Alan Garcia (REUTERS/Guadalupe Pardo/File Photo)
Alan Garcia (REUTERS/Guadalupe Pardo/File Photo)

El ex presidente Alan García se disparó en la cabeza esta mañana en su casa de Lima tras el arribo de una comitiva policial que iba a arrestarlo en cumplimiento de una orden de la Justicia, que investiga un caso se corrupción que lo involucra junto a la empresa brasileña Odebrecht.

Según el primer parte difundido por el Ministerio de Salud del gobierno de Perú, está en la mesa de operaciones del hospital Casimiro Ulloa desde su ingreso con "diagnóstico de disparo de bala, con entrada y salida en la cabeza", su estado es "delicado" y de "pronóstico reservado".

Versiones periodísticas indican además que durante la intervención que se lleva a cabo el político tuvo "tres paros cardíacos" de los que salió con vida tras la exitosa reanimación practicada por los médicos.

Una imagen de la tomografía que circuló en las redes fue analizada por el congresista aprista Mauricio Mulder en Radio Exitosa, quien remarcó que le taparon los oídos para reducir la cantidad de sangre que salía por esos orificios, mientras que se aprecia también "daño cerebral" y los orificios de entrada y salida del proyectil.

La policía custodia las afueras del hospital Ulloa, mientras militantes a favor y en contra de García chocan en las inmediaciones (REUTERS/Guadalupe Pardo)
La policía custodia las afueras del hospital Ulloa, mientras militantes a favor y en contra de García chocan en las inmediaciones (REUTERS/Guadalupe Pardo)

La entrada al hospital Casimiro Ulloa se produjo a las 7:10 AM de Perú (12:10 GMT), unos 30 minutos después de que la policía llegara a su domicilio para ejecutar la orden jurídica que indicaba el arresto por diez días.

En el hospital es acompañado por congresistas de su partido o allegados como el mencionado Mauricio Mulder, Jorge del Castillo, Luciana León y Javier Velázquez, entre otros. Además, hay una gran cantidad de simpatizantes del partido de García y de críticos al político, que incluso se han enfrentado. La policía ha debido resguardar el lugar con una gran cantidad de efectivos.

La ministra de Salud Zulema Tomás también está en el lugar y provocó gritos de reprobación a su llegada.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: