Daniel Ortega y Evo Morales (Reuters)
Daniel Ortega y Evo Morales (Reuters)

Daniel Ortega advirtió este jueves sobre las consecuencias que puede tener la pérdida de credibilidad de la vía electoral, tras los sucesos en Bolivia que obligaron a Evo Morales a renunciar.

“Hemos apostado a la vía electoral, pero lo de Bolivia es una prueba de fuego para que se pueda sostener la mínima confianza en la vía electoral, de lo contrario los pueblos se sentirán con todo el derecho de tomar las armas para buscar el poder por la vía revolucionaria”, dijo Ortega.

El mandatario nicaragüense habló en la clausura de la reunión extraordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana (ALBA), que sesionó en Managua con motivo de lo que consideran un golpe de Estado en Bolivia. Al encuentro asistieron el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, la vicecanciller de Cuba, Ana González, el depuesto canciller boliviano Diego Pari y el anfitrión, Denis Moncada.

Daniel Ortega creó un ejército paramilitar para sofocar la rebelión ciudadana que inició en abril del 2018 en Nicaragua. Inicialmente negó su existencia y la atribuyó a montajes, luego dijo que eran ciudadanos sandinistas armados para defenderse y finalmente aseguró que era “policías voluntarios”.
Daniel Ortega creó un ejército paramilitar para sofocar la rebelión ciudadana que inició en abril del 2018 en Nicaragua. Inicialmente negó su existencia y la atribuyó a montajes, luego dijo que eran ciudadanos sandinistas armados para defenderse y finalmente aseguró que era “policías voluntarios”.

Morales renunció a la presidencia el domingo, luego de tres semanas de protestas, un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre irregularidades en los comicios del 20 de octubre, y la pérdida de apoyo del Ejército y la Policía.

“Que lo piensen bien, están jugando con fuego. Lo que esta pasando en Bolivia es algo increíblemente tenebroso”, dijo Ortega y responsabilizó a la OEA de “una jugarreta” contra el país andino.

El líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) sabe de lo que habla al referirse a las armas. El FSLN encabezó la Revolución Sandinista que libró una lucha armada y derrocó al régimen de Anastasio Somoza en 1979.

Daniel Ortega
Daniel Ortega

Ortega afirmó que Morales había transitado por la ruta electoral, pero que fue víctima de “una trampa bien montada” y se “desencadenó el golpe” que lo quitó del poder. “Eso no es nada improvisado, eso no tiene nada que ver con que el pueblo salió en forma espontanea. Todo eso estaba planeado, organizado, dirigido. ¿Por quiénes? Por los que están siempre dirigiendo allá en los Estados Unidos”, añadió.

En su declaración final, los países miembros del ALBA apoyaron el regreso a Bolivia de Morales para “devolver la estabilidad y la paz a ese país”.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: