Por qué podría ser necesario vacunar a los niños para alcanzar la inmunidad de rebaño

Se han iniciado ensayos clínicos con niños para las vacunas COVID-19. Como son un alto porcentaje de población, sería difícil alcanzar ese parámetro sin inocularlos

Los niños podrían comenzar a recibir las vacunas COVID-19 pronto en Estados Unidos REUTERS/Ivan Alvarado
Los niños podrían comenzar a recibir las vacunas COVID-19 pronto en Estados Unidos REUTERS/Ivan Alvarado

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades de Estados Unidos expresó en conferencia de prensa que “entre el 70% y el 85% de la población tiene que estar inoculado para declarar el fin de la pandemia, y que ello podría lograrse al final del verano o a inicios del otoño en el norte”. Opinó que a medida que la tasa de vacunados vaya aumentando y los más vulnerables queden inoculados, el gobierno podría levantar algunas restricciones. “No será necesario esperar a que haya una inmunidad generalizada para que cambie la cantidad de actividades que se podrán realizar”, destacó. Quien se considera el experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, advirtió que “podría necesitarse vacunar a los niños para alcanzar la inmunidad colectiva”.

Bajo este escenario, una serie de estados de ese país anunció que comenzará a disponibilizar vacunas COVID-19 para más personas. A la par, Fauci en una de sus presentaciones en el Senado puso el acento en que “deberíamos tener cuidado al casarnos con este concepto de inmunidad colectiva porque realmente no sabemos con precisión, qué es eso para este virus en particular¨.

Con los ensayos clínicos planificados o en curso, los niños podrían comenzar a recibir las vacunas COVID-19 pronto en Estados Unidos. Los expertos dicen que la ronda de vacunaciones podría ser el paso final para controlar la pandemia de COVID-19 . Hoy, alrededor del 15% de las personas en los Estados Unidos ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19.

En este momento, la vacuna Moderna y la vacuna Johnson & Johnson solo están disponibles para adultos mayores de 18 años. La vacuna Pfizer-BioNTech está aprobada para personas mayores de 16 años. Eso significa que casi el 20 por ciento de la población del país norteamericano no es actualmente elegible para recibir la vacuna.

Hasta hace muy poco los ensayos clínicos no involucraban a los menores de 16 años; sin embargo los activos actuales ya han incluido a niños de 12 años en adelante, con planes para evaluar a los más pequeños si estos ensayos van bien  REUTERS/Ivan Alvarado
Hasta hace muy poco los ensayos clínicos no involucraban a los menores de 16 años; sin embargo los activos actuales ya han incluido a niños de 12 años en adelante, con planes para evaluar a los más pequeños si estos ensayos van bien REUTERS/Ivan Alvarado

“Los niños pueden transmitir el virus a los adultos, y vacunar a los niños será un elemento esencial para disminuir las tasas de infección”, dijo Ann Muñana, instructora en la Universidad de Chamberlain y miembro del Grupo de Trabajo Científico de Vacunas COVID del Departamento de Salud Pública de Chicago.

Se desconoce cuánto tiempo los niños pueden transmitir el virus después de haber estado expuestos, pero el riesgo persiste.

“Probablemente este período es similar al de los adultos. No se sabe bien cuánto contribuye esto a la propagación del virus en diferentes comunidades”, confirma el Dr. Robert Amler, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud del New York Medical College y ex director médico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ( CDC) Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades.

Foco infantil

Dado que los niños con el virus podrían ser foco de contagio del COVID-19, los expertos coinciden en que es posible que se deban incluir la vacunación para alcanzar la inmunidad colectiva. “Las estimaciones de lo que constituye la inmunidad colectiva para COVID-19 varían bastante. He visto entre el 60 y el 90 por ciento”, dijo Nichole Cumby, profesora de microbiología de la Universidad de Medicina y Servicios de Salud del Caribe. “Sin embargo, si está más cerca del límite superior de ese umbral, lo que probablemente se debe a la aparición de las nuevas variantes, que pueden propagarse más fácilmente, entonces es probable que los niños menores de 16 años deban vacunarse para llegar al 90 por ciento”, aclaró. En esta ecuación hay que contemplar que aún con intensidad en las campañas de vacunación, no todos los adultos se vacunarán, ya sea por elección o por complicaciones de salud.

“Los niños pueden transmitir el virus a los adultos, y vacunar a los niños será un elemento esencial para disminuir las tasas de infección” REUTERS/Remo Casilli
“Los niños pueden transmitir el virus a los adultos, y vacunar a los niños será un elemento esencial para disminuir las tasas de infección” REUTERS/Remo Casilli

Hasta hace muy poco los ensayos clínicos no involucraban a los menores de 16 años; sin embargo los activos actuales ya han incluido a niños de 12 años en adelante, con planes para evaluar a los más pequeños si estos ensayos van bien. “La forma más ética de hacer estos estudios es comenzar con niños mayores y luego pasar gradualmente a niños más pequeños -afirmó Johan C. Bester, director de bioética de la Escuela de Las Vegas de la Universidad de Nevada. Medicamento-. Siempre debe haber una consideración de los intereses de los niños involucrados. Es importante disponer de salvaguardias adicionales cuando se realiza una investigación con niños para asegurarse de que se protegen sus intereses”.

Si bien es similar a los adultos en algunos aspectos, la biología de los niños y, en particular, el sistema inmunológico pueden diferir significativamente de los de los adultos. Aún así las tasas más bajas de COVID-19 entre los niños (tienen la mitad de probabilidades de contraerlo que los adultos), así como las reacciones específicas a la enfermedad, como el síndrome inflamatorio multisistémico, siguen siendo constantes. “Es esencial considerar que los niños no son simplemente adultos pequeños. Por lo tanto, debemos hacer el arduo trabajo de evaluar la vacuna en estudios clínicos para que podamos asegurar la dosis correcta y la frecuencia correcta de inmunización “, sostiene el Buddy Creech, director del Programa de Investigación de Vacunas de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee.

Fauci aseguró en su presentación al Congreso que “no se sabe realmente cuál es ese punto mágico de la inmunidad colectiva, pero sí que si vacunamos a una abrumadora cantidad de población, estaremos en buena forma. En última instancia, nos gustaría y tenemos que tener hijos en esa selección”.

Si bien es similar a los adultos en algunos aspectos, la biología de los niños y, en particular, el sistema inmunológico pueden diferir significativamente de los de los adultos REUTERS/Fabrizio Bensch
Si bien es similar a los adultos en algunos aspectos, la biología de los niños y, en particular, el sistema inmunológico pueden diferir significativamente de los de los adultos REUTERS/Fabrizio Bensch

Siguiendo esta tendencia, varios estados de Estados Unidos han comenzado a abrir los rangos etarios sobre los que se trabaja en la aplicación de las vacunas para COVID-19. El gobernador de New Hampshire, Chris Sununu, anunció que la población de 50 años o más podrán comenzar a vacunarse desde la próxima semana y que el proyecto es extender esto a la población mayor de 16 años en unas cuantas semanas.

El gobernador de Missouri, Mike Parson, por su parte, también informó que para finales de marzo la población adulta que sea considerada esencial para la recuperación económica podrá vacunarse, en tanto espera que para el 9 de abril esta campaña involucre a todos los adultos. Illinois es otro estado que anunció esta misma decisión pero a partir del 12 de abril, y para el lunes próximo en Kentucky podrán empezar a vacunarse las personas a partir de los 50 años.

Los sujetos de 65 años o más representan más del 80% de todas las muertes por Covid-19, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades . Sin embargo, el 66% de las personas de 65 años o más han recibido al menos una dosis de vacuna , y alrededor del 39% están completamente vacunadas, lo que reduce drásticamente el riesgo de hospitalización y muerte.

Otro frente que involucra a los niños es en las escuelas. De hecho, se presume que el CDC actualice las pautas de distancia física de 2 metros a uno. Especialistas norteamericanos han indicado en un estudio publicado la semana pasada que las escuelas de Massachusetts que requieren un metro de distancia entre las personas no tienen diferencias en las tasas de COVID-19 en comparación con las que mantienen a los estudiantes a 2 metros de distancia. Este cambio es determinante para la apertura segura de muchos establecimientos. En la última audiencia del Senado, la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, dijo que la ciencia sobre este tema había evolucionado con el tiempo. La Organización Mundial de la Salud ha recomendado una distancia física en las escuelas de al menos un metro, o aproximadamente 3 pies.

SEGUIR LEYENDO: