Claudia Sheinbaum rechazó el diálogo con Ecuador e impuso condiciones para resolver el conflicto entre ambos países

La presidenta electa de México señaló que el pleito debe resolverse ante la Corte Internacional de Justicia

Guardar

Nuevo

FOTO DE ARCHIVO. La presidenta electa de México, Claudia Sheinbaum, ofrece una conferencia de prensa en Ciudad de México, México. 11 de junio de 2024. REUTERS/Raquel Cunha
FOTO DE ARCHIVO. La presidenta electa de México, Claudia Sheinbaum, ofrece una conferencia de prensa en Ciudad de México, México. 11 de junio de 2024. REUTERS/Raquel Cunha

La presidenta electa de México, Claudia Sheinbaum, rechazó este jueves dialogar con Ecuador tras la invasión de su embajada en Quito e insistió en que el conflicto debe resolverse mediante una demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“No es menor lo que hizo Ecuador con México, entonces no es un asunto de sentarse a platicar”, afirmó Sheinbaum en una rueda de prensa, en la que reiteró las exigencias incluidas en el alegato mexicano presentado a fines de abril ante el máximo tribunal de la ONU.

“Tienen ellos que dar el paso, la disculpa pública, lo que está pidiendo la demanda, y también el reconocimiento del derecho de asilo”, agregó la científica de 61 años, ganadora de los comicios presidenciales del pasado 2 de junio.

El pleito estalló el pasado 5 de abril cuando fuerzas ecuatorianas irrumpieron en la representación diplomática de México y detuvieron al ex vicepresidente de Ecuador Jorge Glas, quien estaba asilado.

Al día siguiente, México anunció la ruptura de sus relaciones con Ecuador y la retirada de todo su personal diplomático de ese país.

Los dos países presentaron alegatos orales ante la CIJ el 30 de abril y el 1 de mayo.

México pide declarar que Ecuador violó sus obligaciones internacionales, así como suspender su membresía a la ONU hasta que sus autoridades se disculpen públicamente.

Ecuador, por su parte, demanda a México por un supuesto “abuso” de las prerrogativas diplomáticas para proteger a Glas.

Fotografía de archivo de integrantes de un cuerpo élite de la Policía ecuatoriana cuando irrumpían en la Embajada de México para detener al exvicepresidente Jorge Glas, condenado por corrupción. EFE/ José Jácome
Fotografía de archivo de integrantes de un cuerpo élite de la Policía ecuatoriana cuando irrumpían en la Embajada de México para detener al exvicepresidente Jorge Glas, condenado por corrupción. EFE/ José Jácome

“Ecuador hizo una violenta aggression a la Embajada de Mexico, invadió violentamente, agredió al personal diplomático de Mexico. En el momento en que ocurrió apoyamos la decisión el presidente López Obrador de romper relaciones y hay una demanda en la Corte Internacional de Justicia en donde se está pidiendo la expulsión de la Organización de las Naciones Unidas de Ecuador para que no haya repetición porque fue sumamente grave”, subrayó Sheinbaum.

Estas declaraciones se dan luego de que la diplomática ecuatoriana Marisol Sommerfeld hizo un llamado al diálogo con México tras la reciente victoria electoral de Sheinbaum, quien asumirá la presidencia en sustitución de Andrés Manuel López Obrador el próximo 1 de octubre. Sommerfeld reafirmó en entrevista con EFE que Ecuador siempre ha estado abierto a mantener un diálogo constructivo, independientemente de quién esté al frente del gobierno mexicano.

De esta manera, la funcionaria sudamericana destacó que la decisión de romper las relaciones diplomáticas fue unilateral y proveniente del gobierno de México. Durante la entrevista, la diplomática expresó que Ecuador valora el diálogo y se mantiene dispuesto a colaborar con las nuevas autoridades mexicanas para restablecer las relaciones de manera positiva.

El detonante de la crisis se gestó a fines de 2023 cuando Glas -vicepresidente durante el gobierno de Rafael Correa-, acusado de malversación de fondos y condenado en un proceso en separado, se refugió en la embajada de México, alegando persecución política.

Luego de un agravamiento de las tensiones, México -un país con una larga tradición de concesión de refugio político- otorgó a Glas la condición de asilado. Pocas horas más tarde, la embajada fue invadida por agentes armados.

Imágenes de video ampliamente divulgadas mostraron a agentes ecuatorianos retirando a rastras a Glas de la misión diplomática.

(Con información de AFP)

Guardar

Nuevo