Mauricio Claver-Carone, aspirante a presidir el BID: “Mi candidatura representa un gran compromiso por parte de los EEUU”

El actual asesor de Seguridad Nacional para América Latina de la Casa Blanca habló por primera vez con un medio de la región y detalló alguna de sus planes en caso de ser elegido para el Banco Interamericano de Desarrollo

laureano@infobae.com
Mauricio Claver-Carone, asesor de la Casa Blanca para Asuntos de Seguridad en el Hemisferio y candidato a presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (Prensa Mauricio Claver-Carone)
Mauricio Claver-Carone, asesor de la Casa Blanca para Asuntos de Seguridad en el Hemisferio y candidato a presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (Prensa Mauricio Claver-Carone)

Desde su despacho en la Casa Blanca -donde asesora a Donald Trump en asuntos hemisféricos- Mauricio Claver-Carone espera que el destino del que está pendiente se concrete en septiembre próximo: ser presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ese mes, los gobernadores del organismo de crédito decidirán quién reemplazará a Luis Alberto Moreno por los próximos cinco años. Su nombre es el más firme.

La postulación de Claver-Carone sorprendió: es la primera vez que los Estados Unidos ungen a un candidato para presidir el BID desde su fundación en 1959. Los países que manifestaron su pleno apoyo a la decisión norteamericana son quince hasta el momento. Entre ellos destacan: Ecuador, Colombia, Brasil, Paraguay, Honduras, Haití, Uruguay, El Salvador, Jamaica, Panamá, Venezuela (por medio de Juan Guaidó) y Bolivia.

En diálogo con Infobae, el funcionario de Trump dijo sentirse “honrado” por el desafío, se definió como un apasionado de América Latina y subrayó cuáles son sus planes una vez que sea elegido por los países miembros. También se refirió a las limitaciones ideológicas que impiden a algunas administraciones condenar la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela.

- ¿Cómo tomó la decisión del gobierno de los Estados Unidos de proponerlo para ser el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo?

- La región está viviendo una de las contracciones económicas más profundas de su historia. Ahora, más que nunca, será importante tener un liderazgo nuevo, dinámico y eficaz en el banco, alguien que sea pro-activo en impulsar los intereses de la región. Es por eso que los Estados Unidos decidió postular un candidato. Me siento honrado de ser ese candidato debido a mi comprobada trayectoria trabajando con la región. Tengo una visión muy clara, y ya hemos tomado algunos pasos importantes para mejorar nuestro futuro como socios económicos, amigos y vecinos. Seamos claros: esto representa un gran compromiso por parte de los Estados Unidos. Y mi compromiso personal es que juntos podamos tener éxito en ejecutar cambios transformadores e históricos, por el bien de la región, para acelerar la recuperación actual y el crecimiento económico mutuo.

- Cuenta con al menos quince apoyos explícitos de gobiernos de América Latina, ¿cómo evalúa este respaldo de gran parte de la región?

- Me siento muy halagado por el respaldo que ya hemos recibido públicamente y en privado de la gran mayoría de la región. Es un voto de confianza sobre el trabajo conjunto que ya estamos llevando a cabo. Tenemos la oportunidad de ganar esta elección en una primera ronda, lo cual significaría un gran mensaje de unidad y de propósito, para superar la crisis económica actual y para aprovechar la oportunidad generacional que tenemos para crear un futuro más próspero para todos. En eso se basa la propuesta de América Crece de los Estados Unidos -del cual fui el arquitecto conceptual- en el crecimiento conjunto para la región, el ‘near-shoring’, y el realineamiento de nuestras cadenas de Este-Oeste hacia el Norte-Sur.

- Su candidatura también despertó algunas críticas en sectores de la región, ¿las toma como algo natural o como parte de una campaña de un sector ideologizado o más cercano a posiciones intransigentes?

- Siempre le doy la bienvenida a las críticas constructivas. Pero simplemente se oponen por mi nacionalidad estadounidense, sin evaluar mi herencia latinoamericana y mi comprobada contribución a la región. Mi trayectoria demuestra un compromiso en temas económicos y otras importantes prioridades en la región. A través de la creación de América Crece y los marcos de financiamiento de energía e infraestructura que hemos ejecutado con un tercio de la región o con el esfuerzo para obtener la cartera de $8.500 millones para Latinoamérica y el Caribe de nuestra nueva Corporación de Desarrollo Financiero (DFC). Mi posición en el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue de construir y apoyar lineas de créditos importantes para Colombia y México, y programas de financiamiento para Barbados, Ecuador, Honduras, Jamaica, Haíti, y obviamente, Argentina. Tengo un récord contundente de aportes a la región en su totalidad y todavía tenemos mucho trabajo por delante.

- A Dwight Eisenhower (presidente de los Estados Unidos entre 1953 y 1961) se le atribuye haber dicho que “para que esta institución tenga éxito, la función de liderarla debe pertenecer a los países latinoamericanos”...

- El Presidente Eisenhower nunca dijo eso en el contexto del BID. Esa frase es manipulada de un discurso de Eisenhower en las Naciones Unidas en 1958 (antes de la creación del BID) sobre un conflicto entre el Líbano y Jordania. Eisenhower estaba sugiriendo un banco de desarrollo del Medio Oriente, sin participación de los Estados Unidos, para que inviertan eficazmente sus nuevas riquezas de petróleo. Él habla textualmente sobre “los países árabes”. No menciona a América Latina en ese discurso.

- Esos sectores que critican su postulación creen que no será independiente a Washington. ¿Qué responde a esto?

- Se habla de que sería el primer presidente norteamericano del BID, pero también sería el primer presidente del BID que ha fungido anteriormente como Director Ejecutivo en una institución financiera internacional, habiendo sido Director Ejecutivo de los Estados Unidos en el FMI. Eso implica un entendimiento específico sobre la gobernabilidad de estas instituciones y sobre la primacía de los Directores y Gobernadores. Si soy elegido, trabajaré para todos los países miembros del BID. Prometo ser un abogado eficaz para todos ellos, no solamente dentro del banco, sino también a nivel global en la competencia que existe entre regiones en las instituciones financieras internacionales. De hecho, se podría hasta argumentar que una presidencia norteamericana, como país no-prestatario, representaría mas objetividad y menos conflicto de interés que la de un país prestatario.

- América Latina enfrentará una reconstrucción difícil cuando termine la pandemia por el coronavirus. ¿Cómo imagina el papel del BID a partir de entonces? El organismo será vital para recomponer una región que quedará muy golpeada tras el paso de la COVID-19.

- Un papel de movilización de recursos efectivo y su aplicación eficaz. Francamente, para tener éxito, el banco va a tener que ser financieramente más relevante y pasar de prestar $12.000 millones a más de $17.000 millones al año. También va a tener que recortar el tiempo de aprobar operaciones de 10 meses a 10 semanas. Estas decisiones serían de los Directores y Gobernadores, pero basados en una realidad actual. Va a hacer falta trabajar hábilmente para lograr estas metas. Por otra parte, BID Invest va a tener que ser más efectivo en movilizar recursos. El hecho de que movilice menos de cuatro 0,4 centavos por cada dólar que presta, en comparación con $1,50 que moviliza su homólogo en el Banco Mundial (la Corporación Internacional de Financiamiento, IFC), deja mucho que desear.

- Uno de los países que quedará más golpeado será Venezuela, que ya atraviesa una situación humanitaria dramática. ¿Qué planes tiene pensado para Venezuela una vez que asuma en el BID? ¿Es posible ese plan con Nicolás Maduro en el poder?

- La tragedia de Venezuela es debido al afán de poder y corrupción de Nicolás Maduro y su círculo. Es casi incomprensible que el país más rico en recursos naturales en el hemisferio sea hoy en día el más empobrecido. Venezuela tiene todos los recursos y capital humano para recuperarse económicamente y prosperar y la ayudaremos. Bajo mi liderazgo, el banco trabajará para desarrollar un plan para que estemos todos listos cuando llegue la transición en Venezuela, recurriendo a nuestras herramientas para contribuir de manera impactante en el corto y largo plazo. Apoyaremos lo que será una reconstrucción difícil y compleja. Trabajaremos con países en la región, los Estados Unidos y el resto del mundo para desarrollar un plan, con el apoyo del sector privado, que será un actor muy importante para el futuro de Venezuela. Venezuela llegará nuevamente a ser un poder económico en la región, pero requerirá el compromiso de todos.

- ¿Cree que algunos actores de América Latina deberían ser más claros y contundentes con la condena a las violaciones a los derechos humanos que se hacen en Venezuela? Sólo es suficiente con leer los informes de Michelle Bachelet para saber lo que sucede en aquel país. ¿Por qué cree que no ocurre esto? ¿Complicidad? ¿Cierta simpatía?

