Falta de vacunas contra el coronavirus en Brasil: suben a seis las capitales estaduales que suspenden la campaña de inmunización

Río de Janeiro, Salvador, Cuiabá y Belém ya no están aplicándolas, mientras que entre el jueves y el viernes ocurrirá lo mismo en Curitiba y Porto Alegre

La enfermera Virginia Ribeiro prepara una dosis de la vacuna Coronavac. EFE/ Raphael Alves/Archivo
La enfermera Virginia Ribeiro prepara una dosis de la vacuna Coronavac. EFE/ Raphael Alves/Archivo

La falta de vacunas contra el COVID-19 en Brasil ya obligó a seis capitales regionales a suspender la inmunización de sus habitantes, entre ellas Río de Janeiro, que interrumpió el proceso este miércoles, en momentos en que la pandemia se ha recrudecido fuertemente en la icónica ciudad.

Salvador y Cuiabá, capitales de los estados de Bahía y Mato Grosso, respectivamente, frenaron la víspera la aplicación de los antídotos, y Belém, la capital de Pará, la suspendió desde el domingo. La previsión es que entre el jueves y el viernes ocurra lo mismo en Curitiba, la capital de Paraná, y en Porto Alegre, la capital de Río Grande do Sul.

La escasez de las vacunas también afecta a varios municipios del país, lo que elevó la furia de la Confederación Nacional de Municipios, que criticó la falta de previsión del Gobierno y pidió la cabeza del ministro de Salud, Eduardo Pazuello.

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Sinovac el 6 de febrero de 2021 en un centro de vacunación instalado en la "Pasarela de Samba", en Río de Janeiro (Brasil). EFE/ Antonio Lacerda
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Sinovac el 6 de febrero de 2021 en un centro de vacunación instalado en la "Pasarela de Samba", en Río de Janeiro (Brasil). EFE/ Antonio Lacerda

De acuerdo con el organismo, el Ministerio de Salud “ha ignorado repetidamente” a los alcaldes de Brasil y su titular no realizó la planificación necesaria para la adquisición de vacunas porque “su mando no creía en la vacunación como salida a la crisis”.

“Considerando que la vacunación es la única vía para superar la crisis de salud y posibilitar la reanudación del desarrollo económico y social, y por no creer que la actual gestión cumpla con las condiciones para llevar a cabo este proceso, el movimiento municipal considera necesario, urgente e inevitable el cambio de comando en la cartera (de Salud) por el bien de los brasileños”, señaló la confederación en un comunicado divulgado la víspera.

Brasil inició su campaña de vacunación hace exactamente un mes y hasta ahora el Ministerio de Salud ha distribuido 12 millones de dosis (2 millones del antídoto del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y 10 millones de la china Sinovac).

Pese a que el Ministerio de Salud aseguró que ya compró 354 millones de vacunas que tendría que recibir en un año, de las cuales 200 millones fabricadas en el país, aún no hay previsión de cuándo serán distribuidos los nuevos lotes de inmunizantes.

Un anciano recibe una vacuna en el Sambódromo de Río de Janeiro (REUTERS/Ricardo Moraes)
Un anciano recibe una vacuna en el Sambódromo de Río de Janeiro (REUTERS/Ricardo Moraes)

Río sufre los peores registros desde el inicio de la pandemia

La interrupción de la vacunación en Río de Janeiro se da en momentos en que registró el récord de casos por coronavirus en un solo día, con 8.385 nuevos contagios contabilizados, el mayor número en la región desde que llegó la pandemia al país, a finales de febrero de 2020.

De los más de 8.300 casos nuevos, el 90,5 % fue diagnosticado en su capital homónima con cerca de 7.600 positivos.

El estado, uno de los más azotados por la pandemia en el país, ya contabiliza más de 31.600 muertes por COVID-19, de las cuales más de 18.121 ocurrieron en la capital fluminense, el mayor número de fallecidos en todo el país, incluso por encima de San Pablo, ciudad que le dobla en número de habitantes.

De acuerdo con el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, las nuevas dosis de las vacunas contra el COVID-19 son esperadas para la próxima semana, cuando se reanudaría el calendario de vacunación en la ciudad.

Brasil es el segundo país con mayor número de muertes por COVID-19 en el mundo (241.000), detrás de Estados Unidos, y el tercero con más contagios (9,9 millones) después del país norteamericano e India.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: