El gobierno brasileño continuará recomendando la hidroxicloroquina pese a que la OMS suspendió sus ensayos con el fármaco por seguridad

“Seguimos muy tranquilos y serenos, y no habrá ninguna modificación” en la recomendación, declaró Mayra Pinheiro, Secretaria de Gestión del Trabajo y de la Educación en Salud. El organismo de la ONU había detectado un un mayor índice de mortalidad en enfermos que recibieron tratamiento con ese medicamento

El presidente brasileño Jair Bolsonaro. Foto: REUTERS/Adriano Machado
El presidente brasileño Jair Bolsonaro. Foto: REUTERS/Adriano Machado

El Ministerio de Salud brasileño anunció este lunes que mantendrá su recomendación de utilizar hidroxicloroquina en pacientes que hayan contraído el nuevo coronavirus, pese a la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de suspender temporalmente los ensayos clínicos con ese fármaco como medida de precaución.

Seguimos muy tranquilos y serenos, y no habrá ninguna modificación” en la recomendación, declaró al respecto Mayra Pinheiro, Secretaria de Gestión del Trabajo y de la Educación en Salud en una rueda de prensa en Brasilia.

Presionado por el presidente Jair Bolsonaro, el Ministerio de Salud de Brasil, el país más golpeado por el coronavirus en América Latina y segundo en cantidad de casos positivos a nivel mundial, divulgó la semana pasada un documento en el que ampliaba las recomendaciones del uso de la cloroquina e hidroxicloroquina a los casos leves de COVID-19 pese a la falta de evidencias concluyentes sobre su eficacia. Hasta entonces recomendaba su uso en los casos más graves.

La decisión desató una ola de críticas en la comunidad científica brasileña.

Este lunes, la OMS anunció la suspensión “temporal” de los ensayos clínicos con hiroxicloroquina que realizaba en varios países, a raíz de la publicación de un estudio el viernes en la revista médica The Lancet que considera ineficaces y hasta contraproducentes el uso de cloroquina y sus derivados para luchar contra la covid-19.

Tras leer la publicación, decidimos a la luz de estas dudas ser cautos y suspender temporalmente la afiliación a este medicamento”, explicó la jefa de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan Chief Scientist.

Tras la pausa en los ensayos, la OMS continuará recopilando datos para confirmar los publicados por la revista médica y revisará la decisión en futuras reuniones junto a responsables médicos de los países que llevan a cabo los ensayos patrocinados por la organización, bajo el programa Solidarity Trial.

El ex ministro de Salud brasileño, Nelson Teich. Foto: REUTERS/Adriano Machado
El ex ministro de Salud brasileño, Nelson Teich. Foto: REUTERS/Adriano Machado

No obstante, Pinheiro aseguró que los resultados no tienen influencia en las directrices publicadas por el gobierno de Bolsonaro.“No se trata de un ensayo clínico, es solo un banco de datos recogidos en varios países, y eso no entra en el criterio de un estudio metodológicamente aceptable para servir de referencia para ningún país del mundo ni para Brasil”, declaró.

La presión de Bolsonaro para ampliar el uso del medicamento es apuntada como la principal causa de la renuncia del último ministro de Salud, el oncólogo Nelson Teich, quien ocupó el cargo durante menos de un mes tras la salida de su antecesor, Luiz Henrique Mandetta, quien había salido por divergencias -muchas de ellas de caracter público- con el mandatario sobre la gestión de la crisis. Teich fue reemplazado de manera interina por el general Eduardo Pazuello, quien autorizó la difusión de esa nueva recomendación.

El presidente estadounidense, Donald Trump, es otro defensor de la utilización del fármaco, e incluso reveló que duerante semanas tomó, a modo de prevención, un comprimido de hidroxicloroquina de manera diaria. La semana pasada aseguró que el tratamiento estaba próximo a concluir.

Brasil es el sexto país del mundo con más muertos por el coronavirus (23.473) y el segundo con más casos confirmados (374.898), solo por detrás de Estados Unidos.

El pico de la pandemia en este país de 210 millones de habitantes no se espera a hasta principios de junio, pero Bolsonaro sigue en campaña contra las medidas de cuarentena adoptadas con mayor o menor intensidad por casi todos los gobernadores.

En varios estados, las unidades de cuidados intensivos (UCI) están al borde de la saturación. Entre ellos se cuentan Río de Janeiro y Ceará.

Con información de AFP

Más sobre este tema:

Brasil reportó 807 nuevas muertes por coronavirus y el total asciende a 23.473

La OMS suspendió temporalmente los ensayos clínicos de hidroxicloroquina por “seguridad”

MAS NOTICIAS