- Los derechos humanos son universales y no debería haber limitaciones ideológicas para su condena. Las dictaduras de izquierda en la región hoy merecen la misma condena y presión de parte de la comunidad internacional que las dictaduras de derechas en el siglo XX. En el siglo XXI, tenemos que sobrepasar los complejos históricos del pasado.

- Usted es uno de los mayores conocedores de la región. Sus orígenes, su currículum y sus actuales funciones así lo dejan ver. ¿Qué tipo de desarrollo cree que necesita América Latina para poder despegar definitivamente?

- Más que conocedor, diría que soy un apasionado de la región. Lo más importante es generar empleos. Tenemos que enfocarnos en crear programas, inversiones e incentivos que generen y favorezcan empleos de calidad, que mejoren la competitividad, y la productividad pública y privada. Debemos enfocarnos en una transición al empleo y fortalecer el sector formal en la región. Eso seria un gran paso en nuestro desarrollo para que la región sea aun mas competitiva al nivel global. Su crecimiento debe ser basado en que se garantice una mayor y mejor participación de la mujer, pero también de los indígenas, de los afrodescendientes y los más vulnerables.

- América Latina debería ser uno de los mercados más atractivos del planeta con casi 700 millones de habitantes. ¿Cómo puede transformarse en un mercado que atraiga inversiones?

- Creo que basta ya de décadas perdidas. En el pasado se ha hablado mucho de la integración Norte-Sur, sea durante la fundación del BID en 1959, o en la década de los 90 cuando se proponía un área de libre comercio para las Américas. Sin embargo, la realidad es que esos flujos terminaron estableciéndose de Este-Oeste. La diferencia hoy es que la importancia de la cadenas Norte-Sur se está discutiendo por primera vez en las propias juntas directivas de la mayores empresas norteamericanas. La crisis actual, el cierre de las fronteras, y las vulnerabilidades de las cadenas de abastecimiento han servido como una lección poderosa sobre la importancia del vinculo Norte-Sur para nuestra seguridad económica y nacional. Por supuesto, para que América Latina se beneficie, cada país individual será el conductor de su propio destino. Aquellos que tengan estabilidad política y económica, transparencia y un claro y confiable estado de derecho, serán los más beneficiados.

Mauricio Claver-Carone, candidato a presidir el BID: "Aquellos que tengan estabilidad política y económica, transparencia y un claro y confiable estado de derecho, serán los más beneficiados" (Prensa Mauricio Claver-Carone)
Mauricio Claver-Carone, candidato a presidir el BID: "Aquellos que tengan estabilidad política y económica, transparencia y un claro y confiable estado de derecho, serán los más beneficiados" (Prensa Mauricio Claver-Carone)

- En este contexto regional, ¿cómo ve el rol de mujeres en el crecimiento económico de América Latina?

- Las mujeres son el motor de las economías de Latinoamérica y el Caribe, particularmente en la creación de pequeñas y medianas empresas. Por eso, en el Tesoro trabajé en la Iniciativa de Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (We-Fi), promulgado por los Estados Unidos y basado hoy en el Banco Mundial. También, por vía de nuestra Corporación de Desarrollo Financiero (DFC) creamos el programa 2X para mejorar el acceso a capital de mujeres emprendedoras, lo cual lanzamos en Paraguay, Colombia y Honduras. Y creamos un algoritmo para medir el impacto de los proyectos del DFC, llamado Impact Quotient (IQ), que incluye el impacto a mujeres en particular. Podemos hacer mucho más en el BID, y por supuesto, con un equipo diverso que incluya a mujeres líderes en finanzas en la región.

- Por último, ¿qué le diría a la gente en general, al ciudadano común respecto a su posible llegada al BID?

- Estoy preparado para conducir el destino del BID y sumamente entusiasmado en trabajar en objetivos concretos que mejoren la vida de los pueblos de las Americas. En la región los recursos naturales son diversos y valiosos, pero lo es más aún su gente. Simplemente necesitan de inversión, oportunidades de empleo y más acceso a la educación para el mayor beneficio de todos. El potencial es inmenso, debemos impulsar las herramientas necesarias para ese desarrollo y crecimiento en beneficio de todos los habitantes de la región, por igual, sin distinción de sexo, ideología o religión. El futuro es compartido, incluyendo nuestra recuperación, crecimiento y prosperidad.

Twitter: @TotiPI

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Por primera vez en la historia, Estados Unidos postulará un candidato para la presidencia del BID

MAS NOTICIAS