La cuarentena por coronavirus demora el debate legislativo para fijar la nueva fecha de las elecciones en Bolivia

El proyecto de ley que propone que las presidenciales se realicen entre el 7 de junio y el 6 de septiembre, pero diputados y senadores no se reúnen para evitar contagios

Desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Un trabajador local limpia las calles como medida preventiva, debido al brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Santa Cruz, Bolivia, el 26 de marzo de 2020. REUTERS/Rodrigo Urzagasti
Un trabajador local limpia las calles como medida preventiva, debido al brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Santa Cruz, Bolivia, el 26 de marzo de 2020. REUTERS/Rodrigo Urzagasti

Los partidos políticos de Bolivia han acordado modificar la fecha de las elecciones previstas para el 3 de mayo por la crisis del coronavirus, pero algunos como el MAS, CC y Creemos consideran que el proyecto de ley entregado el jueves último por el Tribunal Supremo Electoral a la Asamblea Legislativa no debería ser debatido durante la duración de la cuarentena total dispuesta por el gobierno transitorio de Jeanine Añez hasta el 15 de abril.

La presidenta del Senado, Eva Copa, confirmó haber recibido el proyecto de ley que propone que las elecciones presidenciales se realicen entre el 7 de junio y el 6 de septiembre. El documento fue remitido a la comisión legislativa respectiva para su consideración en los plazos establecidos por la normativa, pero no se tratará hasta el levantamiento de la cuarentena, ya que no se quiere poner en riesgo la seguridad de los diputados y senadores que apenas reunieron quórum para aprobar en horas recientes una ley de medidas para enfrentar el coronavirus. Otro de los argumentos centrales para frenar el debate del proyecto enviado por el TSE es que todas las autoridades están enfocadas en la atención de la emergencia sanitaria y económica por la pandemia, según lo dijo la presidenta del Senado, Eva Copa. “Nuestra prioridad es cuidar la vida de los bolivianos y vamos a esperar una evaluación.La ley llegó y la hemos remitido a diputados, pero primero debe haber una evaluación de la cuarentena con los organismos internacionales y veremos si las fechas son prudentes”, afirmó la senadora del partido de Evo Morales.

Con Eva Copa también coincide el presidente de la Cámara de Diputados, Efraín Choque, militante del MAS. El asambleísta dijio que no se tratará el proyecto de ley mientras dure la cuarentena y los legisladores sólo están dispuestos a arriesgar sus vidas reuniéndose para tratar asuntos sanitarios y económicos derivados del coronavirus. Adelantó que una vez se levante el aislamiento total del los ciudadanos pueden analizar y hasta devolver el documento al Tribunal Electoral, ya que notan que no hay consenso entre los partidos sobre la franja de tiempo definido para la realización de la votación. Choque considera que el Tribunal debe acordar con las organizaciones políticas y, si no lo hace, la Comisión de Costitución de la Cámara de Diputados se encargará de buscar los consensos con los representantes de los ocho candidatos presidenciales.

Tanto el MAS, de Luis Arce, como Comunidad Ciudadana, de Carlos Mesa, y Creemos, de Luis Fernando Camacho, están de acuerdo con posponer las elecciones del 3 de mayo por los efectos del coronavirus, pero expresaron su desacuerdo con la definición de la nueva fecha cuando el país está concentrado y ocupado en encarar la crisis sanitaria y en acatar la cuarentena.

El vocero de Creemos, Erick Morón, cuestionó al TSE por haber entregado el proyecto de ley de convocatoria a nuevas elecciones a la Asamblea Legislativa en un momento en que Bolivia está afectada por la pandemia. “No podemos adivinar hasta cuándo durará la crisis como para definir con certeza la fecha de las elecciones. Sería irresponsable que la Asamblea Legislativa defina una nueva. Al ciudadano no le interesa ahora si la votación es mañana o no, sino cuándo vamos a ganar la batalla contra el coronavirus. Supongamos que se fija para junio y la cuarentena se amplía después del 15 de abril o hay nuevas medidas, no sabemos ahora qué pasará. Más bien esperamos que el TSE destine los 7 millones de dólares de financiamiento de la propaganda de los partidos a la lucha contra la pandemia, como lo ha propuesto nuestro candidato presidencial”, sostuvo.

El candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana, Gustavo Pedraza, también comparte la posición de quienes creen que en este momento la urgencia de los bolivianos es la lucha contra el coronavirus y no las elecciones. “Nuestras fuerzas están dirigidas a evitar los contagios y quedarnos en casa.Cuando la pandemia esté controlada se debe hacer el análisis con los organismos internacionales del tiempo en el que se debería hacer la votación. No es oportuno tomar ahora una decisión sobre la fecha si no sabemos el impacto real.Sería irresponsable hacerlo a ciegas”, afirmó.

Sin embargo,el coordinador de campaña de CC, Ricardo Paz, declaró a un medio televisivo que las elecciones se deben realizar en el tiempo más breve posible y no en el periodo establecido por el TSE, que pone un tope hasta septiembre, al que considera extenso. “Debe ser una decisión de carácter técnico y no por conveniencias políticas”, remarcó Paz.

Mientras tanto, el candidato presidencial del MAS, Luis Arce, difundió un comunicado de su partido en el que establece que la decisión de la nueva fecha de las elecciones no debería darse durante la cuarentena, porque la prioridad de Bolivia es otra. También plantea realizar el 15 de abril una reunión de todos los partidos para llegar a un consenso sobre la nueva fecha y expresa su desacuerdo con el envío del proyecto de ley del TSE al Legislativo, en el que ya se establece una franja de fechas sin tener un acuerdo. El partido de Evo Morales considera que a mitad del próximo mes se debe realizar el encuentro de fuerzas políticas para acordar cuándo se vota. La posición del MAS es que sea lo antes posible.

infobae-image

Otro candidato presidencial que se pronunció es el surcoreano Chi Hyun, quien cree que las elecciones generales se deben realizar entre septiembre y noviembre de este año.”Hay un nuevo escenario inclusive económico.El virus puede quedarse con nosotros todo el año. Después de esta pandemia, el futuro es otro”, opinó el candidato.

Para el presidente del TSE, Salvador Romero, apenas tenga las condiciones para sesionar la Asamblea Legislativa debería dar un tratamiento prioritario al proyecto de ley de nuevas elecciones. El vocal recordó que son los propios partidos los que participaron en reuniones con el Tribunal y establecieron los puntos esenciales del curso que debe seguir la elección, aunque hubo algunas divergencias.

Uno de los candidatos presidenciales que dio su total respaldo a la iniciativa del TSE de paralizar el calendario electoral y enviar al Legislativo un proyecto de ley para cambiar la fecha es Jorge Quiroga.

En medio de la crisis del coronavirus han surgido acusaciones de electoralización principalmente entre los colaboradores de la Presidenta y candidata Jeanine Añez y los del MAS, de Evo Morales.

Tanto el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, como el de Defensa, Fernando López, se han quejado de un posible boicot para el acatamiento de la cuarentena y para respaldar las acciones sanitarias. “Algunos gobernadores y alcaldes están haciendo política. Nosotros estamos luchando contra la impronta y la estupidez política. Hay algunas autoridades sanitarias que bloquean y no trabajan por hacer política”, cuestionó el ministro de Defensa, Fernando López en un canal de televisión.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los números del coronavirus en el mundo: dónde es más letal y los países que no reportan casos


MAS NOTICIAS