Transportistas uruguayos de carga amenazan con bloquear los puentes internacionales con Argentina

Piden mayor protección para poder competir con los camiones argentinos, que se ven favorecidos por el tipo de cambio

Los transportistas uruguayos que llevan productos hacia otros países y hacen cruces internacionales evalúan bloquear los pasos fronterizos en reclamo de medidas económicas al Ministerio de Economía
Los transportistas uruguayos que llevan productos hacia otros países y hacen cruces internacionales evalúan bloquear los pasos fronterizos en reclamo de medidas económicas al Ministerio de Economía

Los transportistas uruguayos, agrupados bajo CATIDU (Cámara de Autotransporte Terrestre Internacional del Uruguay), afirman que perdieron un gran porcentaje de su mercado en el último año y medio. Pasaron de hacer un 50% del total de los viajes de cargas internacionales a hacer solo un 10%. ¿Quién se quedó con ese 40%? Los transportistas argentinos, según ellos.

CATIDU es una agrupación que se ocupa de nuclear a los empresarios que tienen camiones de carga que realizan viajes entre países. Lo que no les permite competir contra los transportistas argentinos son las tarifas tan diferentes por el tipo de cambio entre un país y otro. Por eso, reclaman medidas proteccionistas por parte del gobierno y, como forma de protesta, analizan la posibilidad de hacer un bloqueo a los puentes internacionales.

Uno de los pasos fronterizos que planean cortar es el puente internacional Libertador General San Martín, que une Fray Bentos (Uruguay) con Gualeguaychú (Argentina). Este es el puente más importante para el cruce de turistas argentinos durante las temporadas de verano uruguayas.

Mauro Borzacconi, presidente de CATIDU, pidió públicamente al Ministerio de Economía y Finanzas que se implemente una medida económica para que los transportistas argentinos que hacen viajes hacia Uruguay deban operar a través de vías bancarias, como deben hacerlo los uruguayos, informó Subrayado.

El reclamo, entonces, tiene que ver con medidas compensatorias para el sector declarado “en crisis” por la situación cambiaria.

Lo que sucede, según Borzaccon, es que los argentinos cobran efectivo en dólares y los cambian en su país a precio de dólar blue, sacándole el doble de rendimiento al dinero por un flete. Por eso, pueden cobrar más barato que los uruguayos. “Nosotros, directamente nos estamos quedando sin mercado porque es imposible llegar a los precios de ellos”, dijo.

El dólar blue es una expresión utilizada en Argentina para hacer referencia al dólar americano que se compra ilegalmente en los mercados negros o informales.

El problema tiene que ver con el tipo de cambio ilegal en Argentina. Los transportistas argentinos cobran dólares en efectivo y los cambian en argentina al precio de dólar blue, rindiéndole mucho más el dinero que a un uruguayo y pudiendo bajar los costos de tarifas


FOTO DE ARCHIVO: REUTERS/Simon Dawson
El problema tiene que ver con el tipo de cambio ilegal en Argentina. Los transportistas argentinos cobran dólares en efectivo y los cambian en argentina al precio de dólar blue, rindiéndole mucho más el dinero que a un uruguayo y pudiendo bajar los costos de tarifas FOTO DE ARCHIVO: REUTERS/Simon Dawson

“Lo que propusimos es que las empresas argentinas estén obligadas a realizar giros bancarios, cosa de que cobren según el tipo de cambio oficial, y reciban los ingresos directamente en pesos”, dijo Borzacconi, que agregó: “Si no ellos obtienen una escandalosa ganancia que les permite ofrecer tarifas más bajas y, de hecho, hoy tienen el 90% del mercado del transporte Uruguay-Argentina, cuando antes de la pandemia se repartía en un 50% con las empresas nacionales”, dijo el empresario al diario El País.

Sostuvo que los uruguayos, en este caso, se encuentran con una “desventaja desleal” y que el gobierno debe tomar “cartas en el asunto” como prometió hacer meses atrás. En un comunicado difundido por CATIDU, se declaró que el Ministerio de Economía aún no ha tomado medidas que garanticen el trabajo de los transportistas internacionales uruguayos. Se solicitó “fiscalizar la informalidad y minimizar la desigualdad de costos que hay hoy con respecto a Argentina”.

“Nosotros hace un año y medio que le llevamos este planteo a Economía, volvimos hace un año a presentarlo por mesa de entrada y hace cinco meses nos juntamos con Falero y Labandera, todos entendieron que era pertinente llegar a una solución porque es justo pero hace cinco meses que la solución no viene, lo que indudablemente ha generado un malestar importante en el sector”, dijo Borzacconi al informativo Telenoche.

Tampoco se podría solucionar a través de la cantidad de oferta de fletes uruguayos, ya que el sector de transporte de carga internacional abarca a casi 10.000 trabajadores de forma directa e indirecta y, agregó Borzaccon, “no hay espacio dentro de Uruguay para poner más camiones y, obviamente, con los argentinos no se puede competir”.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR