Economía colombiana se recupera más rápido de lo previsto: Banco de la República

Un informe del emisor reiteró que el pronóstico de crecimiento para 2021 es del 7,5 %, con un rango de entre 6,1 % y 9,1 %, mientras en 2022 se espera que el PIB sea del 3,1 %

Varias personas asisten al centro comercial Santafé hoy, día en el que se reabren todos los sectores económicos, en Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.
Varias personas asisten al centro comercial Santafé hoy, día en el que se reabren todos los sectores económicos, en Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

Debido a las consecuencias que ha dejado la pandemia del covid-19 desde hace más de un año, la economía se ha visto afectada. Cientos de empresas han resultado en quiebra, obligándolas a dejar sin empleo a miles de colombianos, pero gracias al avance del Plan Nacional de Vacunación, varios sectores han empezado su reactivación económica.

Así lo evidenció el Banco de la República en su Informe de Política Monetaria de julio de 2021, en el que resaltó que a pesar de los fuertes choques negativos, el crecimiento económico esperado para la primera mitad del año fue del 9,1%, mayor que lo proyectado en el informe de abril.

“En esencia lo revisamos por los datos observados en el primer trimestre, que fueron sustancialmente mejores de lo que nosotros estábamos esperando, y también por la fortaleza que la economía mostró en el segundo trimestre, una vez se toman en cuenta los efectos tan fuertes que habrían tenido los bloqueos y la tercera ola de la pandemia”, manifestó Hernando Vargas, gerente técnico del Banco de la República.

Sin embargo, aunque el PIB alcanzaría sus niveles de 2019 al final de 2021, seis meses antes que lo proyectado en abril, el nivel de actividad seguiría por debajo del potencial. De acuerdo con Vargas, se espera que la recuperación económica sea gradual.

“Primero, porque algunas actividades seguirían afectadas por la pandemia. Segundo, porque consideramos que los ingresos de los hogares y su estabilidad seguirían estando afectados. Tercero, porque la incertidumbre continúa afectando la inversión y cuarto, porque de todas maneras seguimos suponiendo un ajuste fiscal con un efecto transitorio sobre la demanda interna”, explicó el directivo.

El documento también señaló que en junio la inflación anual (3,63 %) aumentó más de lo esperado, debido al comportamiento del grupo de alimentos, mientras que la inflación básica (1,87 %) fue similar a la proyectada.

“En lo que resta del año, el mayor nivel del IPC de alimentos persistiría y contribuiría a mantener la inflación por encima de la meta. A finales de 2022 la inflación total y básica retornarían a tasas cercanas al 3 %, en un entorno de desaceleración del IPC de alimentos y de menores excesos de capacidad productiva”, señaló el emisor.

El informe también advirtió sobre el aumento de las primas de riesgo y una depreciaciónd del peso frente al dólar a raíz de los problemas de orden público, a la reducción de la calificación crediticia de S&P y Fitch Ratings y el deterioro de las perspectivas de las cuentas fiscales del país.

“En el escenario macroeconómico actual se espera que las condiciones financieras internacionales sean algo menos favorables, a pesar de la mejora en los ingresos externos por cuenta de una mayor demanda y unos precios del petróleo y de otros productos de exportación más altos”, agregó el banco.

En la presentación, se reiteró que el pronóstico de crecimiento para 2021 es de 7,5 %, con un rango de entre 6,1 % y 9,1 %, mientras en 2022 se espera que el PIB sea de 3,1 %.

SEGUIR LEYENDO: