cabeza se invitaron a pegar y hasta Golovkin terminó acertando un gancho ya con la campana sonando.

El final del combate tuvo misterio hasta que el presentador anunció al "nuevo campeón mundial de los medianos". Dos tarjetas vieron ganador por un punto al "Canelo" (Moretti y Weisfeld 115-113) y el restante dio empate (Feldman 114-114).

MÁS SOBRE ESTE TEMA: