Un grupo de comerciantes de Bolivia inició una marcha hasta la sede de Gobierno para reclamar por la falta de dólares y combustible

Desde hace días, varios sectores sociales protestan por la escasez de estos recursos y la falta de respuesta del Ejecutivo de Luis Arce

Guardar

Nuevo

Un grupo de comerciantes de Bolivia inició una marcha hasta la sede de Gobierno para reclamar por la falta de dólares y combustible (EFE)
Un grupo de comerciantes de Bolivia inició una marcha hasta la sede de Gobierno para reclamar por la falta de dólares y combustible (EFE)

Un grupo de comerciantes de Bolivia inició este martes una marcha que recorrerá casi 100 kilómetros y finalizará en la sede de Gobierno, en La Paz, en señal de protesta por la falta de dólares y combustible que, como consecuencia, encarecieron varios productos de primera necesidad.

La concentración partió desde Patacamaya, al sur de la capital, y estuvo encabezada por varias delegaciones de distintas regiones del país. Antes de iniciar el recorrido se hizo una ofrenda a la Pachamama -Madre Tierra- y, a continuación, el grupo caminó 20 kilómetros hasta la población altiplánica de El Tolar. Se prevé que llegue a la sede del Ejecutivo el próximo lunes.

El principal dirigente del rubro de los comerciantes, César González, habló con los medios locales y explicó que la medida de fuerza se da como consecuencia de que el gabinete de Luis Arce se niega a hacer lugar a sus reclamos y a darles una respuesta.

Buscamos “exigirle al Gobierno que dé una solución definitiva a la crisis económica que estamos viviendo por la falta de dólares y combustible”, dijo antes de adelantar que si esta acción no tiene éxito se organizarán otras dos jornadas de “bloqueos y cierres de caminos”.

Muchos precios de primera necesidad se encarecieron por la falta de liquidez de dólares (EFE)
Muchos precios de primera necesidad se encarecieron por la falta de liquidez de dólares (EFE)

Asimismo, el grupo busca la anulación de un decreto supremo que perjudicará a la actividad, así como las renuncias del presidente de Impuestos Nacionales, Mario Cazón, y de la presidente de la Aduana, Karina Cerrudo.

A la par de esta acción, a comienzos de la semana entrante los choferes de transporte nacional e internacional anunciaron un bloqueo nacional de rutas con cierre de fronteras, con los mismos reclamos. Esta es una de las tantas protestas que los transportistas han estado realizando en las últimas semanas, con el apoyo de juntas vecinales y activistas.

Bolivia está inmersa desde principios de 2023 en una crisis económica agudizada por la falta de liquidez de dólares y la disminución significativa de las reservas internacionales. Según informes del Banco Central, en abril estas apenas se ubicaron en USD 1.796 millones, USD 87 millones más que los USD 1.709 millones de finales del último año.

En un intento por contener esta situación, el Gobierno dispuso la venta directa de dólares por medio del BCB, consiguió acordadas con empresarios privados, liberó las exportaciones y dio incentivos para bajar el gasto en la importación de combustibles, pero nada de ello logró resolver el problema.

Arce sostuvo que el alza de los precios de la canasta familiar responde a una “manifestación de la crisis climática y del sistema capitalista" (EFE)
Arce sostuvo que el alza de los precios de la canasta familiar responde a una “manifestación de la crisis climática y del sistema capitalista" (EFE)

Por el contrario, el acceso al combustible fue cada vez más restringido, al igual que ocurrió con las divisas, y las faltantes de productos se volvieron frecuentes, ante la ausencia de dinero para pagar a proveedores de, por ejemplo, abono y fertilizantes, necesarios para la producción.

Este martes, sin embargo, el Presidente encabezó un acto junto a un grupo de mineros sindicalizados y denunció que esta alza de los precios de la canasta familiar responde a una “manifestación de la crisis climática y del sistema capitalista”, evitando hacer alusión a los números en rojo de su gestión.

También, la víspera el Gobierno ordenó operativos de control en algunas ciudades fronterizas con Argentina con el objetivo de evitar la exportación de estos alimentos tan requeridos en el mercado boliviano, por medio del contrabando.

(Con información de EFE)

Guardar

Nuevo