La presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, junto al subsecretario de Estado para asuntos políticos, David Hale, en el Palacio Presidencial. Foto: REUTERS/David Mercado
La presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, junto al subsecretario de Estado para asuntos políticos, David Hale, en el Palacio Presidencial. Foto: REUTERS/David Mercado

Estados Unidos tiene la intención de enviar un embajador a Bolivia para ayudar a restablecer una “relación normal” entre los países, dijo el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos del país, David Hale, en un video publicado el jueves.

La medida marcaría el regreso de un embajador estadounidense a La Paz por primera vez en más de una década. Estados Unidos tenía un Encargado de Negocios en el país sudamericano desde que el entonces presidente Evo Morales ordenara que el embajador Philip Goldberg se fuera en 2008, culpándolo de las protestas de la oposición contra su Gobierno.

Hale dijo en la declaración publicada en el sitio web de la embajada de Estados Unidos que dio la bienvenida a la nueva oportunidad de “fortalecer nuestra relación y entendimiento mutuo”.“Como próximo paso, Estados Unidos enviará una vez más un embajador a La Paz para continuar estas conversaciones y restablecer una relación normal entre nuestra gente”, agregó.

La medida retribuye la decisión del gobierno interino de Jeanine Áñez, que en noviembre del año pasado designó a Walter Oscar Serrate Cuellar como embajador en el país norteamericano.

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, con el embajador en Estados Unidos, Walter Oscar Serrate Cuellar
La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, con el embajador en Estados Unidos, Walter Oscar Serrate Cuellar

En otro pasaje de su video, Hale se refirió a las elecciones que tendrán lugar en el país el próximo 3 de mayo y destacó el trabajo del gobierno interino hacia ese objetivo. “Quiero reconocer ese compromiso y los esfuerzos de la presidente Áñez, del Gobierno de transición y del Tribunal Supremo Electoral en preparar el camino para el futuro Gobierno y sus líderes, gane quien gane”, expresó.

Las elecciones reemplazarán aquellos que tuvieron lugar el pasado 20 de octubre, y cuyas irregularidades -que la OEA luego concluyó fueron “manipulaciones dolosas” por parte del gobierno de Morales- catalizaron la convulsión política y social que derivó en la renuncia del entonces presidente el 10 de noviembre.

Desde entonces se ha conformado un nuevo Tribunal Superior Electoral y sancionado una ley que prohíbe la participación tanto de Morales como quien fuera su vice a lo largo de sus administraciones, Álvaro García Linera. El pasado 19 de enero el ex jefe de Estado, en Argentina desde el pasado 12 de diciembre en calidad de refugiado político, anunció que la fórmula presidencial del partido estará compuesta por el ex ministro de Economía Luis Arce y el ex canciller, David Choquehuanca.

Por la oposición ya anunciaron la intención de competir los siguientes políticos: El ex presidente de Bolivia, Jorge “Tuto” Quiroga; Carlos Mesa, principal contendiente de Morales en los comicios fallidos de octubre; Chi Hyun Chung: Luis Fernando Camacho, líder del Comité Cívico de Santa Cruz, quien el 31 de diciembre selló un acuerdo con Marco Pumari para que sea su compañero de fórmula. Por su parte, Añez propuso celebrar una “cumbre de líderes políticos” para formar un frente común contra el MAS.

Más sobre este tema: