Piden declarar crisis carcelaria en Medellín por hacinamiento y malas condiciones de los alimentos

El Concejo busca que se destinen recursos para la construcción de nuevas penitenciarías. También, se busca solucionar problemas de salubridad en El Pedregal, donde se han presentado intoxicaciones por comida en mal estado

Piden que se declare crisis carcelaria en Medellín por hacinamiento y malas condiciones de los alimentos. Foto: Colprensa
Piden que se declare crisis carcelaria en Medellín por hacinamiento y malas condiciones de los alimentos. Foto: Colprensa

Las denuncias por las malas condiciones de las cárceles en Medellín no son nuevas, ya que en los últimos meses se han hecho públicas denuncias por la falta de garantías y condiciones favorables para el personal privado de la libertad. En específico, la cárcel El Pedregal ha recibido reiteradas denuncias por la falta de salubridad y idoneidad de los alimentos suministrados, los cuales causaron, en septiembre, una intoxicación masiva en el pabellón de mujeres.

Ahora, debido a que la situación no cambia, cabildantes de Medellín, en medio de un debate en las instalaciones del Concejo, solicitaron que se declare crisis carcelaria en la ciudad. Esto, acompañado de los reportes de líderes sociales que denuncian las paupérrimas condiciones de vida al interior de los recintos.

El abogado Jorge Alberto Carmona Vélez, quien ha trabajado en defensa de los derechos humanos de los reclusos, expresó en la sesión que la Alcaldía de Medellín no está siendo honesta al evaluar las condiciones de las cárceles.

La secretaría de Gobierno llegó al debate a mostrar hechos que no son realidad, lo que ellos mostraron allá es una cosa totalmente diferente a la realidad que se vive en las cárceles, entonces queda ese sin sabor porque no hay voluntad política”, indicó el abogado, según recogió Blu Radio.

Por esto, según El Espectador, se busca que la administración local invierta 60.000 millones de pesos en la construcción de otras cárceles para evitar el hacinamiento en las penitenciarías actuales.

Según las cifras del concejal Daniel Duque, existen 7.000 presos en la ciudad y 2.000 personas sindicadas que no han sido condenadas, quienes ingresarían a los recintos para agravar la condición de hacinamiento.

Luis Bernardo Vélez, concejal de Medellín, también sostiene que no existe voluntad por parte de la alcaldía frente a la problemática. “Solamente hay un diseño de la cárcel, pero no hay ni siquiera han escogido un terreno de donde se haría, el tema carcelario es gravísimo en esta ciudad, y no se ve presupuesto para esta situación”, expresó el cabildante.

En su defensa, Gerardo Acevedo, secretario de Seguridad de Medellín, aseguró que se están adelantando esfuerzos para mejorar el hacinamiento. Entre ellos, se busca construir un nuevo centro penitenciario al lado de El Pedregal.

A principios de octubre, después de varios meses de denuncias, los familiares de los reclusos se unieron en un plantón a las afueras de El Pedregal para exigir que se les brindara condiciones favorables para la vida.

“Exigimos que cambien de contratación porque se evidencia un incumplimiento en la prestación del servicio, hay un filtro que no se sabe qué fin tiene, ya que nunca llegan las quejas, peticiones y demandas que se han hecho”, dijo, en su momento, Claudia Ramírez, líder de los familiares de los presos, según recogió Blu Radio.

Cabe resaltar que en septiembre se selló el servicio de comidas por la intoxicación masiva de más de 600 presas. Bibiana Gómez Montoya, líder del proyecto de Vigilancia Sanitaria de Medellín, se evidenció “ausencia de procedimiento de limpieza y desinfección, mal almacenamiento de alimentos, entre otros factores y por tanto se ordena la clausura temporal del servicio de alimentación o el lugar de alimentación de alimentos”, aseveró.

Sin embargo, existen denuncias que indican que el centro penitenciario sigue ofreciendo comidas a sus reclusos. Según la administración de la cárcel, en diálogo con el Colombiano, se determinó que la cocina se usará hasta el viernes. “Prima la situación general de los internos. Estos no se pueden poner a aguantar hambre”, fue la frase con la que explicaron la situación.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR