La Comunidad Andina pidió ayuda para los migrantes venezolanos

El secretario general del bloque manifestó que tres de cada cinco ciudadanos que ha salido de Venezuela se han radicado en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia

La Comunidad Andina alberga al 60 % de los cinco millones de venezolanos emigrados
La Comunidad Andina alberga al 60 % de los cinco millones de venezolanos emigrados

El secretario general de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Jorge Hernando Pedraza, solicitó este jueves ayuda internacional para atender a los migrantes venezolanos, el 60% de cuales se ha establecido en países del bloque.

Pedraza manifestó que tres de cada cinco venezolanos que han emigrado se han radicado en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, que conforman este bloque junto a Venezuela.

“Hay 1 millón 764 mil migrantes venezolanos en Colombia, 829 mil en Perú, 362 mil en Ecuador y más de 10 mil en Bolivia, lo cual genera enormes impactos sociales, económicos, en la seguridad, salud, educación, en el empleo, e incluso en el ámbito cultural y político”, detalló Pedraza, según un comunicado de la CAN, que tiene su sede en Lima.

Dijo que se ha denominado “corredor andino” al área por donde los migrantes venezolanos se desplazan hacia estos cuatro países.

Pedraza destacó “la importancia y urgencia de recibir cooperación internacional para atender las dificultades originadas por este enorme flujo migratorio y resaltó las gestiones intergubernamentales y coordinaciones con organismos internacionales”.

“La Secretaría General seguirá participando activamente y en colectivo, para lograr una migración venezolana ordenada, regular y segura”, comentó.

El secretario general de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Jorge Hernando Pedraza.
El secretario general de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Jorge Hernando Pedraza.

Pedraza participó este jueves en la VI Reunión Internacional sobre Movilidad Humana de Ciudadanos Venezolanos en la Región.

Perú ha recibido a más de 800.000 migrantes venezolanos desde 2016, cuando se agudizó la crisis económica y social en la otrora potencia petrolera. Las autoridades peruanas facilitaron su ingreso con leyes de acogida que les autorizaron a trabajar.

La diáspora venezolana que llegó a Perú lo hizo en condiciones complejas, la mayoría por vía terrestre y a pie después de atravesar Colombia y Ecuador.

Debido a la pandemia del coronavirus, que ha elevado el desempleo en Perú, cientos de migrantes venezolanos han tratado de regresar a su país.

Entre tanto, en el marco de una misión de patrullaje marítimo conformada por varios países el buque de guerra holandés HNLMS Groningen interceptó por tercera vez este mes un cargamento que transportaba drogas. En este caso se trató de un velero que transportaba 80 kilos de cocaína frente a aguas venezolanas.

En total, el buque holandés lleva incautada una tonelada de la droga en septiembre. En las ocasiones anteriores interceptó dos embarcaciones con 455 y 465 kilos de cocaína, respectivamente, de acuerdo a lo informado por el Ministerio de Defensa holandés.

El martes por la madrugada el Groningen y la Guardia Costera del Caribe -la patrulla permanente del país en el este de la región- detectaron en el radar un rápido avance sospechoso. Al monitorear sus movimientos, vieron que una lancha se detuvo junto a un velero.

Ante esta situación, dos barcos interceptores de alta velocidad del buque de guerra holandés se acercaron al velero. Con la colaboración de la Guardia Costera, un bote patrullero remolcó el barco a Curazao.

Guardia Costera del Caribe
Guardia Costera del Caribe

En el puerto de Willemstad, las autoridades hallaron tres fardos con 80 kilos de droga.

Una sola persona iba a bordo, de nacionalidad británica. Tanto el cargamento como el tripulante fueron entregados a la policía local.

Desde julio el Groningen se encuentra activo como buque estación en el Caribe. Este barco de la Armada holandesa se utiliza, entre otras cosas, para operaciones antidrogas y ayuda humanitaria.

La embarcación holandesa, fabricada en 2011, está diseñada exclusivamente para operaciones militares. Cuenta con avanzada tecnología de vigilancia y detección a muchas millas a la redonda. Además, tiene capacidad para detectar movimientos de naves en el mar y en el aire, con avanzados sistemas de radar, comunicaciones y cámaras ultrasensibles.

El Groningen, que participa de la amplia operación antinarcóticos lanzada por Estados Unidos y que apunta principalmente desbaratar los lazos de la dictadura venzolana con el tráfico de drogas, tiene un amplio historial en este tipo de actividades, tanto en el Caribe como en otras partes del mundo.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Un buque de guerra holandés incautó 80 kilos de cocaína frente a aguas venezolanas

EEUU respondió al envío de la misión diplomática de la UE a Caracas: “No se negocia con alguien dispuesto a asesinar”

MAS NOTICIAS