La joven pareja salió a disfrutar de la noche cusqueña el viernes pasado. Primero fueron a comer y luego a bailar a un boliche, ubicado en la calle Belén de la más emblemática ciudad peruana.

Héctor Yulino Vidal López tenía 36 años y Maybeth Espinoza Flórez, 34. Los dos habían nacido en el departamento de Áncash y trabajaban como guías de montaña.

Edwin Vergara López, hermano de Héctor, contó que los jóvenes se fueron de la discoteca pasada la 01.00 de la madrugada del sábado, según informa la agencia Andina. Caminaron unos metros y se detuvieron en el Puente Belén, que cruza la Avenida del Ejército.

Una cámara de seguridad registró el trágico incidente. A la 01.25, Maybeth, que estaba apoyada sobre la baranda del puente, abrazó a su novio, trató de sentarse en el borde y, para sostenerse, lo envolvió con sus piernas a la altura de la cintura.

Todo ocurrió en un segundo. La joven se fue hacia atrás, Héctor no pudo hacer equilibrio y cayeron juntos al vacío.

La caída, de una altura de 15 metros, les provocó lesiones que resultarían letales. Los transeúntes que pasaban por la avenida trataron de asistirlos y llamaron a una ambulancia.

El puente del que cayeron los jóvenes
El puente del que cayeron los jóvenes

La Policía y los profesionales de la salud no tardaron en llegar. Los dos ingresaron en estado crítico a la unidad de cuidados intensivos del hospital de Contingencia.

Héctor Yulino Vidal López tenía 36 años
Héctor Yulino Vidal López tenía 36 años

Los médicos trataron de salvarlos, pero no sobrevivieron a las intervenciones quirúrgicas. Tenían múltiples fracturas en la cabeza, que les provocaron un traumatismo craneoencefálico severo.

Maybeth Espinoza Flórez tenía 34 años
Maybeth Espinoza Flórez tenía 34 años

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue central de Cusco, donde fueron sometidos a una necropsia. Las autoridades los entregaron el lunes a sus familiares, que los llevaron a la ciudad de Huaraz, en Áncash, donde ambos nacieron.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: