Anciano murió tras ser impactado por un taser de la Policía en Ibagué

El hombre, que sería un paciente con problemas de salud mental, habría sido reducido por 6 uniformados. “A los policías se les fue la mano”, dijo un testigo

El hombre, que era un presunto paciente psiquiátrico, habría cometido actuaciones violentas durante tempranas horas de la madrugada. Foto de referencia: REUTERS/Gary Cameron
El hombre, que era un presunto paciente psiquiátrico, habría cometido actuaciones violentas durante tempranas horas de la madrugada. Foto de referencia: REUTERS/Gary Cameron

El barrio La Floresta del Salado, en la ciudad de Ibagué (capital del Tolima), fue el escenario en el que José Joaquín Turriago, de 62 años de edad, perdió la vida tras ser impactado en tres oportunidades con un arma de electrochoque, comúnmente conocida como taser, a manos de la Policía en la madrugada de este miércoles 26 de enero.

El hombre, que era un presunto paciente psiquiátrico, habría cometido actuaciones violentas durante tempranas horas de la madrugada, lo que obligó a los vecinos del sector a pedir la intervención de la Policía ibaguereña y de la Secretaría de Salud Municipal.

De acuerdo con la versión de la fuerza pública, los uniformados arribaron hasta la casa número 8, ubicada sobre la manzana B del conjunto residencial donde ocurrieron los hechos, para restablecer el orden y controlar la situación.

Dicen los testigos del suceso que José Joaquín Turriago estaba muy violento y habría causado lesiones físicas y verbales contra varios de sus familiares, por lo que la presencia de la Policía era indispensable.

Sin embargo, según detalló el comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel William Baracaldo, en testimonios recogidos por la emisora Caracol Radio, el individuo no cesó sus actos violentos, por lo que los policías tuvieron que hacer uso del taser.

Una vez lograron reducirlo con los electrochoques, dice el coronel Baracaldo, el paciente quedó sin signos vitales, por lo que, según otros portales informativos de Ibagué, procedieron a llevarlo a un centro asistencial. Sin embargo, el hombre llegó sin vida.

Tras el deceso de la víctima, la Fiscalía General de la Nación anunció que ya investiga los hechos para dar claridad sobre las circunstancias en las que el hombre perdió la vida y si los uniformados habrían seguido los protocolos establecidos para este tipo de situaciones.

Pese a que la misma comunidad ibaguereña fue la que alertó a las autoridades del suceso, tras confirmar el fallecimiento del hombre, criticaron con vehemencia que 6 policías hubiesen ingresado a la casa para reducir a un solo hombre.

A la vivienda ingresaron 6 policías debido a que Joaquín estaba bastante agresivo y solo escuchamos el sonido del taser en tres oportunidades, ya después no se escuchó nada más, solo el lamento de su familia, imaginamos que al verlo muerto”, expresó un vecino al portal Alerta Tolima.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Ibagué emitió un comunicado en el que dan detalles del operativo que hoy, de nuevo, tiene bajo la lupa a la fuerza pública por aparente brutalidad policial.

“Atendiendo una solicitud ciudadana y un requerimiento de la Secretaría de Salud de un traslado del paciente, que de acuerdo a lo manifestado presentaba patologías psiquiátricas. A la hora del procedimiento, este se tornó agresivo, razón por la cual uniformados utilizaron el dispositivo para poderlo reducir y lograr la colaboración del sujeto”, señaló la institución en su pronunciamiento.

Entre tanto, el Cuerpo Técnico de Investigaciones del CTI de la Fiscalía Seccional Tolima arribó al lugar de los hechos para hacer el levantamiento del cadáver y para dar inicio a las investigaciones para así determinar lo sucedido.

Los Policías se les fue la mano. Creemos que exageraron al aplicarle corriente eléctrica con ese aparato a este hombre de 62 años de edad. Ellos eran seis y es increíble que no lo hayan podido controlar sin necesidad de utilizar el taser”, aseveró otro residente del conjunto a Alerta Tolima.

En caso de que el ente acusador determine la responsabilidad de los hechos a los uniformados, estos podrían enfrentar cargos por homicidio.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR