Fernando Camacho (Crédito: Samy Schwartz)
Fernando Camacho (Crédito: Samy Schwartz)

Fernando Camacho, presidente del Comité pro Santa Cruz, le habló a las miles de personas que se movilizaron al Cristo Redentor para pedirles que no se cansen y ratificó el paro indefinido. Además, subrayó: "No vamos a aceptar ninguna auditoría, queremos que se anulen las elecciones”. Esto lo dijo luego de que la OEA confirmara que instalará una comisión para un nuevo recuento de votos.

“No vamos a aceptar ninguna auditoría. No queremos nosotros ninguna auditoría. Queremos que se anulen las elecciones. El jueves, el Conade ha convocado a un gran cabildo. Tiene un solo motivo, que ratifiquemos todos ir a un nuevo proceso y exigir un nuevo tribunal electoral, y ojo, en el cabildo no vamos a permitir que haya ninguna suspensión de medidas. Si existe la propuesta, Santa Cruz se va a oponer, porque vamos a seguir en las calles”, comentó Camacho.

A su vez, de acuerdo a lo que publicó El Deber, dejó en claro que el paro indefinido es una expresión del pueblo, en donde el propio pueblo tiene el poder de decidir su rumbo y no un político o una agrupación.

Acá manda el pueblo, aquí pone y saca el pueblo y ese es el compromiso. No nos interesa si a un partido le conviene una cosa o la otra, queremos que se anulen las elecciones porque es nuestro voto y somos nosotros los que vamos a hacer respetar ese voto”.

Protestas en Cochabamba
Protestas en Cochabamba

Por su parte, la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) de Bolivia, una organización afín al Gobierno de Evo Morales, ha hecho un llamamiento a la movilización pacífica nacional para rechazar el “golpe de Estado cívico-político”.

Instruimos movilizarnos pacíficamente a nivel nacional con marchas y concentraciones en repudio al golpe de Estado cívico-político. Los trabajadores del campo y de las ciudades defenderemos el voto de los trabajadores, de los campesinos, indígenas, obreros y sectores urbanos que nos llevaron a la victoria el 20 de octubre”, ha señalado la Conalcam, tras una reunión de “emergencia” con el mandatario, según ha recogido el diario La Razón.

Asimismo, la Conalcam ha insistido en que el pueblo boliviano “derrotará al golpe de Estado cívico-político y defenderá la victoria democrática”.

La Conalcam también ha acusado al candidato opositor Carlos Mesa y al Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de buscar una situación de crisis social, política y económica para provocar enfrentamientos entre el pueblo boliviano.

“El planteamiento de anulación de las elecciones del 20 de octubre es una confesión de parte de un grupo sedicioso y conspira para generar un golpe cívico-político, un atentado abierto a la institucionalidad puesto que no existe ningún argumento que justifique su intento de anular la voluntad de millones de soberanos”, ha recalcado en un documento.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: