Delincuentes disfrazados de deportistas roban celulares en Bogotá

Un nuevo caso de delincuencia en el norte de la capital del país muestra las técnicas que utilizan los ladrones para pasar desapercibidos ante las víctimas

Una mujer ciclista quedó desplomada en el piso por la frustración y impotencia luego de ser víctima de un hurto en la modalidad de ‘raponazo’. El delincuente, al igual que ella, estaba vestido para realizar actividades deportivas y así distrajo a su víctima.

Los hechos se presentaron al norte de la ciudad, frente a un edificio ubicado en la calle 110 con carrera Séptima de la localidad de Usaquén. Una mujer que practica ciclismo se encontraba sentada en el antejardín y tenía el celular en las manos.

Un hombre joven que portaba un pantalón de licra deportiva, una pantaloneta, tenis blancos y una chaqueta negra se acercó al edificio. La mujer se alertó al verlo, pero el sujeto continuó hacia la portería y fingió saludar a alguien al otro lado de la puerta, para despistar a la mujer.

La víctima volvió a concentrarse en su celular y el delincuente se devolvió hacia ella. Esperó que su cómplice en una motocicleta estuviera cerca y, cuando lo vio, le arrebató el celular de las manos a la mujer y corrió hacia la calle para saltar y subirse sin la necesidad de que el otro criminal detuviera el vehículo.

La mujer saltó de la frustración a causa del robo y rompió en llanto. Incluso puso sus manos al suelo para desahogar la impotencia del hurto. El vigilante del edificio salió en ese momento, pero los criminales ya habían huido y lo único que quedó fue el video de la cámara de seguridad.

El coronel Miguel Camelo, comandante operativo de seguridad ciudadana de la Policía Metropolitana de Bogotá, señaló al diario El Tiempo que se trata de un método identificado por las autoridades, en que los delincuentes se disfrazan de deportistas para no generar sospechas en la población.

Sin embargo, el método delincuencial de estos ladrones se ha visto en hurtos a bicicletas, que tiene azotada a la ciudad desde hace más de un año, en los que los delincuentes, al fingir estar practicando deporte, se ganan la confianza de la víctima, la apartan de los lugares principales y hurtan sus elementos deportivos y celulares.

De acuerdo con el coronel Camelo, las autoridades estaban esperando que la ciudadana presentara la denuncia del hurto del barrio Santa Paula en Usaquén, debido a que se contaba con numeroso material probatorio gracias a las cámaras de seguridad del sector para individualizar a los delincuentes, quienes ya estarían identificados.

Las autoridades adelantan un plan candado en esa zona del norte de la ciudad para atacar a los delincuentes que se han dedicado a atacar a los ciudadanos. En medio de esos operativos, detuvieron a dos rateros que están tras los hurtos a varias bicicletas.

De acuerdo con el director de la Policía Nacional, Jorge Luis Vargas, y el ministro de Defensa, en la ciudad se han producido más de 800 capturas de delincuentes, se han incautado 274 armas de fuego y ocho granadas, que es uno de los hechos que más impactan a las autoridades en la ciudad.

Solo hasta el mes de agosto, el último del que tiene informe la Secretaría de Seguridad de la capital, se habían robado 4.472 celulares en la ciudad en lo corrido del año. De esa cifra, 2480 fueron hurtados en la localidad de Usaquén, un sector que presentó un aumento de ese tipo de delitos del 7.7% y era la quinta localidad con mayor afectación en la seguridad.

Este jueves 21 de octubre, el Gobierno nacional entregó 500 nuevos policías a la ciudad que se dedicarán a las actividades de inteligencia e investigación criminal para desmantelar las bandas delincuenciales y combatir los delitos de más alto impacto.

SEGUIR LEYENDO:







TE PUEDE INTERESAR