Más de 20.000 pruebas de dopaje se llevarán a cabo antes del inicio de las Olimpiadas de Invierno en Pyeongchang el próximo año, según lo afirmó el Comité Olímpico Internacional (COI), que busca detectar a los posibles deportistas que buscan aumentar su rendimiento por vías no convencionales.

Los atletas rusos están en el foco de atención mientras el país espera la decisión del COI sobre su participación en la edición de Corea del Sur en febrero, tras un escándalo de dopaje generalizado en el país.

"Hasta el mes de noviembre, se han llevado a cabo 7.000 pruebas (totales) sobre 4.000 deportistas", dijo a la prensa el director médico del COI, Richard Budgett. "Habrá muchas más en los próximos dos o tres meses, ya que estamos en la temporada de invierno. Sospecho que la cantidad total de pruebas será de 20.000", agregó.

Los científicos autores del estudio confirmaron que harán pruebas con humanos (Getty Images)
Los científicos autores del estudio confirmaron que harán pruebas con humanos (Getty Images)

El grupo de trabajo específico para las pruebas previas a la cita internacional, gestionado conjuntamente por la AMA, el COI y las federaciones de deportes de invierno y verano, aconseja a las federaciones y a los comités olímpicos nacionales que analicen a algunos atletas específicos.

"Los deportistas rusos han sido examinados más que otros con una diferencia considerable", dijo Budgett. "Se han enviado los requisitos a las federaciones nacionales y RUSADA (la agencia antidopaje Rusa) por el nivel de pruebas que recaen sobre esos atletas", agregó.

La atención está sobre Rusia desde que el informe de una comisión de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en 2015 encontró pruebas de dopaje financiadas por el Estado. El país fue acusado de violar sistemáticamente las normas antidopaje.

Así, un nuevo informe de la AMA en 2016 encontró que más de 1.000 competidores rusos de más de 30 deportes habían participado en una conspiración para ocultar positivos por dopaje durante cinco años.

LEA MÁS: