Los hombres que viven solos tienen mayor riesgo de sufrir procesos inflamatorios

Científicos de la Universidad de Copenhague detectaron marcadores inflamatorios en sangre en varones que habían pasado por rupturas de relaciones comprometidas y por períodos de vivir solos

Las rupturas de pareja alteran la vida se han asociado con un mayor riesgo de muchos tipos de resultados adversos para la salud, incluidas enfermedades crónicas, cardiovasculares, salud mental (Gettyimages)
Las rupturas de pareja alteran la vida se han asociado con un mayor riesgo de muchos tipos de resultados adversos para la salud, incluidas enfermedades crónicas, cardiovasculares, salud mental (Gettyimages)

Las personas que atraviesan rupturas de pareja o divorcios tienen un mayor riesgo de desarrollar una salud más deficiente que las personas casadas. Estos eventos que alteran la vida se han asociado con un mayor riesgo de muchos tipos de resultados adversos para la salud, incluidas enfermedades crónicas, cardiovasculares, salud mental, respuestas inmunológicas desadaptativas y aumento de la mortalidad.

Las complejidades que se presentan para la salud en las rupturas de pareja y los divorcios a menudo son similares a los que experimentan aquellos que viven solos, en algunos casos durante la mayor parte de la vida. Vivir solo también se está volviendo más común y también se asocia con una variedad de desafíos relacionados con la salud, incluido un funcionamiento físico más deficiente, angustia psicológica y una mayor mortalidad.

Según los hallazgos de un estudio reciente, vivir solo durante varios años y experimentar rupturas de relaciones está fuertemente relacionado con niveles elevados de marcadores inflamatorios en la sangre, pero solo en hombres. Las conclusiones de esta investigación fueron publicados en el Journal of Epidemiology and Community Health.

Aunque la inflamación se clasificó como de bajo grado, fue persistente y lo más probable es que indique un mayor riesgo de problemas de salud y muerte relacionados con la edad, sugieren los investigadores. El divorcio y las rupturas de relaciones comprometidas, que a menudo van seguidas de un período potencialmente prolongado de vivir solo, se han asociado con un mayor riesgo de mala salud física y mental, inmunidad reducida y muerte. Pero la mayoría de los estudios publicados anteriormente se han centrado en el impacto de la disolución de una pareja y, por lo general, solo en las rupturas matrimoniales. Los investigadores, por lo tanto, querían averiguar qué impacto podría tener una cantidad acumulada de rupturas o años vividos solos en la respuesta del sistema inmunológico en la mediana edad, y si el género y el nivel educativo podrían influir.

Alrededor de la mitad de los participantes había experimentado una ruptura de pareja, y un porcentaje similar había vivido más de 1 año solo (54 por ciento de mujeres, 49 por ciento de hombres)   (Gettyimages)
Alrededor de la mitad de los participantes había experimentado una ruptura de pareja, y un porcentaje similar había vivido más de 1 año solo (54 por ciento de mujeres, 49 por ciento de hombres) (Gettyimages)

Se basaron en la información enviada al estudio Copenhagen Aging and Midlife Biobank (CAMB) por 4.835 participantes, todos los cuales tenían entre 48 y 62 años. La información sobre rupturas, que incluyeron 83 muertes, fue proporcionada por 4.612 (3.170 hombres y 1.442 mujeres); y la información sobre el número de años vividos solo fue cedida por 4.835 (3.336 hombres y 1.499 mujeres) para el período 1986 a 2011.

El tiempo en soledad se clasificó en menos de 1 año, definido como grupo de referencia por ser muy frecuente y considerado normal; 2 a 6 años; y 7 o más años. También se obtuvo información sobre factores potencialmente influyentes: edad; logro educativo; primeros eventos importantes de la vida (pérdida de un padre, preocupaciones financieras, conflicto familiar, cuidado de crianza); peso (IMC); condiciones a largo plazo; medicamentos que pueden afectar la inflamación (estatinas, esteroides, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, inmunosupresores); episodios recientes de inflamación; y puntajes de rasgos de personalidad (neuroticismo, amabilidad y escrupulosidad).

Los marcadores inflamatorios interleucina 6 (IL-6) y proteína C reactiva (PCR) se midieron en muestras de sangre. Alrededor de la mitad de los participantes había experimentado una ruptura de pareja, y un porcentaje similar había vivido más de 1 año solo (54 por ciento de mujeres, 49 por ciento de hombres). Alrededor de 1 de cada 5 tenía 10 años o menos de educación, y alrededor de 6 de cada 10 tenía una o más condiciones a largo plazo. Alrededor de la mitad había experimentado eventos importantes tempranos en la vida, y la mitad de las mujeres y casi dos tercios de los hombres tenían sobrepeso u obesidad.

Entre los hombres, los niveles más altos de marcadores inflamatorios se encontraron en aquellos que habían experimentado la mayor cantidad de rupturas de pareja. Tenían niveles un 17 por ciento más altos de marcadores inflamatorios que los del grupo de referencia. De manera similar, los niveles de marcadores inflamatorios fueron hasta un 12 por ciento más altos en el grupo que había pasado la mayor parte de los años viviendo solo (7 o más).

Y los niveles más altos de ambos marcadores inflamatorios por años vividos solos se observaron entre hombres con un alto nivel educativo y entre 2 y 6 años viviendo solos (CRP) y 7 o más años solos (IL-6). Pero estos hallazgos se observaron solo entre los hombres; no se encontraron tales asociaciones entre las mujeres. “Los hombres tienden a externalizar su comportamiento después de una ruptura de pareja, bebiendo, por ejemplo, mientras que las mujeres tienden a internalizar, manifestar síntomas depresivos, que pueden influir en los niveles inflamatorios de manera diferente”, señalan los investigadores en su documento.

“Sólo se incluyó a un número relativamente pequeño de mujeres (1.499), lo que también podría explicar la discrepancia”, agregan. Este es un estudio observacional y, como tal, no puede establecer la causa. Y los investigadores reconocen que, dado que la edad promedio de los participantes era de 54 años, es posible que aún no hayan alcanzado su punto máximo todas las consecuencias de la exposición a los químicos inflamatorios. “Los hombres también generan respuestas inflamatorias más fuertes que las mujeres de la misma edad”, señala la investigación.

“Los niveles de inflamación en nuestro estudio son bajos, pero también son significativos, clínicamente relevantes y muy probablemente un factor de riesgo de una mayor mortalidad", dijo la especialista  (Gettyimages)
“Los niveles de inflamación en nuestro estudio son bajos, pero también son significativos, clínicamente relevantes y muy probablemente un factor de riesgo de una mayor mortalidad", dijo la especialista (Gettyimages)

Pero la competencia del sistema inmunológico tiende a disminuir con la edad, lo que a menudo conduce a una inflamación sistémica de bajo grado que se cree que tiene un papel clave en varias enfermedades relacionadas con la edad, como el cáncer, las dolencias cardiovasculares y la diabetes tipo 2. “Un pequeño número de rupturas o años vividos solo no es en sí mismo un riesgo de mala salud, pero en nuestro estudio se demostró que la combinación de (muchos) años vividos solo y varias rupturas afectan significativamente los niveles de PCR e IL-6, expresó Carolina Davidsen, especialista de la sección de Medicina Social del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca. “Los niveles de inflamación en nuestro estudio son bajos, pero también son significativos, clínicamente relevantes y muy probablemente un factor de riesgo de una mayor mortalidad. Hay un número notable de personas que viven con niveles bajos de inflamación”.

“Dado que el número de hogares unipersonales ha ido aumentando durante los últimos 50 a 60 años en la mayoría de los países de altos ingresos, este grupo de personas que atraviesan rupturas de pareja, o que viven solos por diferentes razones, forman parte de al menos grupos de riesgo”, concluyó la especialista.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR