Quién fue Marta Ugarte, la primera víctima de la dictadura de Pinochet cuyos asesinos pagarán con cárcel 45 años después

Su cuerpo fue arrojado desde un helicóptero al mar y encontrado con claros signos de tortura. La condenas para 18 ex militares acaban de de ser confirmadas por la Corte Suprema de Chile

El cuerpo de Marta Ugarte fue arrojado al mar desde un helicóptero y fue encontrado con múltiples señales de tortura.
El cuerpo de Marta Ugarte fue arrojado al mar desde un helicóptero y fue encontrado con múltiples señales de tortura.

La Corte Suprema de Chile confirmó las condenas para 18 ex agentes del Estado pertenecientes a la desaparecida Dirección de Inteligencia Nacional, Dina, por el secuestro agravado y homicidio calificado de la profesora Marta Ugarte Román, la primera víctima confirmada de la dictadura de Augusto Pinochet. La profesora fue detenida en agosto de 1976 en la región Metropolitana y su cuerpo apareció en la playa La Ballena -en la localidad de Los Molles, distante 182 kilómetros al norte de Santiago- el 12 de septiembre de 1976 luego de ser sometida a reiteradas torturas y lanzada al mar desde un helicóptero.

En la sentencia, la Segunda Sala del máximo tribunal descartó error de derecho en la decisión, que estableció que Marta Ugarte fue detenida y asesinada por razones políticas, debido a su militancia en el Partido Comunista.

La sentencia condena a Ricardo Lawrence Mires, Heriberto del Carmen Acevedo y Claudio Pacheco Fernández a 15 años de presidio como autores de homicidio calificado y a 10 años de presidio como autores de secuestro calificado.

En tanto Pedro Espinoza Bravo, José Ojeda Obando, Juvenal Piña Garrido, Víctor Manuel Álvarez Droguett, Orlando Altamirano Sanhueza, Guillermo Díaz Ramírez, Jorge Díaz Radulovich, Orlando Torrejón Gatica, Carlos Miranda Mesa y Carlos López Inostroza fueron condenados a 10 años de presidio como autores de secuestro calificado.

Carlos Mardones Díaz fue sentenciado a 8 años de presidio como cómplice y Luis Polanco Gallardo fue condenado 5 años de presidio como encubridor de homicidio calificado.

Leónidas Méndez Romero y José Seco Alarcón deberán purgar una pena de 5 años de presidio como cómplices de secuestro calificado y Emilio Troncoso Vivallos fue sentenciado a una pena de 4 años de presidio como cómplice de secuestro calificado.

Las condenas contra los ex miembros de la Dina son por secuestro agravado y homicidio calificado.
Las condenas contra los ex miembros de la Dina son por secuestro agravado y homicidio calificado.

La historia de Marta

La profesora miembro del Comité Central del Partido Comunista (PC) fue la Encargada Nacional de Educación de su partido durante el gobierno de Salvador Allende y la primera víctima confirmada tras el golpe de Estado ocurrido el 11 de septiembre de 1973.

Tras la intervención militar pasó a la clandestinidad. El 9 de agosto de 1976, cuando tenía 42 años, fue vista por última vez mientras era sacada de su casa por personal de la Policía de Investigaciones, pero su arresto nunca fue reconocido por parte de las autoridades. El 16 de agosto de 1976 se interpuso un recurso de amparo a su favor que, como muchas causas de la época, no fue acogido por la justicia.

Investigaciones posteriores determinaron que la profesora permaneció en el centro de Detención de Villa Grimaldi, cuartel reconocido por la crueldad de sus celadores. En tortura, su cuerpo fue quemado y sus uñas arrancadas. De allí fue trasladada al centro de detención Peldehue, donde el coronel Germán Barriga ordenó su asesinato. La orden debía ser cumplida por Osvaldo Pincetti, un supuesto doctor que debía aplicar una inyección letal. Pero el medicamento no cumplió su fin y declaraciones posteriores señalan que el cuerpo seguía con movimientos cuando lo ensacaron para tirarlo al mar. “Entonces abrimos el saco, cortamos uno de los alambres que ataban el trozo de riel al cuerpo de la dirigente comunista y la ahorcamos con él. No se movió más. Después amarramos nuevamente el saco con el mismo alambre. Llegó el helicóptero Puma del Ejército. Y Barriga ordenó subir los cuerpos a bordo”, declaró durante el proceso judicial el ex agente de la Dina identificado con las iniciales E.V.T.

Según la autopsia, su muerte fue a consecuencia de las torturas que sufrió. Entre los daños encontrados en su cuerpo figuran una fractura a la columna, fracturas costales múltiples, ruptura y estallido de hígado y bazo, luxación de ambos hombros y cadera, además de una doble fractura en el antebrazo derecho, entre otros. El examen dató su muerte el 9 de septiembre de 1976.

Tres días más tarde comenzó a circular la noticia del hallazgo de su cuerpo, ante lo cual la prensa de la época reaccionó como era habitual en esos momentos, desconociendo u ocultando su identidad. De hecho, se publicó un montaje aseverando que se trataba del asesinato de una joven y hermosa mujer, debido a un asunto pasional.

En la actualidad, existe un memorial en el balneario La Ballena, en el que se lee “en homenaje a Marta Ugarte, Detenida Desaparecida y lanzada al mar, cuyo cuerpo llegó a las orillas de esta playa, dejando al descubierto el destino de muchas personas asesinadas por la dictadura”.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR