LA OEA se reune hoy en Washington para analizar la situación en Bolivia
LA OEA se reune hoy en Washington para analizar la situación en Bolivia

El director de observación electoral de la OEA, Gerardo de Icaza, afirmó este miércoles que sería una “mejor opción” convocar a una segunda vuelta electoral en Bolivia, incluso en el caso de que el actual presidente boliviano, Evo Morales, consiga suficiente margen para alcanzar la victoria en primera vuelta.

En el caso de que, concluido el cómputo, el margen de diferencia sea superior al 10%, estadísticamente es razonable concluir que será por un porcentaje ínfimo. Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta”, afirmó De Icaza durante una conferencia de prensa en La Paz.

El cómputo oficial de las elecciones en Bolivia está este miércoles cerca del 97 % del escrutinio de votos, con el líder indígena a solo unas décimas de alcanzar la victoria en primera vuelta, en un recuento que la oposición considera fraudulento.

En simultáneo, el jefe de la misión de observación electoral de la misión de la OEA en Bolivia presentó un informe en La Paz de cómo se desarrollaron las elecciones en Bolivia, donde destacó que el órgano electoral ha perdido credibilidad, generando polarización y desconfianza frente al árbitro de este proceso y la falta de transparencia en el proceso posterior a la votación, pero también por la inequidad que se registró durante la campaña previa.

Reiterando los cuestionamientos a la actuación del tribunal electoral por la forma en que ha llevado adelante el conteo, marcando como un hecho muy negativo la renuncia de Antonio Costas.

Agregó que debido al contexto y si hubiese un resultado muy ajustado, frente a los cuestionamientos al proceso, sería una mejor opción convocar a segunda vuelta.

Dijo que no corresponde que Evo se declare ganador porque aún no hay un resultado definitivo. Y expresó que el trabajo que realizará la misión de la OEA es un examen de integridad, que incluye diversos aspectos y un riguroso control de los mecanismos de cadena de custodia de las actas. Enfatizó que los resultados deben ser vinculantes.

(Con información de Tuffi Aré Vásquez y EFE)