Keiko Fujimori es escoltada por agentes de policía después de que un juez le ordenó que volviera a la cárcel en espera de un juicio por las acusaciones de que usó a su partido para lavar dinero para la empresa brasileña Odebrecht el 31 de octubre de 2018 (Cortesía del Palacio de Justicia/Handout vía REUTERS)
Keiko Fujimori es escoltada por agentes de policía después de que un juez le ordenó que volviera a la cárcel en espera de un juicio por las acusaciones de que usó a su partido para lavar dinero para la empresa brasileña Odebrecht el 31 de octubre de 2018 (Cortesía del Palacio de Justicia/Handout vía REUTERS)

La líder opositora Keiko Fujimori cumplirá prisión preventiva por 15 meses, hasta abril de 2021, mientras es investigada por cuatro delitos, entre ellos lavado de activos, de acuerdo a lo resuelto por el juez Víctor Zúñiga.

El magistrado afirmó que la prisión preventiva cumple con los estándares de proporcionalidad referidos, pues resultara idónea, adecuada, necesaria y proporcionalmente estricta.

Zúñiga dijo que Fujimori estaría involucrada en el delito de lavado de activos cuando fue legisladora (2006-2011) y cuando habría intentado ser la más importante funcionaria de la nación, en las campañas electorales de 2006 y 2011.

Minutos antes de la resolución, Fujimori ingresó a la sala de audiencias acompañada por su esposo, Mark Vito, y esperó a que el juez termine la lectura del fallo, que inició a primera hora de este martes.

De inmediato, la Policía Judicial detuvo a la fundadora del partido Fuerza Popular para llevarla a la carceleta del Poder Judicial, donde se tramitará su ingreso en el penal de mujeres de Chorrillos.

Su abogada Giuliana Loza dijo que apelará la medida, mientras que el Ministerio Público, que había solicitado 18 meses de prisión preventiva, se declaró conforme con la resolución.

La ex legisladora ya cumplió más de un año de prisión preventiva por este caso, entre 2018 y 2019, y había sido excarcelada por decisión del Tribunal Constitucional por aparentes irregularidades en la tramitación de esa medida.

Fujimori es investigada por el fiscal José Domingo Pérez por la presunta comisión de cuatro delitos, entre ellos lavado de activos durante sus campañas electorales de 2011 y 2016, en las que presuntamente recibió un millón de dólares de la empresa brasileña Odebrecht.

Durante la lectura de la resolución, el juez Zúñiga manifestó que hay sospecha suficiente de peligro de fuga de Fujimori, dado que su arraigo posesorio o domiciliario no es de calidad, alta sospecha de la comisión de los delitos imputados y obstaculización de la Justicia.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: