Finalmente Pelé se desprendió de su mansión que tenía en el estado de Nueva York, Estados Unidos, que había comprado en 1979, luego de haber culminado su carrera en el NY Cosmos.

El brasileño la vendió por casi USD 3 millones, cifra muy superior a los USD 156 mil que había invertido hace poco menos de 40 años.

El domicilio de East Hampton cuenta con salida al mar, dos plantas y un enorme jardín, además está a escasos metros de una playa y un puerto privado. También, la vivienda ostenta   cocina con isla central, seis habitaciones, un salón a doble altura y piscina 

Pelé, de 77 años, hace tiempo que no la utiliza debido a sus problemas de salud. Desde su operación de cadera en 2012, su movilidad se ha visto disminuida y se ha instalado en Brasil, aunque se ha mostrado en algunos eventos celebrados en otros países.

Hace dos años, el futbolista subastó varias de sus reliquias que guardaba de su etapa de futbolista, como las medallas las tres Copas del Mundo que ganó Brasil y un trofeo Jules Rimet hecho exclusivamente para él después del famoso triunfo de Brasil en México en 1970.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: