Expertos de la Asociación Española de Pediatría aseguran que es necesario vacunar a los niños contra el COVID-19

Así lo manifestaron durante las XII Jornadas de Vacunas del Comité Asesor de Vacunas (CAV): “Todos tenemos que vacunarnos si queremos controlar al coronavirus, incluidos los menores”

A nivel mundial, las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntan a que los menores de 18 años representan solo el 8 % de los casos globales (REUTERS)
A nivel mundial, las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntan a que los menores de 18 años representan solo el 8 % de los casos globales (REUTERS)

Expertos de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ven necesario vacunar a niños y adolescentes contra el COVID-19. Así lo manifestaron durante las XII Jornadas de Vacunas del Comité Asesor de Vacunas (CAV), el organismo responsable y portavoz oficial de la AEP en todo lo relacionado con las vacunas.

“Todos tenemos que vacunarnos si queremos controlar al coronavirus, incluidos los menores porque, una vez que los adultos estén inmunizados, serán ellos, y las personas que no han querido vacunarse, los más susceptibles de infectarse por el virus”, aseguró el coordinador del comité, Francisco Álvarez.

En la misma línea se manifestó la pediatra del Centro de Salud Nazaret de Valencia e investigadora de la Fundación Fisabio, María Garcés-Sánchez, quien subrayó que la estrategia de vacunación contra el COVID-19 en niños se tiene que analizar “si o si” para ver la respuesta concreta que tiene la vacuna en la población.

No obstante, la doctora reconoció que los pediatras no se marcan un límite de tiempo para que se vacunen a los menores, aunque informó de que está previsto que los ensayos clínicos que ya hay en marcha con la población pediátrica terminen entre 2022 y finales de 2023, si bien se podrían tener “antes” datos de eficacia y seguridad.

En España está previsto que se vacunen en la última fase los mayores de 18 años, pero no los niños. Por el momento, la vacuna contra el COVID-19 no está recomendada para menores de edad. No obstante, Pfizer y Moderna están llevando a cabo los primeros estudios y ensayos para poder suministrársela. A ellos se sumó también AstraZeneca.

El Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría está formado por pediatras de reconocido prestigio en el campo de la infectología y vacunología (Foto: AEP)
El Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría está formado por pediatras de reconocido prestigio en el campo de la infectología y vacunología (Foto: AEP)

Para Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos, “para alcanzar una tasa de vacunación de aproximadamente el 80% y llegar a tener “inmunidad colectiva”, deberán ser inoculados los niños”. El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas norteamericano dijo durante una audiencia en el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado que los niños deberían incluirse en cualquier plan para conseguir ese rango colectivo. “No sabemos realmente cuál es ese punto mágico de la inmunidad de rebaño, pero sí sabemos que si vacunamos a la abrumadora población, estaremos en buena forma. En última instancia, nos gustaría y tenemos que tener hijos vacunados”, sostuvo.

Con los ensayos clínicos planificados o en curso, los niños podrían comenzar a recibir las vacunas COVID-19 pronto en Estados Unidos. Los expertos dicen que la ronda de vacunaciones podría ser el paso final para controlar la pandemia de COVID-19 . Hoy, alrededor del 15% de las personas en los Estados Unidos ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19.

En este momento, la vacuna Moderna y la vacuna Johnson & Johnson solo están disponibles para adultos mayores de 18 años. La vacuna Pfizer-BioNTech está aprobada para personas mayores de 16 años. Eso significa que casi el 20 por ciento de la población del país norteamericano no es actualmente elegible para recibir la vacuna.

“Los niños pueden transmitir el virus a los adultos, y vacunar a los niños será un elemento esencial para disminuir las tasas de infección”, dijo Ann Muñana, instructora en la Universidad de Chamberlain y miembro del Grupo de Trabajo Científico de Vacunas COVID del Departamento de Salud Pública de Chicago.

Se desconoce cuánto tiempo los niños pueden transmitir el virus después de haber estado expuestos, pero el riesgo persiste. “Probablemente este período es similar al de los adultos. No se sabe bien cuánto contribuye esto a la propagación del virus en diferentes comunidades”, confirmó el doctor Robert Amler, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud del New York Medical College y ex director médico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los expertos españoles destacaron la importancia de la tecnología ARNm, utilizada para el desarrollo de las vacunas contra la enfermedad, porque “supondrá un antes y un después en el desarrollo de nuevas vacunas contra diferentes enfermedades infecciosas” (REUTERS)
Los expertos españoles destacaron la importancia de la tecnología ARNm, utilizada para el desarrollo de las vacunas contra la enfermedad, porque “supondrá un antes y un después en el desarrollo de nuevas vacunas contra diferentes enfermedades infecciosas” (REUTERS)

Por otro lado, los expertos españoles destacaron la importancia de la tecnología ARNm, utilizada para el desarrollo de las vacunas contra la enfermedad, porque “supondrá un antes y un después en el desarrollo de nuevas vacunas contra diferentes enfermedades infecciosas”.

Ahora bien, Garcés-Sánchez puntualizó que esta tecnología lleva más de dos décadas gestándose en diferentes centros de investigación y, de hecho, ya se estaba probando en candidatos vacunales para desarrollar inmunizaciones contra el VIH o el virus de la rabia. “En el futuro convivirán diferentes tecnologías en el área del desarrollo de vacunas”, dijo.

Por otro lado, el doctor Álvarez explicó que otras vacunas frente a infecciones que ocasionan millones de muertes anuales en todo el mundo de la tuberculosis y la del virus respiratorio sincitial (VRS), se encuentran igualmente en fases avanzadas de investigación, utilizando otro tipo de tecnología.

“El VRS es el principal agente productor de infección respiratoria a nivel mundial. Se estima que cada año ocasiona 33 millones de infecciones y es el causante del 70 por ciento de las hospitalizaciones por bronquiolitis en la infancia. Debido a su enorme impacto, el desarrollo de la vacuna frente a este virus una prioridad global”, añadió.

Con información de Europa Press

SEGUIR LEYENDO: