Recatan a niño indígena en La Guajira con graves signos de desnutrición

El pediatra que atiende al menor aseguró que el caso es severo y compromete varios órganos

En medio de un proceso de vigilancia, la Organización No Gubernamental (ONG) Nación Wayuú tuvo que activar una ruta de atención de emergencia para asistir a un niño con signos de desnutrición severa en La Guajira. El menor, perteneciente a la etnia indígena Malirra-Jotimana, de los wayuú, fue encontrado este 19 de octubre en un resguardo ubicado en Uribia (Alta Guajira) con graves afectaciones en la piel.

La situación es tan crítica que el menor tuvo que ser trasladado a un hospital de alta complejidad para recibir atención especial. Aunque la ONG tenía la voluntad de llevar al menor hasta el centro de salud, el problema radicaba en convencer a la familia de autorizar el traslado. Al final, accedió y el menor fue internado directamente en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Riohacha, la capital guajira.

“Requería ayuda humanitaria urgente. Nos trasladamos hasta la comunidad del niño en donde pudimos sensibilizar a sus familiares y sacarlos oportunamente de la comunidad hasta trasladarlo hasta una clínica en el municipio de Uribia y esta misma clínica lo trasladó a una unidad de cuidados intensivos en la ciudad de Riohacha”, indicó José Silva, presidente de la ONG Nación Wayuú.

Una vez en UCI, el menor fue revisado por especialistas. Se indicó que actualmente el pediatra Joaquín Marenco, quien atiende al menor, aseguró que se trata de un caso severo y compromete varios órganos del menor. Explicó que las afectaciones se deben a que el menor ha perdido niacina, una sustancia que se encuentra en la vitamina B que ayuda a las enzimas a funcionar correctamente para que la piel, los nervios y el aparato digestivo se mantengan saludables.

“El niño tiene una desnutrición aguda severa y prácticamente llega en un estado casi que terminal, con unas lesiones de tipo pelagroide ulcerativas como usted pudo observarlo, que comprometen, prácticamente, la totalidad de la superficie corporal del niño”, informó Marenco.

Se aseguró que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) ya está atento al caso para garantizar que se le brinde la atención oportuna al menor. La entidad estatal indicó que se debe tener en cuenta que la mamá del niño falleció recientemente y no se le alcanzó a dar un diagnóstico, hecho que consideran que incluso en el estado de salud del menor.

Además, se implementó un trabajo articulado con la Secretaría de Salud local para que el niño sea registrado en el Sistema General de Seguridad Social en Salud para continuar con la atención y monitoreo por su diagnóstico asociado a desnutrición.

Estas acciones fueron celebradas por los familiares del menor. Su abuelo explicó que no tiene los recursos para salvar la vida del niño, por lo que pidieron que la ONG Nación Wayuú, el ICBF y el Gobierno, tanto nacional como local, sigan interviniendo.

“Mi nieto estaba muy mal de salud, situación que nos trajo desde la alta Guajira. Somos una familia muy pobre y no tenemos con qué alimentarnos y afortunadamente la ONG llegó, buscó a mi nieto y pudimos sacarlo”, indicó.

Infortunadamente este no es el único caso de este tipo en Colombia, ni siquiera en La Guajira. Esto quedó evidenciado en el informe ‘Desnutrición en la primera infancia; causas estructurales y vulneraciones prevenibles y evitables’, publicado a finales de septiembre por la Defensoría del Pueblo.

El documento señala que en La Guajira actualmente hay 26 casos de desnutrición. Esto representa un 22,6 % de los registrados en todo el país. Si se analizan los datos, es preocupante que la cifras de casos de La Guajira duplican a las del resto de país. El departamento que sigue en la lista del informe es Magdalena con 11 casos (9,6 %).

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR