La lista de polémicas de la Convención Constitucional en Chile: fallas estructurales, computadores hackeables y una acusación política contra un ministro de Piñera

Renuncias, eventuales acusaciones constitucionales y hasta posibles cambios de sede han sido parte de las primeras polémicas de la Convención Constitucional en Chile.

Fotografía cedida por la Secretaría de la Presidencia de Chile que muestra la primera sesión de la Convención Constitucional hoy, en Santiago (Chile). EFE/ Cortesía Secretaría de la Presidencia de Chile/
Fotografía cedida por la Secretaría de la Presidencia de Chile que muestra la primera sesión de la Convención Constitucional hoy, en Santiago (Chile). EFE/ Cortesía Secretaría de la Presidencia de Chile/

Este miércoles por fin la Convención Constitucional de Chile pudo sesionar por segunda vez, luego de dos intentos frustrados ocurridos durante esta semana, la cual ha estado marcada por interrupciones de razones técnicas y sanitarias para los constituyentes.

Recordemos que durante este domingo recién pasado, Chile dio el vamos a su Convención Constitucional integrada por 155 constituyentes, quienes tendrán la responsabilidad de escribir una Nueva Constitución para el país en el plazo máximo de un año.

Y fue efectivamente el domingo pasado cuando se iniciaron los problemas entre la recién conformada Convención Constitucional, y el Gobierno de Chile.

Durante aquella jornada se aplazó el inicio de la sesión por dos horas, luego que familiares de los constituyentes, y un grupo de manifestantes se enfrentaran a Carabineros de Chile en el exterior del exCongreso Nacional, en Santiago.

A pesar de los altibajos iniciales, la sesión se pudo iniciar y se eligió a la profesora de origen mapuche, Elisa Loncón, como presidenta de la Convención, y al abogado Jaime Bassa, como vicepresidente del organismo.

Problemas técnicos y sanitarios

Sin embargo, al otro día, la Convención Constitucional tendría su segunda reunión a las 15 PM, pero cuando los 155 integrantes llegaron al exCongreso Nacional, se dieron cuenta que muy poco estaba preparado para esta sesión, a pesar que el Gobierno aseguró haber trabajado durante meses para esta instancia.

Alrededor de las 16.30 PM de esa jornada, los convencionales acusaron frente a la prensa la falta de recursos técnicos como computadores, audio, internet y la no existencia de elementos sanitarios básicos como alcohol gel.

Incluso, durante ese día, aún se seguían instalando pantallas en medio de la sesión, y horas después se acusó que los computadores de los constituyentes tenían Windows 7, un sistema operativo altamente hackeable y vulnerable a los piratas cibernéticos.

Esto generó la inmediata reacción de la convención en contra del Gobierno, a quienes se les acusó incluso de querer “boicotear” la sesión. Desde La Moneda recibieron el golpe y se comprometieron reparar las falencias, cosa que sucedió recién durante este miércoles.

En tanto, los convencionales de derecha acusaron a la mesa recién asumida de no garantizar el inicio de la sesión de ese lunes.

Propuestas y presiones al Gobierno

Elisa Loncón (c), presidenta, junto a Jaime Bassa (d), Vicepresidente de la Convención Constituyente en Chile, fueron registrados este martes, durante una rueda de prensa, en Santiago de Chile. EFE/Elvis González
Elisa Loncón (c), presidenta, junto a Jaime Bassa (d), Vicepresidente de la Convención Constituyente en Chile, fueron registrados este martes, durante una rueda de prensa, en Santiago de Chile. EFE/Elvis González

Frente a los problemas que generaron las descoordinaciones del lunes pasado, las universidades públicas de Chile se unieron y ofrecieron a la Convención Constitucional sesionar en cualquiera de sus recintos a lo largo y ancho del país. Lo anterior fue un golpe para el Gobierno, y una presión directa para apurar y asegurar el inicio de la segunda sesión para esta este miércoles.

Esto generó que la Convención Constitucional diera un ultimátum al Gobierno: si las condiciones no estaban para desarrollar la segunda sesión durante este miércoles, los constituyentes abandonarían el exCongreso Nacional y sesionarían en la Casa Central de la Universidad de Chile, en Santiago.

Además, desde el inicio de estos problemas, se solicitó la renuncia al ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Juan José Ossa, y para el Secretario Ejecutivo de la Convención, Francisco Encina, quien abandonó su cargo durante este miércoles para ser reemplazado por Catalina Parot, una mujer de derecha cercana al presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Eventual acusación constitucional contra Ossa

En la imagen, el ministro Secretario General de la Presidencia, Juan José Ossa.
En la imagen, el ministro Secretario General de la Presidencia, Juan José Ossa.

Este jueves, en medio de la realización de la tercera sesión convencional, se anunció que el Partido Comunista (DC) presentará este lunes una acusación constitucional en contra del ministro Ossa, quien ha sido sindicado como unos de los eventuales responsables de los atrasos ocurridos en las jornadas del lunes y del martes.

Esta acusación constitucional se sumaría a la que está escrita en borrador por el diputado independiente, Karim Bianchi.

Según los primeros datos recabados de este futuro procedimiento, se le acusará al ministro Ossa por la eventual vulneración al artículos 133 de la Constitución vinculadas con la obligación del Gobierno, y de la Segpres, por instalar la convención de la mejor manera, cosa que los diputados comunistas creen que no ha sucedido.

La bancada de diputados y diputadas del Partido Comunista, en su reunión de hoy de bancada, ratificó que va a presentar una acusación constitucional contra el ministro secretario general de la Presidencia, el ministro Ossa, por su negligencia inexcusable y acción deliberada para boicotear el desarrollo de la Convención Constitucional”, confirmó el diputado comunista, Daniel Núñez.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR