El cine ha producido muchos films inspirados en los Evangelios o en hechos posteriores que reflejan actos de sacrificio, de conversión y expiación
El cine ha producido muchos films inspirados en los Evangelios o en hechos posteriores que reflejan actos de sacrificio, de conversión y expiación

Esta lista no es exhaustiva, desde ya. Contiene seis películas inspiradas en los hechos que relatan los Evangelios sobre la pasión de Cristo, incluyendo dos que generaron mucha polémica al momento de su salida. Le siguen otras cuatro que reflejan actos de sacrificio y también de conversión y expiación.

BEN HUR (1959)

Puede parecer extraño empezar esta lista con una película cuyo argumento no está centrado en la vida de Jesús, sino en un personaje imaginario, Judá Ben Hur (encarnado por Charlton Heston), pero esta superproducción de Hollywood que, a décadas de su estreno, todavía ocupa el 14° lugar en recaudación de taquilla, es una gran película cuya trama fascina, se sea o no creyente.

Basada en la novela homónima de Lewis Wallace, a su vez inspirada en El Conde de Montecristo de Alejandro Dumas, las desventuras que vive Judá, un judío de estirpe noble que caerá en desgracia por motivos políticos, tienen como telón de fondo el mismo escenario geográfico y temporal en el cual nació, vivió y murió Jesús.

Los caminos del Nazareno y de Ben Hur se cruzan varias veces en el film (ver resumen de estos encuentros en el video que sigue), pero -hábil recurso del director, William Wylder– en ningún momento se ve el rostro de Jesucristo, que siempre está de espaldas, pero es una presencia que marca toda la vida de Ben-Hur.

Esta superproducción de Hollywood es monumental en todo sentido, dura lo que una miniserie en tres capítulos (tres horas y media), pone en escena miles de extras, más de 300 escenarios diferentes -incluyendo uno monumental para las carreras cuadrigas-, su música es orquestral y obtuvo once premios Oscar en tiempos en que había muchas menos categorías que ahora. Directores como George Lucas o Ridley Scott han reconocido la influencia que tuvo en ellos este film que fue muy innovador para su época.

Es un clásico y por eso perdura y sigue asombrando. Lamentablemente, alguien tuvo la mala idea de hacer una remake en 2016, que sólo sirve para relegar los resultados de la verdadera Ben Hur en las búsquedas de Internet.

Wyler mezcló de modo magistral la acción épica con el drama íntimo. En Ben Hur hay acción, romance, drama, aventura. Como el personaje de Dumas, también Judá Ben Hur es traicionado y cae en desgracia. Se abre una larga etapa de sufrimiento, de odio pasional, pero también de coraje, fuerza y esperanza; y finalmente, de perdón y redención. 

Ben Hur sobrevive a sus desventuras y vuelve para reconstruirse, también para vengarse. Su patria sigue sometida. Él ha vuelto descreído de todo, pero algunos de sus viejos conocidos ya son seguidores de un predicador venido de Nazaret y en el cual Judá reconoce a un hombre que una vez le dio agua en el desierto…

LA PASIÓN DE CRISTO (2004)

En segundo lugar, el film de Mel Gibson, centrado en los últimos días de Jesús. De gran realismo -brutal por momentos-, es un pormenorizado relato de esos días que hoy llamamos Semana Santa y en los que Jesús dejó sus últimas enseñanzas a sus discípulos, polemizó con la iglesia "oficial", desató su furia contra los mercaderes en el templo, fue traicionado, apresado, juzgado y condenado.

La película fue rodada en latín y arameo, los idiomas que habló Jesús. Su éxito fue muy grande. La trama, pese a ser una historia doblemente milenaria, causó un impacto mayúsculo, demostrando que la sociedad está tan secularizada que el público en general desconoce los Evangelios, pese a ser éstos parte del acervo cultural de Occidente, más allá de las creencias de cada uno.

JESÚS DE NAZARET (1977)

Esta obra de Franco Zefirelli es en realidad una miniserie para televisión, pero se trata de uno de los mejores relatos completos del nacimiento, obra y muerte de Jesucristo. En su momento, recibió el "visto bueno" del entonces papa Pablo VI.

El film es de muy correcta realización, fiel a los Evangelios y de buena adaptación; si exceptuamos los ojos claros del protagonista, Robert Powell…

RESUCITADO (RISEN, 2016)

Esta película presenta la Resurrección de Cristo desde el punto de vista de un agnóstico. La trama es novedosa: Clavius (Joseph Fiennes) es un poderoso centurión romano que se encarga de ejecutar la pena de muerte de Jesús junto a dos malhechores por orden de Poncio Pilato.

Joseph Fiennes en el rol de un centurión romano que busca el cuerpo de Jesús
Joseph Fiennes en el rol de un centurión romano que busca el cuerpo de Jesús

Pero, poco después, recibe del gobernador romano la misión de resolver un misterio: la tumba de Jesús está vacía y él, junto con su edecán Lucius, debe recuperar el cuerpo para poner fin a los rumores de su resurrección y evitar que estalle una revuelta en Jerusalén. El ambicioso Clavius pone manos a la obra; entre otras cosas, debe interrogar a los discípulos y seguidores de Jesús.

LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE CRISTO (1988)

A diferencia del Jesús de Nazaret de Zefirelli, esta versión del Evangelio de Martin Scorsese, basada en una novela de Nikos Kazantzakis, causó gran polémica. Su trama, sin embargo, está extraída del Evangelio, en particular de las dudas y temores que Jesús parece expresar en los momentos previos a su vía crucis y, fundamentalmente, del pasaje en el cual grita desde la cruz: "Padre, padre, ¿por qué me has abandonado". Según San Mateo, éstas fueron sus últimas palabras.

A partir de esos pasajes, el film imagina que en realidad, Dios reserva a su Hijo otro destino, un destino de hombre común, de artesano que cría a sus hijos y envejece junto a María Magdalena. Es entendible que a muchos la película les haya parecido blasfema. Sin embargo, la película tiene un cierre que pone las cosas en su lugar y, más allá de la historia bíblica en sí, constituye una reflexión, o una parábola si se quiere, sobre una disyuntiva que se presenta no sólo a un Mesías, sino a muchos seres humanos en algún momento de sus vidas: optar entre un destino trascendente, aún a costa del mayor sacrificio, o escapar a ese llamado y refugiarse en una vida mediocre.

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (1964)

Esta película de Pier Paolo Passolini fue la primera en presentar un escenario y personajes más parecidos a lo que la historia permite imaginar que fueron. El Jesús de Passolini no responde al cánon renacentista de melena y ojos rubios. Todo el reparto se formó con actores no profesionales. El español Enrique Irazoqui encarna a Jesús.

Pasolini se apega a la letra del Evangelio de Mateo -todos los milagros están recreados- pero privilegiando los pasajes que muestran al Jesús más combativo, revolucionario, a través de las citas más radicales: "El que no está conmigo está contra mí"; "Los publicanos y las rameras os preceden en el Reino de Dios"; "El que se ensalza será humillado. El que se humilla será ensalzado".

Esta dureza contrasta con las dudas de Jesús en el momento en que debe enfrentar lo peor. O asumir un liderazgo. "El Jesús pasoliniano es un Jesús instalado en la no certeza y que llega a manifestar su flaqueza, tanto a sus apóstoles -'Pedro, Santiago, Juan, venid conmigo, estoy sintiendo angustias mortales'- como a su propio Dios -'Padre mío, si es posible, aparta de mí este cáliz'-", señala el crítico de cine David Varicat. Como vemos, son los mismos pasajes que han motivado la trama de Scorsese.  

El film es sobrio, austero, duro. Pese a la polémica que desató, la película está lejos de ser la versión de un ateo, como se dijo. El Jesús de Pasolini registra la doble naturaleza, divina y humana, que transmite la misma Biblia. También, como el de los Evangelios, el Jesús del film es bondadoso y misericordioso, pero durísimo cuando se trata de hacer justicia. Un Cristo muy bíblico, el de las fuentes, pero tal vez no el que luego fue construyendo la tradición.

LA MISIÓN (1986)

Aquí ya dejamos los tiempos bíblicos para situarnos muchos siglos después, en la Sudamérica colonial. La película refleja la gesta de los misioneros jesuitas entre los guaraníes y su lucha por evangelizar e instruir a los indígenas, y sobre todo protegerlos de los bandeirantes, los tratantes de esclavos.

Por un lado La misión refleja el recelo creciente del poder secular que se siente amenazado por la influencia cada vez mayor de la Compañía de Jesús; por el otro, es la historia de una conversión, de la entrega de un hombre que, para poder seguir viviendo, necesita expiar el pecado de haber asesinado a su propio hermano.

CRISTIADA (2012)

Esta película, protagonizada por Andy García, describe la dramática e histórica persecución del gobierno mexicano contra la Iglesia Católica en la década de 1920. Muchos fieles fueron llevados al martirio, otros optaron por el camino de las armas, al grito de "¡Viva Cristo Rey!

La principal reacción ante el film fue de sorpresa: pocos tenían presente lo que había sido la Guerra Cristera, pese a que este lamentable conflicto dejó 250.000 víctimas -entre ellas, 150 mil civiles- y le dio a la iglesia varios mártires: unos 30 sacerdotes y laicos fueron beatificados o canonizados por Juan Pablo II y Benedicto XVI. En 2016, el papa Francisco hizo santo a José Luis Sánchez del Río, un niño de 13 años que se había sumado a la rebelión cristera y que fue capturado por el Ejército, torturado para forzarlo a abjurar de su fe y entregar información, luego apuñalado y finalmente rematado de un disparo. Su historia aparece reflejada en Cristiada.

En 1924, llega a la presidencia de México Plutarco Elías Calles, socialista, ateo, masón y anticlerical. El presidente decide aplicar a rajatabla los aspectos más anticatólicos de la Constitución. Empieza por designar a la Iglesia Católica como el enemigo número uno del país y luego promulga leyes que privan de derechos civiles a los curas, dispone la expulsión de las congregaciones educativas, la nacionalización de los bienes de la Iglesia y la prohibición de las asociaciones profesionales católicas. Calles apela al ejército para hacer cumplir estas disposiciones.

Los católicos, luego de protestar pacíficamente de todos los modos posibles, se alzarán en armas: surge el ejército cristero cuyo jefe será un militar de carrera, Enrique Gorostieta Velarde, protagonizado por Andy García.

DE DIOSES Y DE HOMBRES (2010)

Esta película francesa narra un hecho real: el asesinato de un grupo de monjes cristianos en Argelia que vivían en armonía con la población musulmana hasta que estalla la guerra civil, en 1991).

El film muestra el dilema de esa pequeña fraternidad ante un peligro que les cuesta medir en toda su dimensión: llevan tantos años viviendo y sirviendo en la región -su monasterio es casi el único dispensario en varios kilómetros a la redonda- que les cuesta aceptar que deben alejarse. O aceptar el martirio.

Pese al drama que trata la película es muy agradable de ver, sencilla y profunda, y muy bien filmada.

EL FUGITIVO (1947)

Esta película realizada por John Ford, está basada en la novela de Graham Greene, El poder y la gloria. Volvemos al México de la guerra cristera. El personaje de este film, protagonizado por Henry Fonda (padre de Jane Fonda), es un sacerdote que intenta ponerse a salvo de la persecución del gobierno mexicano, en particular de un teniente, obsesionado por atraparlo.

El cura de Greene no es precisamente santo; son las circunstancias, la lucha cotidiana por la supervivencia en un país sumido en el caos, las que lo llevarán al heroísmo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: