Uruguay: el jefe de custodia presidencial de Lacalle Pou sería imputado por dos delitos

Según la fiscal del caso, Astesiano es parte de una organización delictiva que falsificaba partidas de nacimiento para que ciudadanos rusos pudieran obtener pasaportes uruguayos

Alejandro Astesiano cuenta con veinte indagatorias en su contra desde 2003 hasta 2018 por delitos como hurto, apropiación indebida, daño y estafa. REUTERS/Mariana Greif
Alejandro Astesiano cuenta con veinte indagatorias en su contra desde 2003 hasta 2018 por delitos como hurto, apropiación indebida, daño y estafa. REUTERS/Mariana Greif

La fiscal de Flagrancia de 12º turno, Gabriela Fossati, tomará este martes la decisión respecto a si imputar al jefe de custodia presidencial, Alejandro Andrés Astesiano Severgnini, por su presunta participación en una red que falsificaba documentos. Actualmente se encuentra detenido.

La maniobra habría comenzado en 2019, cuando se detectó una cantidad inusual de rusos con partidas de nacimiento que aseguraban tener padres uruguayos y solicitaban recibir el pasaporte uruguayo, para así transformarse en ciudadanos naturales del país.

La organización cobraba alrededor de USD 1.200 por falsificar partidas de nacimiento y lo hacía a través del acceso a datos de la Dirección Nacional de Identificación Civil (DNIC), según informó TV Ciudad. Por el caso ya fueron imputadas tres personas -dos ciudadanos rusos y un escribano- por usurpación de identidad, falsificación de documento y asociación para delinquir: “En principio cada uno tiene un rol distinto y había un concierto entre ellos”, aseguró la fiscal Fossati. Ahora resta determinar cuál fue el rol de Astesiano.

Según trascendió, el hombre cuenta con veinte indagatorias en su contra desde 2003 hasta 2018 por delitos como hurto, apropiación indebida, daño y estafa. En 2002 fue procesado por estafa fuera de la reiteración real con dos delitos.

Un vínculo que se remonta al año 1999

El presidente Luis Lacalle Pou y Alejandro Astesiano se conocieron en el año 1999, cuando trabajaba para el candidato a vicepresidente Sergio Abreu. Abreu era parte de la fórmula del Partido Nacional lideraba por el padre de Lacalle Pou, Luis Alberto Lacalle Herrera.

Astesiano fue seguridad de los blancos entre 2014 y 2019, custodio del actual presidente durante la campaña electoral y elegido por Lacalle Pou como jefe del Servicio de Seguridad Presidencia durante su mandato. Antes trabajó en Jefatura, en Investigaciones y en la Dirección Nacional de Identificación Civil.

La sorpresa de Lacalle

El mandatario uruguayo tomó conocimiento del caso cuando llegó a Montevideo luego de cinco días en el exterior con su familia, viaje en el que Astesiano había participado. Una vez en el país, el hombre en cuestión fue detenido en la Residencia de Suárez y Reyes por el director de Inteligencia de la Policía, el comisario general Claudio Correa. Posteriormente, Lacalle Pou convocó una conferencia de prensa en la que calificó de “profesionalmente intachable” al ahora detenido.

Obviamente, si ustedes se sorprendieron de la noticia, imagínense quien habla, cuando estos últimos cinco días estaba afuera con mis hijos y con la persona que ayer fue detenida”, dijo el presidente. “Apenas llegué a la casa, en un breve intercambio de palabras me dijo (Claudio Correa) de qué se trataba el asunto, convocamos a esta persona al escritorio donde estábamos reunidos y se lo detuvo”, agregó.

“Si hubiera un más mínimo indicio, yo no le entregaría lo más preciado que tengo, que es mi familia”, aseguró Lacalle Pou y recalcó: “Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario”.

Por otro lado, mencionó que “desde ese momento a la fecha está incomunicado”: “No tengo información oficial. Según me dicen ahora estaría en Fiscalía”, agregó.

La oposición, por su parte, consideró que “falta claridad” respecto a la detención. “Durante varios meses se publicó una cantidad de indagaciones que tuvo este funcionario, que se le acreditaban delitos que había cometido. En este caso, la Fiscalía pide la detención por la posible falsificación de pasaportes o documentos que posibilitaron pasaportes rusos. Si esto fuera así, no puede el presidente calificar de trabajador intachable, de un funcionario intachable, de una conducta intachable, porque no la tuvo en el pasado, en apariencia, ni la está teniendo, en apariencia, en el presente”, dijo el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR