Un estudio señala que los anticuerpos contra el COVID-19 duran hasta 12 meses en el 70% de los recuperados

La investigación se realizó con muestras de más de 800 pacientes que se contagiaron en la primera oleada en Wuhan

(EFE)
(EFE)

Los anticuerpos contra el coronavirus SARS-CoV-2 pueden durar hasta 12 meses en más de un 70% de los pacientes que han superado el COVID-19, según un estudio publicado por investigadores chinos que recogen este jueves los medios oficiales del país asiático.

La investigación también concluye que la vacunación puede “restringir de forma efectiva la propagación” del coronavirus, ya que fomenta una respuesta inmune similar a la manera en la que los cuerpos humanos generan anticuerpos humanos contra los virus vivos.

El estudio fue llevado a cabo por una subsidiaria de la farmacéutica estatal Sinopharm -que produce dos de las vacunas aprobadas por el Gobierno chino- y el Centro Nacional de Investigación de Medicina Traslacional de la Universidad de Jiaotong, en Shanghái.

Para su elaboración, se recogieron unas 1.800 muestras de plasma convaleciente de 869 personas que superaron la enfermedad en los 12 meses anteriores en Wuhan, la ciudad central china donde se registró el primer brote mundial del coronavirus en diciembre de 2019.

Los investigadores comprobaron la presencia y la cantidad en esas muestras del RBDIgG, un tipo de anticuerpo que indica la fortaleza de la inmunidad contra el virus, explica el diario oficial China Daily.

Según los resultados, en nueve meses los niveles de anticuerpos cayeron hasta el 64,3 % con respecto al nivel de cuando los pacientes contrajeron el virus, y desde entonces se estabilizaron hasta el duodécimo mes.

Peatones en Wuhan (Reuters/archivo)
Peatones en Wuhan (Reuters/archivo)

La respuesta inmune fue más fuerte en hombres que en mujeres durante las primeras etapas de la infección, pero la diferencia se fue diluyendo con el tiempo hasta casi desaparecer tras doce meses.

Asimismo, las personas de la franja de edad de entre 18 y 55 años desarrollaron niveles más altos de anticuerpos.

Según el Grupo Nacional de Biotecnología de China -la filial de Sinopharm que lo elaboró-, este estudio es el más extenso de los que han comprobado la continuidad de la respuesta inmune en pacientes recuperados del COVID.

Una publicación reciente de The BMJ dio cuenta de que “hay razones para pensar que la inmunidad podría durar varios meses o un par de años, al menos, dado lo que se sabe sobre otros virus y lo que se ha visto hasta ahora en términos de anticuerpos en pacientes con COVID-19 y en personas que fueron vacunadas”. Pero llegar a una cifra aproximada, aunque solo ponerle un número exacto, es difícil, y los resultados de los estudios inmunológicos del coronavirus varían. Una razón de esto son los factores de confusión que los científicos aún no comprenden completamente; en algunos estudios, por ejemplo, la longevidad de los anticuerpos que se dirigen al pico de SARS-CoV-2 es más corta de lo que cabría esperar.

Según un estudio publicado en la revista Immunity, de 5.882 personas que se habían recuperado de la infección por SARS-CoV-2, encontraron que los anticuerpos todavía estaban presentes en su sangre cinco a siete meses después de la enfermedad. Esto ocurrió tanto en los casos leves como graves, aunque las personas con enfermedades graves terminaron con más anticuerpos en general.

¿Es comparable la inmunidad natural con la inmunidad inducida por vacunas?

Varios estudios han demostrado que surge una respuesta inmune que involucra a las células T y B de memoria después de la infección por COVID-19. Sin embargo, el sistema inmunológico de las personas tienden a responder de manera muy diferente a la infección natural.

Para Eleanor Riley, profesor de inmunología y enfermedades infecciosas de la Universidad de Edimburgo, “la respuesta inmune después de la vacunación es mucho más homogénea”. Y agregó que la mayoría de las personas generalmente tienen una respuesta realmente buena después de la vacunación. Los datos de los ensayos clínicos de las principales vacunas candidatas han encontrado reactividad de las células T y B.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR