Indignación en Chile: pusieron a la venta online ropa que celebra los “vuelos de la muerte” de la dictadura de Pinochet

En redes sociales se advirtió sobre la comercialización en la plataforma Ebay de playeras que reivindican uno de los crímenes más terribles de la historia del país sudamericano

Una de las imágenes que se ofrece impresa en remeras a la venta en sitios de internet y que generó una ola de críticas en Chile
Una de las imágenes que se ofrece impresa en remeras a la venta en sitios de internet y que generó una ola de críticas en Chile

Un conocido portal de venta y remate internacional de productos por Internet está ofreciendo vestimenta que exalta uno los crímenes más atroces del dictador chileno Augusto Pinochet ocurridos durante su dictadura militar: los llamados “vuelos de la muerte”.

Se trató de una de las fórmulas más terribles utilizadas por los órganos represivos de la dictadura militar en Chile. Según consta en los informes proporcionados por investigaciones posteriores como Valech y Rettig, que proporcionaron datos de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el régimen, arrojar cuerpos al mar fue una práctica recurrente. De hecho existen innumerables historias de desaparición de hombres y mujeres de los que no se tiene rastro hasta hoy.

El caso lo dio a conocer en las últimas horas el periodista argentino Uki Goñi, quien además adjuntó diferentes fotografías de los productos publicados en el portal de venta y compra.

Por alrededor 20 dólares, y con despacho gratis a cualquier parte del mundo en algunos casos, las prendas, provenientes de los Estados Unidos, se pueden adquirir en Ebay bajo el término de búsqueda “Pinochet Helicopter” o “Pinochet Tour’s”, expresiones comúnmente usadas por los partidarios del dictador para referirse a este método de exterminio.

“Los vuelos de la muerte”

Se trató de un método sistemático de exterminio usado en la década de 1970 en Chile, Argentina y Uruguay, el cual consistía en arrojar detenidos políticos desde un avión o un helicóptero de las Fuerzas Armadas al mar, para así asesinarlos y eliminar toda prueba al respecto.

En 2018 la justicia chilena sentenció al ex brigadier Miguel Krassnoff por su responsabilidad en crímenes y desapariciones con la práctica de "los vuelos de la muerte"
En 2018 la justicia chilena sentenció al ex brigadier Miguel Krassnoff por su responsabilidad en crímenes y desapariciones con la práctica de "los vuelos de la muerte"

En Argentina se tiene registro que esto ocurrió desde 1976, durante la dictadura militar de Jorge Rafael Videla. Mientras que en Chile, la cruel práctica se fomentó desde los inicios de la dictadura militar de Pinochet, en 1973.

En Chile, el 2018 se acreditaron estos hechos, mediante el testimonio de un militar en retiro, quien fue testigo del uso de helicópteros del Ejército modelo “Puma”, para realizar estos crímenes.

Según el testimonio de Juan Guillermo Orellana Bustamante, suboficial en retiro del Ejército, “las personas iban amarradas de pies y manos”, comúnmente con los ojos vendados. Además, los detenidos iban “con un pedazo de fierro amarrado a los pies”, cuyo fin era provocar que el cuerpo se hundiera en el mar.

En Chile esta práctica criminal, conocida como “vuelos de la muerte”, fue difícil de probar por la justicia por falta de reconocimiento de las víctimas. Se sabía, lo decían testimonios, pero no había nombres de víctimas: los testigos no eran capaces de identificar a las personas arrojadas al mar, algo que cambió en 2018, año en el cual los tribunales procesaron por primera vez a militares por arrojar personas vivas al mar.

Fue en mayo de 2018 cuando el juez Jaime Arancibia Pinto dictó el procesamiento contra el genocida, exbrigadier del ejército de Chile, Miguel Krassnoff Martchenko, y los militares Richter Nuche Sepúlveda, Emilio de la Mahotiere y Carlos Mardones Díaz, por asociación ilícita y secuestro calificado de tres detenidos desaparecidos. Ceferino Santis Quijada, de 31 años y militante del Movimiento Izquierda Revolucionaria (MIR); Luis Norambuena Fernandois de 30 años y militante del Partido Socialista; y Gustavo Farías Vargas, de 23 años y militante del MIR, fueron las víctimas reconocidas cuyos cuerpos se perdieron en las aguas.

La denuncia en Twitter sobre la venta de remeras con textos y gráficos alusivos a "los vuelos de la muerte" no pasó inadvertido
La denuncia en Twitter sobre la venta de remeras con textos y gráficos alusivos a "los vuelos de la muerte" no pasó inadvertido

Estas poleras tienen frases impresas como “Pinochet no hizo nada malo”, o “Hagamos que los comunistas vuelvan a temer a las aeronaves de alas giratorias”. Estas leyendas están acompañadas por diseños de helicópteros y figuras humanas siendo arrojadas desde las naves.

Solo basta con una búsqueda rápida por el portal de venta y compra para detectar, aproximadamente, 15 productos de este tipo, y otros relacionados con el supremacismo blanco. La mayoría de estos artículos tiene su origen en Estados Unidos.

No es la primera vez

En Chile, desde el 2017 que se han denunciando la existencia de estos productos en diferentes portales de Internet. Por ejemplo, durante ese año se descubrió que otro sitio vendía estas prendas, y luego que este hecho fuera publicado en medios de comunicación internacional, la plataforma retiró los artículos.

2018, momento en el que fue detenido el ex brigadier del Ejército Miguel Krassnoff uno de los gestores de "los vuelos de la muerte" en Chile
2018, momento en el que fue detenido el ex brigadier del Ejército Miguel Krassnoff uno de los gestores de "los vuelos de la muerte" en Chile

Por otro lado, en Chile estos productos han provocado escándalos nacionales que han salpicado la carrera de políticos y presidenciables. Así fue el caso de José Antonio Kast, líder de la extrema derecha chilena, y actual candidato presidencial por el Partido Republicano, quien se enfrentó a la opinión pública por una de estas poleras.

Todo se inició en abril del 2018, cuando usuarios de Internet denunciaron la existencia de una fotografía entre Kast y un seguidor, quien este último vestía una polera con la leyenda “Pinochet’s Helicopter Tours”, junto con el diseño de una figura humana siendo arrojada desde un helicóptero.

Ante la denuncia, Kast declaró que en la ocasión, “me saque cientos de fotos y no me di cuenta de la imagen de la polera”. Además, añadió que “es una burla cruel, inhumana e inaceptable, que condeno absolutamente”.

Sin embargo, la relación entre Kast y los detenidos desaparecidos siempre ha sido tensa. En abril del 2018, el diputado Ignacio Urrutia señaló a las víctimas de prisión política y tortura como “terroristas”. Frente a la polémica desatada, Kast defendió al parlamentario e indicó que “más allá de las formas, el diputado Urrutia dice una gran verdad: hay organizaciones, dirigentes y parlamentarios que llevan años lucrando con los DDHH en Chile”.

SEGUIR LEYENDO: